Adaptarse a los tiempos que corren, la fórmula del teatro en 2021 - LA GACETA Tucumán

Adaptarse a los tiempos que corren, la fórmula del teatro en 2021

El Mercedes Sosa abrirá su sala el 10 de este mes. Cuál es la situación de la actividad.

01 Ene 2021 Por Nicolás Iriarte
1

TEATRO. Foto de Archivo LA GACETA

El 2020 fue para todos un año difícil. Muy difícil. La cultura en nuestro país no solo fue testigo de eso sino que además experimentó las peores consecuencias de la pandemia. En Tucumán, el teatro cerró las puertas de sus salas a mediados de marzo, como todo, y todavía no puede abrirlas. Aún así, la expectativa por la reapertura en enero, el aprendizaje y las adaptaciones a una nueva era a partir de 2021, es importante entre algunos de sus protagonistas.

“Ha sido un año muy difícil para el teatro en Tucumán, sobre todo para las salas independientes porque en ningún momento pudieron cumplir su cometido”, asegura el director Nicolás Aráoz. Con la posibilidad certera de que en enero la actividad retome aunque sea parte de su ritmo, el balance de lo que se pudo hacer y la proyección de lo que se hará, es inevitable. El aprendizaje que surge de ese escenario es clave para Aráoz. “Más allá de lo que no se pudo hacer, personalmente pude trabajar durante el año con dos proyectos. Es importante para mí aprovechar ese trabajo hecho en cuarentena porque creo que, a pesar de las dificultades, los trabajos se enriquecieron en esta época”, explica. “Siempre me han interesado las mezclas y los híbridos entre el cine y el teatro y la virtualidad de las pantallas hizo que el trabajo creciera en esos lugares. En 2021 espero estrenar estos trabajos y dar cuenta de ese crecimiento”, explica Aráoz.

Para Máximo Gómez, teatrista y responsable de la sala La Colorida, es importante después de un año tan duro como el 2020, hacer una transición escalonada hacia la tan esperada normalidad. En el medio, adaptarse a los tiempos que corren con sus ventajas y desventajas, será clave.

En ese proceso transitivo hacia retomar la actividad total, Gómez pretende trabajar sobre cuatro ítems específicos: los talleres, lo virtual, la construcción de nuevos espacios y las obras propiamente dichas.

“Tenemos talleres de teatro para niños y la idea es hacer un trabajo mixto con los profesores. Es decir: pensar actividades virtuales pero que en algún momento lleguen a un punto de encuentro físico”, detalla.

Por más normalidad que alcancemos, la virtualidad a la que tanto recurrimos en este año, no será abandonada del todo. “Intentaremos seguir dándole promoción a la sala en las redes sociales pero no solo como propagando sino también con contenido y porqué no historia”, advierte Máximo que desarrolla desde hace un tiempo en la cuenta de Instagram de la sala, un personaje que va anunciando los espectáculos y eventos.

La construcción de nuevos espacios incluye una sala nueva sobre la que ya están trabajando y un espacio para ofrecer obras al aire libre. “Con eso evitaríamos el riesgo de los contagios”, explica.

En cuanto a las obras, hay dos que podrían ser las primeras en estrenarse en esa sala. Un unipersonal del grupo de Nerina Dip, que trabaja con sombras es ideal para reaparecer sin riesgos para los actores. Un espectáculo para niños dirigido por Gómez sería el otro.

Aperturas con fecha exacta

“El 10 de enero reabre el teatro Mercedes Sosa”, anunció hace un mes Raúl Armisen, director del teatro. “La sala estará al 30% de ocupación, es decir, con unas 500 personas”, explicó. Junto con la reapertura del Mercedes Sosa vuelve el espectáculo Tina, el rumor de una Nación, el musical del Bicentenario para toda la familia que relata la gesta de la independencia.

En La Sodería, la sala que administra Teresita Guardia, ya hay espectáculos confirmados a fines de enero en lo que denominan “platea a cielo abierto”, también adaptándose a los nuevos tiempos. El 28 y 29, por ejemplo, subirá a escena “El Ángel de la vajilla”, de Severo Callaci, de Rosario Santa Fe. El 30 habrá un espectáculo de danza.

Comentarios