Los violentos complican el plan “Santo” - LA GACETA Tucumán

Los violentos complican el plan “Santo”

La Policía y la Justicia está detrás de los pasos de los barras bravas que se presentaron el domingo en la casa del vicepresidente de AFA Guillermo Raed para amenazarlo y provocar daños.

02 Dic 2020 Por Gustavo Rodríguez


Identificados quiénes fueron los que atacaron la casa del vicepresidente de la AFA, la investigación continuará con otro rumbo. Determinar si los barras bravas de San Martín actuaron por su propia iniciativa o fueron enviados por alguien a amenazar, amedrentar y provocar daños en la vivienda de Guillermo Raed, vicepresidente de la AFA. El caso ya trascendió en Buenos Aires y la entidad madre del fútbol argentino no sólo se solidarizó con la víctima, sino que podría actuar de oficio, ya que el empresario santiagueño no estaría dispuesto a pedir sanciones en contra del club de La Ciudadela.

La historia de un ataque planeado

El escrache a la casa de Raed había sido planeado por los simpatizantes del club de La Ciudadela. El sábado habían realizado la convocatoria a través de las redes sociales para reunirse el domingo en la casa del barrio Bajo Hondo para expresar su repudio por el papel que cumplió como dirigente de la AFA en la disputa que mantuvo la entidad madre del fútbol nacional con los dirigentes “santos”.

Esa no era ninguna novedad. Ya lo habían hecho el 18 de noviembre y ocho días después, aunque la primera no había sido denunciada ante las autoridades. Más de un centenar de fanáticos se presentaron en el domicilio a repudiar al directivo que es presidente de Atlético Mitre de Santiago del Estero. Pero en esa oportunidad no se registraron incidentes.

PINTADA I. Los barras dejaron el sello del club y cuestionaron a la actual conducción de la entidad madre del fútbol argentino con leyendas ofensivas.

El domingo, en el entretiempo del duelo entre San Martín y Tigre, más de una treintena de hinchas se presentaron en el lugar. Llegaron en vehículos y en, al menos, una camioneta. Empezaron con cánticos hostiles, continuaron arrojando bombas de estruendo al interior de la vivienda provocando daños y, por último realizaron pintadas en la casa del empresario. Recién se retiraron cuando en el lugar se presentaron uniformados que realizaban custodias en los domicilios de funcionarios que residen en la zona.

Vecinos unidos por el espanto

“No podíamos creer lo que estaba pasando. De pronto se bajaron de varios autos unos tipos muy grandotes. Hicieron sonar los bombos y después trompetas. No entendíamos nada”, dijo Lourdes de Casanova. “Nos empezamos a asustar cuando comenzaron a arrojar bombas de estruendo contra la propiedad del vecino. Inmediatamente hablamos al servicio 911 porque pensábamos que iban a entrar a la casa. Nos atendieron y nos dijeron que ya estaban al tanto de lo que sucedía”, agregó.

Juan Carlos, otro vecino, señaló: “todos estaban desencajados. Estaban drogados o borrachos. En su rostro se podía observar la cara de furia. Todo el barrio quedó espantado porque es la segunda vez que hacen lo mismo. En esta oportunidad eran menos, pero mucho más violentos”.

“Fue una situación aterradora porque llegaron al menos alcoholizados y con latas de cervezas en la mano. Todos eran enormes y nadie se animó a decirles nada. Ni siquiera a los dos o tres que parecían que estaban manejando todo”, relató María Eugenia de Rodríguez.

Lucrecia Maidana señaló que todo el barrio está preocupado por lo que viene sucediendo en los últimos tiempos. “No podemos estar tranquilos con todas estas situaciones. De la nada aparece esta gente a molestar a todo el vecindario. Esto no puede seguir así. La Policía siempre actuó, pero esa no es la cuestión. No puede ser que se movilicen cada vez que estos salvajes decidan protestar”, opinó enojada.

La víctima hizo la denuncia y la ratificó

Raed, acompañado por sus abogados Camilo Atim Antoni y Ernesto Baaclini se presentaron el lunes a la mañana en la sede de la ex Brigada de Investigaciones. Ante el director Jorge Dib denunciaron el ataque. También aportaron varios elementos que podrían ser importantes para la identificación de los responsables del ataque.

EN LAS REDES. La convocatoria para manifestar en la casa de Raed.

