El hijo de Dominé reconoció a tres de los imputados del crimen

El joven señaló a quien efectuó el disparo y a dos de sus cómplices.

17 Nov 2020
1

LA VÍCTIMA. Hace dos meses, la empresaria Ana Dominé fue asesinada durante un asalto.

Lucas Quesada, en medio de un mar de nervios y angustia logró identificar a las tres personas que según sus declaraciones había podido divisar el día del crimen de su madre: los dos hombres que abordaron su camioneta, distinguiendo claramente quién efectuó el disparo fatal, quién se llevó el bolso y quién fue el hombre que manejaba la moto. Las tres ruedas fueron contundentes”, enfatizó Patricio Char, el abogado que acompaña la querella de la familia de Ana Dominé.

La empresaria de 52 años fue asesinada el 12 de septiembre a manos de una banda de al menos siete miembros que emboscaron a la mujer y a su hijo en la esquina de Crisóstomo Álvarez y avenida Alem. El joven, que presenció el asesinato de su madre, fue determinante para el desarrollo de esta pericia, que podría ser clave; y además el juez Rafael Macoritto ya la habría considerado como anticipo jurisdiccional de prueba, como solicitaba el fiscal de Homicidios, Carlos Sale.

La medida se desarrolló la semana pasada, y, según distinguió Quesada, fue Cristian “Pety” Godoy quien ejecutó de un disparo a su madre, Federico Antonio “El Loco” Sánchez fue quien se llevó la cartera que contenía la recaudación del día del comercio familiar, y fue Edgard Visaura quien los esperaba sobre una moto en la esquina de Crisóstomo Álvarez para poder agilizar la huida de sus compañeros.

En la causa también están imputados Sebastián “Hormiga” Quiroga, Braian “Hijo de Zenón” Leguizamón, Antonio Greco y Exequiel Antonio Tous. Según la acusación del fiscal Sale, esas cuatro personas habrían tenido algún tipo de complicidad en el asalto que culminó con asesinato de la empresaria.

“Todo esto nos da mucha esperanza de que el caso se pueda resolver de manera favorable. Faltan las pericias de ADN, faltan declarar algunos testigos y se continúa con los allanamientos. La idea es aprovechar el tiempo pedido para rápidamente llegar a juicio”, explicó el querellante en entrevista con LA GACETA, también aclaró que, de ser necesario, pedirán la prórroga de la prisión preventiva. “No vamos a apurarnos porque no hay que cometer errores, es una causa muy compleja y grave. Faltan evaluar otras pruebas y analizar la responsabilidad que tuvieron los demás acusados”, cerró.

Comentarios