Así lo vi a Atlético: un paso atrás para tomar impulso - LA GACETA Tucumán

Así lo vi a Atlético: un paso atrás para tomar impulso

15 Dic 2020 Por Jose Ariel Ibañez
1

SE FUE CON BRONCA. Ricardo Zielinski fue expulsado por reclamarle algunos fallos polémicos al árbitro Fernando Rapallini.

No era el momento, Atlético. Es imposible que un equipo gane siempre y mantenga una regularidad como la que ofreció el “Decano” en el primer tramo de la competencia. Pero no se puede ignorar que este tropezón llegó cuando no se podía fallar. Arrancar con las manos vacías la instancia más importante de la Copa Diego Maradona complica los planes en el corto y mediano plazo. En una competencia donde sólo se juegan cinco partidos, cualquier derrota duele. En especial cuando el equipo y los hinchas se habían acostumbrados a los éxitos permanentes. Banfield fue simple, pero contundente. Cuando llegó no perdonó. Hizo dos goles en el primer tiempo y le puso el sello a la victoria por 2 a 0.

Resulta extraño sentir que el margen de error se redujo demasiado cuando apenas se jugó un partido. Pero la realidad indica que ahora el desafío es ir a Córdoba mentalizado a ganar para recuperar el terreno perdido y no quedar relegado en la pelea por el objetivo que este grupo se propuso alcanzar: jugar la Copa Libertadores 2021.

A favor de Atlético queda esa fortaleza anímica que el técnico Ricardo Zielinski supo transmitirle siempre al equipo cuando aparecieron nubarrones en el horizontes. Este equipo tiene la capacidad para reinventarse y se puede esperar que este sólo sea un paso atrás para tomar impulso.

La noche del Monumental dejó sensaciones extrañas. El primer gol de Banfield lo anotó Giuliano Galoppo, un apellido conocido para los “Decanos”. Marcelino, su padre, fue un defensor que vistió la camiseta de Atlético en la temporada 98/99 de la B Nacional.

Dos décadas atrás, Galoppo fue sinónimo de alegría. Anoche fue todo lo contrario.

Comentarios