Fórmula 1: una temporada increíble - LA GACETA Tucumán

Fórmula 1: una temporada increíble

17 Dic 2020
1

HEPTACAMPEÓN. Hamilton fue por lejos el mejor de todos e igualó a Schumacher como el más ganador de la historia.

Carlos Cazón

Periodista

Del 13 al 15 de marzo de 2020 iba a disputarse el GP de Melbourne, Australia. Como en cada inicio de temporada las expectativas y esperanzas estaban a tope, tanto para pilotos y escuderías como para los fanáticos alrededor del mundo. Aquel viernes 13, todo estaba listo. Los mecánicos se despertaron temprano y prepararon los autos, los pilotos realizaban los calentamientos físicos pre competitivos y los fans esperaban en cola afuera del circuito de Albert Park. Sin embargo, minutos antes de la FP1 las autoridades de Liberty Media anunciaron que todo se suspendía. La pandemia de covid-19 pegaba fuerte y exigía el cuidado del público y de los trabajadores de la categoría. Chase Carey, CEO de la F1, explicó en aquel momento que luego de una noche en vela habían llegado a la conclusión que no estaban las condiciones dadas. Unos días después llegó un aluvión de cancelaciones: El 19 de marzo se anunció la suspensión de los Grandes Premios de Países Bajos, España y Mónaco. Horas después se anunció la cancelación del GP de Francia , Canadá, Azerbaiyán, Singapur y Japón. Con el diario del lunes es entendible, pero en aquel momento fue desconcertante. Nadie sabía bien qué pasaba y, más aún, cuando empezaría la temporada. Hasta que a mediados de mayo la confirmación llegó: la temporada de Fórmula 1 largaría el 5 de julio en Austria, en el Red Bull Ring.

De Austria a Abu Dhabi

Mercedes hizo sentir su superioridad desde las primeras pruebas. En la qualy de Austria, Valtteri Bottas se quedó con pole con 1:02.939, Lewis Hamilton pegado atrás en 1:02.951 pero lo increíble fue que Max Verstappen que terminó tercero quedó a un segundo y medio del mejor tiempo. Esa diferencia sucedía muchas veces entre el primero y el último. Fue apabullante. Era imposible seguirle el ritmo a los autos negros. Parecían invencibles. Finalmente la victoria fue para Bottas, Charles Leclerc con la Ferrari y Lando Norris con McLaren completaron el podio. Lewis terminó cuarto y fuera del podio. Imaginen empezar la temporada con la presión de igualar y superar los récords que había dejado el máximo ganador de la categoría, Michael Shcumacher. Los sitios deportivos empezaron a preguntarse si podría con el desafíode convertirse en el máximo ganador de la historia de la Fórmula 1. Respondió rápido. Vinieron Estiria (también en el Red Bull Ring), Hungría y Silverstone y Hamilton fue imparable. Ganó las tres carreras y calló aquellas críticas duras.

El 7 de agosto empezó otro fin de semana en Silverstone. La GP 70ª aniversario de la Fórmula 1. Sergio ‘Checo’ Pérez, el piloto de Racing Point, fue el primero que dio positivo de covid y tuvo que ser reemplazado por Nico Hulkenberg. Bottas hizo la pole, segundo Hamilton y tercero Hulkenberg. Sorpresa absoluta. Nadie podía creerlo. Nico le había ganado en qualy a Verstappen y su Red Bull que largaron cuartos. La carrera fue una guerra de estrategias que finalmente ganó Verstappen. Primera victoria de Red Bull y primera carrera de cinco que no ganaba Mercedes.

El circuito de Barcelona-Cataluña, Montmeló, España y Spa-Francorchamps, provincia de Lieja, Bélgica fueron dos apabullantes victorias de Hamilton. Verstappen llegó segundo en Barcelona y Valtteri llegó segundo en Bélgica. Pero todo era así: los dos Mercedes y Verstappen intentando meterse en el medio. A veces lo lograba.

