Los pescadores están al borde de un ataque de nervios en todo el NOA - LA GACETA Tucumán

Los pescadores están al borde de un ataque de nervios en todo el NOA

La habilitación del turismo regional no contempló a esta actividad y deportistas y operadores se quejan.

03 Dic 2020 Por Gustavo Rodríguez

Durante meses esperaron la noticia. La decisión de la apertura de las fronteras para incentiva el turismo regional les devolvió la alegría. Pero se toparon de bruces al confirmar que los funcionarios de Jujuy, Salta, Tucumán y Santiago del Estero siguen sin considerar a la pesca como un engranaje clave para la actividad y todavía no está claro qué destino se puede elegir para practicar el deporte.

Con la llegada de la primavera y del verano comienza la temporada de pesca de las especies autóctonas. Los dorados, surubíes, pacúes y otras especies, se transforman en los grandes protagonistas. En esta época, los pescadores comienzan a recorrer los ríos Bermejo, Dulce y Salí en busca de esas especies generando un importante movimiento en las cuatro provincias del NOA. Pero la pandemia todo lo cambió. La habilitación del turismo regional alimentó una llama de ilusión que está a punto de apagarse.

En nuestra provincia, las autoridades sólo permiten por el momento la pesca de pejerreyes y truchas en los ríos y lagos de la provincia. Las especies de río (dorados, bogas y bagres, entre otras) siguen estando protegidas. En Jujuy ocurre lo mismo, ya que el 1 de diciembre, justo el día de apertura de sus fronteras, comenzó la veda en el Bermejo.

CON MEDIDAS. Los catamaranes del Cabra Corral operan con limitaciones y en los próximos días se sabrá en qué zona podrán moverse.

Desde la Secretaria de Ambiente de Salta indicaron que de acuerdo a lo dispuesto en la última resolución del Comité Operativo de Emergencia (COE), la pesca recreativa y deportiva no podrá extenderse más allá de las 24 horas en los distintos ríos y diques de la provincia. Según la disposición, los pescadores no podrán pernoctar a la vera de los ríos y están obligados a dormir en hoteles.

Los catamaranes que funcionan en el dique Cabra Corral están trabajando con una capacidad de hasta el 50% y antes de la medianoche deben regresar a sus puertos. En los próximos días se restringiría la actividad por veda en algunas zonas, pero todavía las autoridades no las definieron.

El jueves se informó que, por pedidos de los guías del Juramento, se decidió postergar la veda que se debería haber iniciado el martes 1, para el martes 8, es decir, permiten la pesca en ese río que tiene fama nacional por sus dorados por el fin de semana largo. “Es lo único que conseguimos, pedimos unos días más, pero no aceptaron. Aquí hay muchas personas que viven de esto y durante todo el año estuvimos parados y nos aplican este nuevo golpe. Deberemos esperar hasta la próxima semana”, explicó Hugo, uno de los guías salteños.

El caso santiagueño fue bastante particular. Mañana abrirá sus fronteras, pero hasta el momento no está confirmado si los pescadores de otras provincias podrán probar suerte en el Dulce. Hasta ahora, sólo pueden probar suerte en sus aguas los nacidos en esa tierra. Esa decisión generó una enorme polémica en las redes sociales.

EN EL DULCE. Hoy se definirá si los turistas de otras provincias podrán pescar en Santiago del Estero, un clásico en esta época.

“Es increíble que hagan esto. Y lo hacen porque no tienen idea lo que representa la pesca para el turismo. Vamos a su provincia, cargamos nafta de sus surtidores, le compramos en sus almacenes y contratamos santiagueños para que nos guíen o nos permitan acampar en sus tierras”, explicó Hugo García, un pescador de año. “Me gustaría preguntarle a las autoridades santiagueñas que le pregunten a los habitantes de Loreto o de Atamisqui si a ellos les parece bien que se les cierre las puertas a los jujeños, salteños, tucumanos, catamarqueños y cordobeses que van a practicar la actividad que aman”, agregó Luciano Herrera.

La decisión movilizó a los guías, comerciantes y hoteleros de las zonas pesqueras. Todos pusieron el grito en el cielo y comenzaron a solicitar reuniones para que se aclare esta situación. No encontraron respuestas hasta que el caso llegó a los oídos del gobernador Gerardo Zamora, un hombre que siempre está atento. Según confirmaron fuentes del gobierno santiagueño, dio la orden de que se soluciones el conflicto cuanto antes. Hoy habría una nueva reunión para determinar si también podrán pescar en el Dulce y qué protocolo sanitario se deberá aplicar. Habrá que esperar.

Temas

Coronavirus
Comentarios