Canotaje de velocidad: otro aprobado en altura y en ascenso - LA GACETA Tucumán

Canotaje de velocidad: otro aprobado en altura y en ascenso

Las selecciones argentinas de canotaje finalizaron una nueva concentración en Tafí del Valle.

23 Dic 2020 Por Mariana Apud
6

ACOMPAÑADAS ENTRE ELLAS. Micaela Maslein, Brenda Rojas y Magdalena Garro practican en el dique La Angostura a gran velocidad. Las palistas fueron guiadas por su entrenador que usaba un altavoz. LA GACETA / FOTO DE OSVALDO RIPOLL

Así como en el sistema educativo en cada final de ciclo se aprueba o desaprueba el trabajo, en el deportivo sucede lo mismo. Entonces, luego de tres semanas de entrenamiento en Tafí del Valle, el seleccionado argentino de canotaje de velocidad tiene que evaluar. A-pro-ba-do, sí una vez más. De las ocho concentraciones que vienen realizando los equipos nacionales en la villa tucumana, la nota siempre es satisfactoria, no es novedad, pero lo destacable es que la calificación siempre es ascendente. Ni siquiera se mantiene; sube y sube.

Incluso en este 2020 tan dañino para toda la humanidad. Tan malo para el deporte y que a la selección, la pandemia afectó directamente con cuatro palistas del equipo que tuvieron la covid-19. Cuando se escriba la historia del deporte argentino vinculada a uno de los capítulos más dramáticos en cuanto a crisis de salud a nivel mundial se refiera, el canotaje figurará como la actividad deportiva que tuvo al primer deportista olímpico nacional infectado (ver aparte). Precisamente, se enteró que tenía el virus cuando arribó a Tucumán en julio. Entrenarse en El Cadillal era su objetivo en aquel momento.

Antes, como todos los atletas del mundo, los 10 palistas que estuvieron hasta el domingo en la provincia tuvieron que lidiar con la frustración del aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio para el próximo año. Con toda esa convulsión y alteración de agenda, el entrenamiento en la altura de Tafí del Valle nunca desapareció. La ganancia fisiológica que obtienen en la altura los deportistas del canotaje es tan valiosa luego en el llano, que ni una pandemia puede sacarla del plan de trabajo.

Ciclismo, trote, un gimnasio montado en el hotel que estuvo cerrado para la delegación con autorización para circular por la provincia entre el 1 y 20 de diciembre, fueron algunas de las características de la visita versión 2020. Por supuesto, el dique La Angostura fue “el lugar”, no en el mundo, sino en la “burbuja”, sanitaria como la pandemia obliga a ponerle el calificativo, más agradable para los deportistas.

El espejo de agua, todos los días de la concentración, era visitado por los botes con varias salidas programadas. Trataron de evitar el viento intenso y aprovechar las temperaturas equilibradas que, todos coincidieron, acompañaron más que en ninguna otra visita.

Ya lo había dicho Diego Cánepa, entrenador en jefe de los equipos de damas y caballeros, días antes de arribar a la provincia: “todo el equipo hizo un trabajo impresionante para no parar, no perder entrenamientos y hacer lo mejor posible en este contexto”. En Tafí del Valle, eso se mantuvo y en ascenso.

Las mujeres

Sabrina Ameghino (kayak individual, 200 metros)

“Nos dolieron las tres semanas, pero a eso vinimos. El trabajo en altura es eso: generar mayor capacidad de oxígeno. Y trabajamos muy bien porque el trote, el gimnasio y estar en el agua se fue sintiendo cada vez mejor. Ahora que ya nos adaptamos, nos vamos -bromeó-. Me parece fantástico que se vaya a construir un centro deportivo. Los países de mayor nivel hacen campamentos en altura, así que sería súper interesante tenerlo.

