Los afiliados del Subsidio de Salud deberán pagar como particulares en centros privados

La Asociación de Clínicas y Sanatorios anunció, mediante un comunicado, que rescindió el contrato con el Instituto de Previsión y Seguridad Social de Tucumán.

LA GACETA / ARCHIVO. LA GACETA / ARCHIVO.
30 Diciembre 2020

Los afiliados al Subsidio de Salud, la obra social más grande de la provincia, deberán pagar su atención en centros médicos privados como pacientes particulares a partir del viernes.

Esto se debe a que la Asociación de Clínicas y Sanatorios rescindió el contrato con el Instituto de Previsión y Seguridad Social de Tucumán (Ipsst).

La entidad difundió la decisión mediante un escueto comunicado, en el cual no precisa los motivos de la cancelación del servicio a los afiliados del Subsidio de Salud, aunque se conoce que la obra social mantiene una importante deuda de varios meses con la entidad -en especial, en lo que respecta a la atención de pacientes con síntomas compatibles con covid-19-, y no actualiza los costos de las prestaciones desde hace más de un año.

Firman el comunicado los sanatorios del Norte, del Sur, Modelo, 9 de Julio, Pasquini, Regional, Rivadavia, Mayo, San Lucas, Parque y American Salud; las clínicas Mayo, Sama, Famaillá, Nuestra Señora de la Dulce Espera y Aliviar; los institutos de Garganta Nariz y Oído, de Cardiología y Stock, y los centros Modelo de Cardiología y Privado de Cardiología.

Repudio de estatales

El Frente de Gremios Estatales (FGE) reprochó que el Estado no cancele la deuda con la entidad que reúne a la salud privada. "Repudiamos la falta de compromiso por parte del interventor del Subsidio de Salud (Fernando Avellaneda), de no resolver el problema con la Asociacion Clinicas y Sanatorios y dejar sin prestación a los trabajadores estatales y municipales, junto a su grupo familiar. Solicitamos al Poder Ejecutivo que tome las medidas urgente para que se reestablezcan los servicios, debido a su responsabilidad como ente recaudador de los aportes de los trabajadores", señaló el referente del FGE, Gustavo Salas Correa.

Añadió que no descartan recurrir en amparo a la Justicia para que se normalicen las prestaciones. "Además, pedimos al Poder legislativo que ante la situación de indefensión que dejan a los estatales se sancione una ley de obra social, con participación de los (afiliados) activos y pasivos, que garantice una efectiva prestación, sin cobro de plus médico", añadió.

El FGE representa, entre otros, a los sindicatos municipales de Bella Vista, de Yerba Buena, de Monteros, de Aguilares, de Famaillá, de Simoca, de Tafí del Valle y de Concepción, además de la Central de Trabajadores Argentinos Autónoma, y al sindicato de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres.

Comentarios