El caso quedó en manos de dos divisiones: Delitos contra las Personas y Delitos Telemáticos. Sus jefes, Valeria Jiménez y Héctor Marín, comenzaron a investigar el hecho: reunieron elementos que les habría permitido identificar a los responsables del ataque.

Mientras los efectivos realizaban su tarea, en el Ministerio Público Fiscal se presentaban el directivo afista acompañado por los profesionales para ratificar la denuncia. Allí se definió que la causa pasara a la Unidad Fiscal de Delitos Genéricos, que es conducida por Arnoldo Suasnábar.

Las primeras averiguaciones

Antes de que se cumplieran las 48 horas de los incidentes, los investigadores tendrían identificados a varios de los que protagonizaron los incidentes el domingo por la mañana.

Se trataría de un tal “Gordo Sopa”, individualizado como el actual líder de La Brava, la facción que maneja el poder en las tribunas de La Ciudadela. Es un hombre de perfil bajo fácilmente reconocible porque tiene cubierta la espalda con el escudo de San Martín. No tendría antecedentes penales, pero sí se hizo famoso cuando los enviados especiales de LA GACETA lo descubrieron en la playa de Copacabana (Río de Janeiro) los días previos de cuando la Selección argentina perdió la final del Mundial de Brasil 2014 con Alemania. A él, como a otros integrantes de la hinchada “santa”, se les había aplicado el derecho de admisión, pero pudo ingresar al vecino país sin problemas.

El otro implicado sería un tal “Flaycito”, que sería hijo de Sergio “Flay” Roldán, uno de los creadores de La Banda del Camión, que fue condenado por los incidentes que se registraron y en el que perdió la vida Luis Gerardo Caro.

Los pesquisas trabajan con la identificación de los otros implicados. Sin embargo, ya habrían llegado a la conclusión de que este ataque estuvo organizado por la barrabrava del club de La Ciudadela.

PINTADA II. En la puerta de la casa del directivo dejaron un insulto.

Otro de los puntos que se investigan es determinar si los violentos actuaron por motus propios o fueron enviados por alguien. “No denunciamos a nadie, sólo pedimos que se investigue estos ataques. Nuestro representado teme por su seguridad, la de su familia y le preocupa también que sus vecinos sufran las consecuencias”, explicaron Atim Antoni y Baaclini.

Los profesionales, que hoy asumirán oficialmente el rol de querellantes, indicaron además que por pedido del fiscal, la casa de Raed ya se encuentra protegida por una custodia policial que estará de manera permanente en el lugar.

Quién es la víctima de los ataques

Es socio mayoritario de Produnoa, la compañía que produce una de las marcas de gaseosas más importantes del interior. La marca Secco llegó a estar estampada en 78 camisetas de clubes de fútbol de diferentes categorías, entre ellas la de San Martín. Pero ese vínculo se rompió el 30 de junio, por razones que no fueron informadas oficialmente, pero todo parecería indicar que se decidió no renovar el contrato por la mala relación que mantiene el directivo con los de La Ciudadela.

El pueblo “santo” lo cuestionó públicamente de no haberlo acompañado en su lucha por lograr el ascenso. Algunos lo cuestionaron por haber influenciado contra los intereses del club tucumano en la AFA. De la mano de Claudio “Chiqui” Tapia se transformó en uno de los dirigentes más importantes del fútbol argentino.

“Raed no denunció a ningún dirigente ni hizo una presentación en contra del club. No lo quiere perjudicar, simplemente pretende recuperar la tranquilidad en su vida”, explicó Baaclini.

Una historia con un incierto final

Este caso tiene, por el momento, dos finales abiertos. En principio, el fiscal Suasnábar, si considera que existen elementos, deberá solicitar una audiencia para formalizar cargos en contra de los violentos. Un juez deberá determinar si cuenta con las pruebas suficientes para procesarlo y si les dictará o no prisión preventiva.

Mientras tantos, tanto fuentes judiciales como policiales, confirmaron a LA GACETA que desde la AFA están muy interesados en el desarrollo de la investigación. Esperan conocer algunos detalles de la pesquisa para determinar si algún dirigente tuvo algún tipo de responsabilidad en el hecho investigado.

En silencio

Ante la falta de un comunicado oficial, LG Deportiva buscó comunicarse con Roberto Sagra y Ricardo Seoane (presidente y vicepresidente de San Martín, respectivamente) para conocer la postura del club ante los ataques a la propiedad de Guillermo Raed, vicepresidente de la AFA. Pero no obtuvo respuesta.

Comentarios