La primera sorpresa y emoción desenfrenada del campeonato fue Monza. El clásico circuito ubicado al norte de Italia, junto al río Lambro, a unos 20 km al noreste de Milán. Hamilton había hecho la pole, Bottas le seguía de cerca y tercero el McLaren de Carlos Sainz. Verstappen largaría quinto detrás de Peréz. En la largada, Hamilton tomó la punta, Carlos Sainz empujó segundo y Bottas que había largado segundo terminó quinto detrás de Norris y Peréz que lo adelantaron en la primera vuelta. Valtteri empezaba a demostrar que estaba lejos de su compañero y no le sacaba el mismo rendimiento al Mercedes. Los demás pilotos se dieron cuenta rápido y le tiraron el auto encima. El segundo Mercedes, no presentaba batalla. En mitad de carrera, el Haas de Keving Magnussen quedó sin motor en la entrada de los pits y llegó el safety car. Hamilton entró a boxes -aún se mantenían cerrados- sin autorización y recibió una penalidad. Esta situación y una inmensa estrategia del equipo Alpha Tauri dejaron a Pierre Gasly en una increíble posición; primero en la mitad de la carrera. El piloto francés manejó a la perfección y se quedó con la victoria. Segundo Sainz y tercero Lance Stroll. Fue una histórica mañana que sucedió el domingo 6 de Septiembre.

Las siguiente siete carreras fueron entretenidas y disputadas más allá del dominio de los Mercedes. Valtteri ganó el GP de Sochi en Rusia y Hamilton se impuso en seis; los grandes premios de La Toscana en Italia, Eifel en Alemania, Portugal, Emilia Romaña en el autódromo Enzo e Dino Ferrari en Italia, en Turquía y en Bahrein. La de Turquía fue brillante. Había llovido todo el fin de semana y la qualy fue una locura. Pista empapada y neumáticos que no respondían por las condiciones extremas. Stroll hizo la pole con el Racing Point, segundo Verstappen y tercero ‘Checo’ Pérez. Hamilton largó quinto y Bottas noveno. Al empezar la carrera parecía imposible una victoria de Mercedes, pero a base de temple y paciencia el campeón fue pasando uno a uno y se quedó con la victoria. Ese día en Turquía ganó el título en una muestra furiosa de carácter para manejar la adversidad. A esa altura nadie podía dudar de Hamilton. Compartió el podio con su amigo Sebastian Vettel, que llegó tercero detrás del mexicano Peréz. Lewis igualaba a Schumacher en cantidad de títulos, “Checo” festejaba su noveno podio en F1 y Vettel levantaba los brazos sonriente de su tercer lugar (su único podio en 2020). Cómo no mencionar el extraordinario momento que nos regalaron los campeones del mundo: Vettel recién bajado del auto se acercó a Lewis, que lloraba de la emoción dentro del Mercedes para felicitarlo y decirle: “estamos aquí, junto a vos, viendote cambiar la historia”.

Piel de gallina

El penúltimo GP fue Sakhir. Una carrera emocionante con lágrimas en el podio. La única victoria del piloto latinoamericano Sergio Pérez. “Checo” dio clases de manejo en el circuito periférico de Bahrein y al subir el podio mientras sonaba el himno mexicano para toda la Fórmula 1, explotó en lágrimas. Fue profundamente emocionante de ver. La bronca contenida tras una temporada que lo dejaba injustamente fuera de la Fórmula 1. La incertidumbre de no saber si será parte de Red Bull (se espera el anuncio para antes de navidad) pero la tranquilidad de saber que lo merece volvieron esa carrera en un domingo mágico. Justicia Divina le llaman algunos.

El último fue el pasado fin de semana en Abu Dhabi con victoria de Verstappen. El piloto de Red Bull peleó la segunda posición del campeonato con Bottas en un auto inferior. Los ritmos de Max son infernales. Lo fueron todo el año. Definitivamente, el mejor después de Hamilton fue él y la victoria en la última carrera fue su premio.

Sin dudas fue una temporada llena de grandes carreras cargadas de adrenalina y emoción. Los récords que rompió Hamilton tuvieron que ver. Fuimos partícipes, carrera a carrera, de cómo modificó las estadísticas, cambiando así la historia de la máxima categoría del automovilismo mundial. A medida que fue sucediendo todos nos fuimos llenando su emoción.

Así llega a su final una temporada increíble. Velocidad, tensión, choques inolvidables, mucha emoción y carreras históricas pero la Fórmula 1 necesita descansar, limpiar las cabezas y volver a trabajar. A principios de enero los mecánicos deben empezar el armado del nuevo monoplaza. En el inicio de febrero se presentan los autos y al final son los test de Bahrein. Exactamente tres meses faltan hoy para la primera carrera de 2021. Presiento una temporada vibrante con muchos debutantes (entre ellos Mick Schumacher, el hijo de Michael), emociones fuertes y nuevos circuitos. Que así sea. Gracias por acompañar esta columna. Salud y nos vemos el año próximo.

Comentarios