Estudiarán el agua en Villa Chicligasta - LA GACETA Tucumán

Estudiarán el agua en Villa Chicligasta

Líquido con arsénico.

14 Nov 2020 Por Rodolfo Casen
1

El Servicio Provincial de Agua Potable y Saneamiento (SePAPyS) no tiene en el sudeste tucumano pozos que provean agua con arsénico a los pobladores. A los que se les detectó ese contaminante fueron inhabilitados. Es lo que informaron técnicos de esa repartición en respuesta a una publicación de LA GACETA del martes 10 acerca de los problemas que padecen algunas comunidades expuestas al arcenisismo.

Villa de Chicligasta (Simoca) sería una de esas poblaciones afectadas, de acuerdo a una denuncia de su comisionado comunal Mario Castro. El funcionario dijo que pese a que el pozo del lugar tiene una profundidad que excede los 200 metros, sale con contenido de arsénico. Los vecinos del lugar incluso aseguraron que cuando llueve el líquido emerge oscuro. “Aquí tenemos que comprar agua en bidón porque la del grifo no es potable”, planteó doña María Arias. La denuncia sorprendió al titular del SePAPyS, Adrián Oscar Ruiz, según dijo un vocero del organismo. Por eso ordenó un estudio de verificación de la calidad del agua que se consume en la localidad ubicada al este de Atahona, por ruta 328. “De acuerdo a registros anteriores el agua de Villa Chicligasta no tendría arsénico. Pero vamos a efectuar nuevos estudios a fin de certificar el actual estado. Nuestra entidad en principio no tiene en el sudeste tucumano ningún pozo con agua contaminada” insistió el vocero. que pidió que se resguarde su nombre.

En esa localidad viven unas 5.000 personas que además sufren todos los años los desbordes del río Gastona. Las Ánimas (en Graneros) es otra de las poblaciones en las que el arsenicismo es un flagelo de toda la vida. Pese a que el SePAPyS excavó ahí un pozo profundo e instaló una planta potabilizadora, este prdía ser habilitado en los próximos días. “La inauguración viene postergada porque primero nos dimos con que la energía eléctrica para activar el motor de la planta tenía que ser trifásica. Después en dos ocasiones los delincuentes se robaron el motor”, contó Dardo Herrera, ex comisionado comunal de La Madrid.

Por gestión de la fundación ambientalista Ave Fenix de Concepción, se habilitaron cuatro pozos de agua libre de arsénico en Taco Rodeo, La Lomita y El Palancho, en Graneros, y otro en La Soledad, Burruyacu.

La Unidad Ejecutora Provincial (UEP) durante la gestión de Sisto Terán encargó a la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) un estudio de verificación de las napas acuíferas del sudeste tucumano con recursos financiados por la Corporación Andina de Fomento Norte Grande. La auditoría universitaria permitió la elaboración de 84 proyectos de instalación de pozos de agua. En un principio, según Terán, se ejecutaron 20. Otros se llevaron a cabo a través de programas nacionales canalizados a través de las comunas. Ahora estarían nueve en vías de concretarse.

Comentarios