Un nuevo corredor artístico en Yerba Buena, más allá del mástil y con tres paradas musicales diferentes - LA GACETA Tucumán

Un nuevo corredor artístico en Yerba Buena, más allá del mástil y con tres paradas musicales diferentes

El plan es comer y tomar algo disfrutando de la música que proponen el Dj o el show en vivo, cerca del cerro, y en la verde frescura.

28 Nov 2020 Por Alicia Liliana Fernández

El agobio causado por la pandemia viene siendo reforzado por otro: el de los días y las noches calurosas. Sólo dan ganas de escapar, y una manera de zafar por un rato es enfilar hacia el cerro y trasponer el mástil de Yerba Buena en busca de frescura.

Si el plan de fuga incluye comer y tomar algo disfrutando de un show en vivo, es muy probable que cedan los agobios y se recupere la sonrisa.

Protocolos sanitarios mediante, sobre avenida Aconquija hay locales que han empezado a salir del letargo pandémico y crearon un nuevo corredor artístico, rumbo al pie del cerro.

En el 2.780

“En Yerba Buena muchos bares tienen Dj. La diferencia de nuestro local es que nosotros generamos los espectáculos, producimos los eventos. Trabajamos como una sala de espectáculos con servicio de bar y restorán”, arranca Néstor González Cei desde La Coupole. La parálisis por la cuarentena cambió el carácter de bar tradicional que tenía el local de avenida Aconquija 2.780.

BAJO LOS ÁRBOLES. Noche de banda en vivo en el jardín de La Coupole.

“Surgió la necesidad, tanto de los músicos como de la casa, de aprender y de armar un equipo de trabajo junto a ellos, los técnicos de sonido e iluminación y los diseñadores. Armamos un gran grupo y decidimos dedicarnos a montar espectáculos. Sacamos todos los permisos de IPLA y municipales para observar los protocolos de seguridad sanitaria, horarios, etcétera. Tenemos 2.000 metros cuadrados de jardín, con juegos para niños, y otros 400 cubiertos. Nuestra capacidad media es alta, con 120 personas adentro y 200 afuera: es uno de los salones más grandes de Yerba Buena. Se dio todo para que se armara como los locales porteños, de salas con servicio de bar y restorán”, afirma.

La grilla de shows va del tango al pop, del rock al folclore, y próximamente programarán humor, stand up y teatro. González Cei apunta: “durante la semana les damos lugar, a la par de las bandas reconocidas, a los principiantes; a ellos les pedimos que se comuniquen si quieren presentarse, tienen las mismas oportunidades que los artistas conocidos”. A la hora de resaltar la característica de La Coupole, un lugar que brinda espectáculos para toda la familia, anticipa una grilla de diciembre “a full, con artistas de primera línea”.

En el 2.400

Por el lado de Santos Discépolo, hace dos semanas arrancaron nuevamente los shows en vivo con la banda Alem, en formación dúo de cantante y violinista. “Ahora estamos animándonos un poco más a armar los escenarios, tratando de que puedan volver a trabajar los artistas y los técnicos”, cuenta Julio Razuk.

Para los recitales, Santos Discépolo dispone de un amplio sector al frente. “Estamos trabajando con unas 10 mesas y con otro nivel de otras tantas mesas más, que reciben hasta 80 personas. Los viernes y sábados habilitamos un amplio patio al fondo con escenario, para recibir hasta 150 personas”, explica.

QUE FLUYA LA MÚSICA. Dj Selecthor en pleno set en Santos Discépolo.

La ubicación, en avenida Aconquija al 2.400, no es impedimento para que llegue hasta allí una clientela atraída por la identidad que ha sabido ganarse como centro cultural en su sede de capital (La Rioja 219): “así como viene gente de cerca también vienen desde el centro, por la onda”.

Respecto de las ganancias que permiten las restricciones, afirma: “dada la cantidad de gente con la que se puede trabajar es difícil. Nosotros estamos simplemente sobreviviendo hasta fin de año, para poder cumplir con los empleados. Por ahora no alcanza con el público que podemos recibir para tener ganancias. Esperamos volver cuanto antes a la normalidad, para poder albergar más gente. Además queremos empezar con los talleres y dar más actividades de centro cultural acá. De hecho, todo lo que solíamos hacer en el centro, en el comedor popular, se abastecía con los ingresos propios, lo cual no podemos cubrir ahora”.

