La defensa de Alperovich rechaza la indagatoria - LA GACETA Tucumán

La defensa de Alperovich rechaza la indagatoria

Cuneo Libarona y Garrido, abogados del senador, cuestionaron el pedido de dos fiscales. Reclaman que se cite a declarar al edil Mizrahi.

31 Dic 2020 Por Daniel Salvador
1

UN AÑO SIN LA BANCA. José Alperovich está de licencia sin goce de sueldo desde el 27 de noviembre de 2019.

Simplemente dijo que no iba a hablar del espinoso caso. Tampoco de la extensión de su licencia en el Senado por seis meses más Ni si estaba cerca el final de su carrera política y menos del pedido de dos fiscales al juez para que sea indagado. José Jorge Alperovich, denunciado hace más de un año por su sobrina segunda por abuso sexual con acceso carnal (entre diciembre de 2017 y mayo de 2019) en los tribunales de Tucumán y de Buenos Aires, hoy habla a través de sus abogados.

En realidad, ellos ponen énfasis en reiterar que no hay pruebas suficientes que justifiquen esa medida, sino que también en el manifiesto que enviaron al juez Osvaldo Rappa desacreditan las afirmaciones de la denunciante que trabajaba para el senador y piden que citen a declarar a quien vinculan sentimentalmente con ella: el concejal David Mizrahi (peronista-ex alperovichista).

Mariano Cúneo Libarona y Augusto Garrido, defensores del senador, arrancan la nota con la queja de que se enteraron por los medios de que los fiscales Santiago Vismara y Mariela Labozzetta habían pedido la indagatoria de Alperovich. Afirman que ese pedido ni siquiera consta en el Lex 100 (sistema digital del Poder Judicial); y que actos como estos, en estos procesos, provocan daño y presionan a los jueces. “Nadie duda a esta altura del siglo XXI que la prensa condiciona la labor judicial”, subrayan.

Sin pruebas

Según el escrito enviado por los abogados del ex gobernador al juez, al no leer el dictamen de los fiscales (como lo hizo el periodista de Infobae -añaden-) “cualquiera sean sus fundamentos”, consideran necesario antes de una decisión concretar el testimonio de Mizrahi (un actor central, dicen) y de Pamela Guersman (profesional que supuestamente asistió a la denunciante en forma contemporánea a los hechos -apuntan-).

En el tercer punto del manifiesto, los letrados remarcan que no existe “ningún cuadro probatorio cargoso que respalde la declaración de la denunciante”. Agrega que por el contrario, son contradictorias sus versiones con la de los testigos de la defensa.

En esos párrafos, se refirieron -en otros hechos puntuales- a que los viajes durante la campaña electoral se hacían “con mucha gente”, que nunca vieron esos “graves hechos de abuso” que ella relata.

Aluden también a que la denunciante concurría al domicilio familiar del senador, donde inclusive jugaba en un tobogán y bailaba (aportaron un video), y además mencionan testimonios de peritos y allegados que desacreditan los estados de ánimo de la denunciante (crisis) por el supuesto abuso, en cuanto al día y hora ocurridos, según declaró

Contradenuncias

Así como en febrero de este año Alperovich denunció por un supuesto complot a Mizrahi, al diputado nacional Carlos Cisneros (PJ) y al abogado penalista Gustavo Morales (en unas 300 carillas de texto, con capturas de pantalla de chats e imágenes presentó el supuesto plan orquestado en su contra con esta denuncia de la hija de su primo), sus abogados reiteraron otras acusaciones.

En esa cita textual del manifiesto, atacan sin medias tintas la presunta inacción del Juzgado en cuanto al trámite: “Y suponemos también que los fiscales habrán valorado las pruebas (chats y prueba testimonial) vinculadas a la situación de violencia de género a la que la tenía sometida Mizrahi, que le provocó signos físicos en mayo de 2019”.

“De modo que, sin haber leído una línea del dictamen, estamos seguros que no es cierto que la declaración de se encuentra respaldada por prueba que acredita sus dichos”, resaltan.

“La única verdad es que toda la prueba (presentada por la defensa) refutó su denuncia, y consta y es de público conocimiento, que la denunciante cuenta con asesores y organizaciones que apoyan el linchamiento de nuestro defendido, inclusive, jurídicamente”.

Finalmente, al abordar el peritaje de “la licenciada Herrán, que no abordó los hechos de Tucumán (y por tanto obviamente mal pudo expedirse sobre la coherencia global del relato) y tampoco indagó en la incidencia en el trauma de la denunciante la situación vivenciada con Mizrahi, no es razonable que se enjuicie a una persona a partir de afirmaciones del tenor de ‘podría’ o ‘se infiere’”. Por eso piden al juez, “previo a resolver el pedido de los fiscales, se produzca la prueba pendiente”.

Situación actual

El ex gobernador, ex legislador, ex ministro de Economía y actual senador hoy no quiere hablar del caso, pero siempre remarca su inocencia. También que “nunca dejará” la política.

Mientras, el caso de abuso sexual que lo tiene como protagonista es indefinido en cuanto a que si debe ser resuelto en Tucumán o en Buenos Aires. Aún la Corte Suprema de la Nación no resolvió dónde tiene que ser investigado. Por ello, el juez Raúl Cardozo suspendió de oficio los plazos procesales en la causa que se tramita en la Justicia local y que está sin avanzar desde el 19 de octubre.

No trascendió en qué estado está ese expediente judicial, pero el doctor Cúneo Libarona afirmó hace unos días que Alperovich no fue citado a indagatoria y reclamó respeto “por el principio de inocencia”.

Fechas trascendentes

El 22 de noviembre de 2019, la sobrina segunda de Alperovich presentó la denuncia por abuso sexual en tribunales de Tucumán y Buenos Aires.

El 22/2/2020, Alperovich denuncia que el caso fue un complot orquestado por el concejal Mizrahi, el diputado Cisneros y el abogado Morales.

A más de un año de la denuncia, la Corte Suprema de la Nación aún no define si el caso lo resolverá la Justicia de Tucumán o de la CABA.

Comentarios