Antes del preolímpico, tenemos que definir entre nosotras quienes van y va a estar áspero porque las chicas están andando fuerte, que es lo que se esperaba; hay un buen nivel en nuestras embarcaciones. Para fines de febrero se eligirá el kayak doble y 11 semanas más tarde, el kayak individual. Yo aspiro a estar en los dos. Yo estuve mucho más tiempo fuera del agua que el resto y ellas, además son más jóvenes, o sea que se recuperaron mucho más rápido. Primero aspiramos a llevar lo mejor al Preolímpico para estar en Tokio”.

Juan Pablo Bergero (entrenador)

“El trabajo fue excelente porque el tiempo nos acompañó. Es una alegría grande lo del centro deportivo porque nos falta infraestructura para entrenar y con ello la preparación mejoraría mucho. Ya de por sí, el lugar siempre nos resultó muy práctico y funcional”.

El resto del equipo: María Magdalena Garro (K4 500 metros), Martina Isequilla (K1 500 metros), Micaela Maslein (K4 500 metros), Brenda Rojas (K2 500 metros y K4 400 metros).

Los caballeros

Manuel Lascano Micaz (K2 1000 metros)

“Terminé muy contento. Fue la primera vez que vinimos en diciembre y el clima, espectacular, permitió trabajar de la mejor manera. Todo eso nos pone ansiosos para volver el año que viene, si se puede. El año es muy diferente, muy atípico. Esta vez, estuvimos encerrados en una ‘burbuja’ y no tuvimos mucho contacto con la gente. Pediría volver en esta época porque el clima nos acompañó muchísimo, más que en enero. Pero si me dan a elegir vuelvo en enero, febrero, diciembre… no hay ningún problema. Hay situaciones muy raras en Tafí del Valle. No se si es el paisaje, pero más allá de la falta de oxígeno, hay muchas más ganas, más energías. Después de tanto tiempo encerrados en Buenos Aires, trabajar en Tucumán, aunque sea un mes, fue muy importante. Lo fue para nuestras cabezas sobre todo”.

Juan Pablo Hoffman (entrenador)

“Una vez más el trabajo fue ideal, pese a todo lo que sucedió en los últimos meses. La mayoría seguirá entrenando en Tigre que son los que están defiendo el lugar para representar al país en el Preolímpico”.

El resto del equipo: Gonzalo Carreras (K2 1000), Daniel Dal Bo (K1 500), Agustín Vernice (K1 1000) y Agustín Rodríguez (K2 1000).

Vernice, ya clasificado, vuelve en enero

“La situación que estamos viviendo es muy especial, pero a la hora de entrenarnos lo hicimos con la misma determinación y buscando lo mejor de cada uno. Cada año uno va reconstruyéndose”, evaluó Agustín Vernice. Recuperado y sin secuelas de la covid-19, el olavarriense es el que luego del paso por Tafí del Valle se separa de sus compañeros de selección porque es el único que tiene su lugar asegurado en los Juegos Olímpicos.

BUENAS CHANCES. Vernice en su primer Juego Olímpico tiene potencial para llegar lejos. Desde la primera vez que vino a Tucumán, se sintió como en su casa.

El 4 de enero, a más tardar, el palista de 25 años volverá a Tucumán. “Cumpliré con cuatro semanas más de entrenamiento en altura con mucha más carga”, explicó el olavarriense. Toda esta semana, en su ciudad natal, Vernice entrenará, pero la intensidad no será mucha. “Es un descanso, por así decirlo, pero no es que no entreno”, detalló el doble medallista dorado en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 y primer palista argentino en la historia en consagrarse campeón mundial Sub 23.

Para llegar a los juegos olímpicos, primero hay que pasar por Brasil

Los palistas argentinos intentarán conseguir las plazas olímpicas para los Juegos de Tokio en Curitiba. Al igual que la cita japonesa reprogramada (se hará del 23 de julio al 8 de agosto de 2021) la competencia brasileña pasó para abril de 2021. Las pruebas en las que Argentina puede clasificar son: K2 1000 y K1 200 hombres; K1 200, K1 500 y K2 500 damas.

Comentarios