Los dichos de los arrepentidos irán a la Corte - LA GACETA Tucumán

Los dichos de los arrepentidos irán a la Corte

Casación validó las declaraciones que involucran a Cristina en los cuadernos de las coimas.

01 Dic 2020
1

ACUSADA. Cristina Kirchner tildó este caso de “cinematográfico”. REUTERS

BUENOS AIRES.- La Cámara Federal de Casación Penal validó las declaraciones de los arrepentidos en el caso de los cuadernos de las coimas y dejó en manos de los jueces de la Corte Suprema la decisión sobre la constitucionalidad de la aplicación de la ley del imputado colaborador en esa causa, que tiene a Cristina Kirchner como principal procesada. El argumento desestimado se basaba en que los dichos de los acusados no fueron grabados con medios audiovisuales sino registrados en actas de papel.

En el fallo, firmado por los jueces Daniel Petrone y Diego Barroetaveña (con la disidencia de la jueza Ana María Figueroa), la Sala I del máximo tribunal penal del país aclaró que esas declaraciones configuran un “elemento que deberá ser necesariamente merituado en el conjunto probatorio”. Ese conjunto incluye los cuadernos de Oscar Centeno, el chofer que registró durante una década los movimientos de Roberto Baratta, ex funcionario de Planificación.

En 2018, el diario La Nación accedió a esas anotaciones, que daban cuenta de cómo los entonces funcionarios cobraban dinero ilícito de grandes empresas contratistas con negocios en el país, y las puso en conocimiento de la Justicia. Desde entonces hubo decenas de detenciones y declaraciones indagatorias a empresarios y antiguos funcionarios, muchos de los cuales convalidaron los registros de Centeno. Los fiscales Carlos Stornelli y Carlos Rívolo y el fallecido juez Claudio Bonadio se apoyaron en la figura del arrepentido para hacer avanzar la causa, que está elevada a juicio oral y público desde diciembre de 2019, hace ya un año.

Además, en otro fallo emitido ayer, Casación rechazó una queja de la vicepresidenta, Baratta y Julio De Vido para que se anulara la declaración de Centeno. Como los acusados pueden apelar las dos sentencias, la continuidad de la causa más importante de todas las que involucran a Cristina depende ahora de la Corte.


Comentarios