Caso Dominé: la testigo protegida declaró y ratificó sus dichos

La mujer rectificó un dato que será de análisis para la Justicia. El Estado se comprometió a brindarle un lugar donde permanecerá segura.

07 Dic 2020 Por Santiago Re
1

SECUENCIA. Una cámara privada captó el momento en el que una banda abordó la camioneta de una víctima.

La testigo de identidad protegida del caso Ana Dominé cumplió su promesa y se presentó hace unos días ante la Justicia para ratificar la información que ya había aportado informalmente a la investigación del crimen de la empresaria. El fiscal de Homicidios Carlos Sale y el abogado querellante Patricio Char ya cuentan con la declaración oficial en el expediente.

La mujer tendría un papel clave en todo esto, según considera la parte acusadora. Al día siguiente de que una banda de siete delincuentes asesinara a la víctima para robarle una cartera que contenía la recaudación de su negocio, C.V. se comunicó mediante sus redes sociales con Rocío Dominé, sobrina de la empresaria, para aportarle nombres y datos de quienes habrían participado del homicidio en ocasión de robo.

A partir de algunas pistas recabadas por el Equipo Científico de Investigaciones Fiscales y de la división Homicidios de la Policía, y apoyados además por los datos que aportó esa testigo, se pidió y concretó la captura de Exequiel Antonio Tous -quien habría intercambiado mensajes con C.V. y le habría contado lo ocurrido tras el hecho-, Sebastián “Hormiga” Quiroga, Braian “Hijo de Zenón” Leguizamón, Antonio Greco, Cristian “Pety” Godoy, Federico “El Loco” Sánchez y Edgard Visuara.

¿Qué dijo la testigo?

Fuentes judiciales informaron que, en línea general, ratificó lo que ya había adelantado. Sólo rectificó un dato que consideró que había sido malinterpretado y que será elemento de análisis para los investigadores evalúen dónde profundizar la pesquisa.

La mujer, que desde septiembre se refugió en Salta por temor a sufrir represalias, quedó a disposición del Ministerio Público Fiscal y de la Secretaría de Derechos Humanos, que le garantizó un lugar para que permanezca protegida. Al declarar oficialmente, dejó constancia de lo que ya adelantaba en sus redes sociales hace unas semanas: que había sido amenazada por el padre de Tous para que no testificara.

C.V. relató que era amiga y confidente de Tous, quien, como otro de los acusados -según dijo- habría considerado el delito como su trabajo. Aseveró que Tous siempre le contaba de los ilícitos que cometía junto con su cuñado “Hormiga” y otros cómplices. Incluso dijo que ese día el imputado ya le había adelantado que atacarían por la zona de avenida Alem (donde emboscaron a Dominé y su hijo Lucas Quesada). La testigo indicó que los acusados pertenecían a distintas bandas del sur de la capital que, a veces, unían fuerzas y trabajaban juntas para concretar algunos asaltos.

Cruce y reacción

En una nota publicada por LA GACETA el 20 de noviembre, la madre de Tous, María Celeste Leguizamón, quien se había comunicado telefónicamente con este diario, contó su versión de los hechos. En la entrevista la mujer aseguró que su hijo es inocente, que la Unidad Fiscal de Homicidios no la escuchaba ni recibía las pruebas que ella deseaba aportar en defensa de su hijo y para desmentir supuestas amenazas. También entonces aseveró que la testigo estaba mintiendo: “A la familia Dominé, con mucho respeto, le pido que no crean en las mentiras de esa mujer”. Leguizamón reconoció que habían hablado por teléfono con la testigo pero desmintió que alguno de sus familiares la hubiera amenazado.

La reacción de C.V. no se hizo esperar. Mediante una cuenta de Facebook que llevaba su nombre, publicó un comunicado. “Si no me atreví a hablar (hasta entonces) es porque sí recibí amenazas del padre de Tous diciendo que si yo no limpiaba el nombre de su hijo lo iba a pagar con la vida de mis hijos que viven en Tucumán. Acá también aclaro que si algo le pasa a uno de mis hijos, los únicos responsables serán el padre de Tous y los detenidos”, expresó en su descargo.

Tres reconocidos

La rueda de reconocimiento fue una medida que la querella le propuso a la fiscalía para que solicitara autorización del juez Rafael Macoritto. La misma se efectuó a principios de noviembre, luego de que fuera postergada en un primer momento por un desacuerdo entre las partes. Finalmente, Lucas Quesada, quien el 12 de septiembre presenció el asesinato de su madre, fue contundente al señalar a Cristian Godoy como autor de efectuar el mortífero disparo, indicó a Federico Sánchez como el cómplice que forcejeaba y que se quedó con la cartera de Dominé y apuntó con el dedo a Edgard Visuara como el chofer de la moto que esperaba a sus compañeros en la esquina de Crisóstomo Álvarez y Alem para proporcionarles el escape.

En los próximos días la Justicia evaluará si el testimonio de C.V. puede habilitar nuevas medidas judiciales o si son suficientes para comenzar a analizar la posibilidad de una elevación a juicio. Por el momento, los imputados continúan con prisión preventiva, medida coercitiva que puede prorrogarse en caso de que la investigación requiera más tiempo.

Comentarios