Un dato no menor que subraya Razuk es una carta de bar “muy rústica, onda cervecería, con papas, varios tipos de hamburguesa y ricas pizzas artesanales a precios económicos que marcan una diferencia, y más en Yerba Buena”. “La gente llega, toma y come algo temprano. Después, si bien por el momento no se puede bailar, la pasa muy bien porque le ponemos toda la onda”, dice Razuk. Y sabe bien cómo se hace porque él maneja las bandejas transmutado en Dj Selecthor.

En el 2.347

La propuesta tanguera atrae desde hoy en Nonino, que reabre en la avenida Aconquija 2.347.

“Iniciamos un ciclo de shows con Tangueando Altaneros, presentando temas del disco nuevo y de todos los tiempos, junto a músicos invitados. Es un grupo de tango que pone un carácter innovador sin perder la esencia del género, e incursionan en candombe y milonga. Arrancamos este sábado y hasta el 20 de diciembre, los viernes y sábados habrá shows con otros grupos y solistas de diferentes estilos”, anuncia Carlos Podazza (hijo).

TRÍO INNOVADOR. Tangueando Altaneros entra en acción en Nonino.

Los protocolos sanitarios limitan al 50 % el público en sala, que en Nonino será de 30 a 35 personas como máximo, por lo cual cada show se transmitirá en vivo también por sus cuentas de Instagram y Facebook.

“Al ser restobar se sirven comidas y bebidas. Se cobra derecho de espectáculo, y cada noche depende del grupo. La recaudación va en su totalidad para los músicos, como fue siempre en Nonino. Es un lugar de artistas hecho para artistas. Es más, hay un grupo de sponsors que nos apoyan para poder montar infraestructura técnica para que los músicos tan afectados en la pandemia y podamos tener un ingreso”, explica.

Acerca de cómo avizoran el verano, Podazza (h) dice que si hay “una posibilidad y se mantienen las condiciones, o mejoran, seguiremos abiertos en enero y febrero. También tenemos pensado ofrecer teatro y otras disciplinas. Además, desde que abrimos, siempre hay montada una muestra plástica que renovamos cada dos meses. Hasta ahora expusimos obras de Sergio Pinto, y en este ciclo exhibiremos pinturas de Silvia Sánchez”,

Antes de despedirse anticipa su recital, como integrante de la banda Hojarasca: “tocamos el 20 de diciembre; hacemos clásicos de la trova cubana rockeados”.

La Coupole: sábado cachengue y domingo folclórico

- Hoy desde las 18, Sábado Cachengue con Va de Onda (cumbia pop) y musicaliza Dj Pablo Rojas.

- No se cobra derecho de espectáculo. Sólo con reserva y consumición. Promociones para dos en bebidas y comidas, desde un revuelto de papas y hamburguesas hasta asado y platos más elaborados.

- No se suspende por lluvia.

- Reservas: vía Instagram, Facebook o por Whatsapp al 381 6109604.

 Mañana desde las 13, al aire libre, “Volviendo al ruedo”, con Leandro “El Tucu” Robin. A las 20, Gabbar con rock y pop.

Santos Discépolo: Dj selecthor, con un set amplio  

- Hoy: abren a las 18; a las 21 llega Dj Selecthor con pop, rock, cumbia y reguetón.

- Reservas: no se requiere por ahora. Hay comidas y bebidas a precios económicos.

- No se suspende por lluvia.

- Los jueves hay shows en vivo con bandas; viernes y sábado se habilita el patio al fondo con escenario.

Nonino: hoy, para empezar, se sirve tango  

- Hoy, a las 22: Tangueando Altaneros, tangos y milongas alternativas con Carlos Podazza en guitarra y Ada Marcilla y María José Soldati en las voces.

- Desde hoy y hasta el 20 de diciembre habrá shows viernes y sábados, con grupos y solistas de diferentes estilos.

- No se suspende por lluvia.

- Se cobra derecho de espectáculo, y se sirven empanadas y bebidas.

- Reservas por Facebook, Instagram o al 381-563-3442.

Comentarios