Horario del comercio: qué cambia, qué se dice y qué se pide - LA GACETA Tucumán

Horario del comercio: qué cambia, qué se dice y qué se pide

A partir de la última resolución del COE, los comerciantes pueden elegir su horario entre las 9 y las 21. La postura de los empleados.

14 Nov 2020 Por Martín Soto
1

MICROCENTRO. El 80% de los locales de la zona más concurrida de la provincia son de calzados y textiles, que prefieren atender en horario cortado. la gaceta / Foto de José Nuno

El horario comercial desdoblado completa su primera semana de regreso. Luego de meses de atención de corrido como medida preventiva por la pandemia, el microcentro volvió a tomarse cuatro horas de descanso para abrir sus puertas hasta la caída del sol. La mayoría de los comerciantes sostienen que esta metodología favorecerá las ventas, especialmente en rubros como textiles, calzados y juguetería. Afirman que durante las siestas las ventas son prácticamente nulas, lo que pone en peligro a la actividad y los puestos de trabajo.

“Al horario no los pone el comerciante ni el empleado; lo pone el cliente”, expresó ayer el vicepresidente primero de la Federación Económica de Tucumán (FET), Héctor Viñuales. Sus declaraciones a LA GACETA play surgieron luego de que el Comité Operativo de Emergencia (COE), emitiera la Resolución N° 127, que autoriza la actividad comercial de lunes a viernes de 9 a 21, debiendo cada rubro establecer la modalidad de trabajo (cortado o corrido) mientras se cumpla con la Ley de Contrato de Trabajo (N° 20.744).

Modificaciones

¿Qué pasará entonces en el microcentro? La titular de la Cámara de Comercio, Gabriela Coronel, explicó a LA GACETA que cada comerciante tomará la determinación de cómo trabajar. Sin embargo, afirmó que la gran mayoría -el 80% son de textiles y calzados- sostendrán el horario cortado: de 9 a 13 y de 17 a 21. “Es por una cuestión de clima, de idiosincrasia de la gente. Las ventas no respaldaban el horario corrido; hay gente que ha cerrado sus puertas”, indicó, y recomendó consultar en las redes sociales los horarios de atención de los locales que se planeen visitar.

Las cadenas de electrodomésticos nacionales, sin embargo, mantienen el horario corrido. Lo mismo acordaron ferreterías, pinturerías y corralones, sobre todo fuera del centro.

La representante de los comerciantes sostuvo que el microcentro es un paseo de compras y que necesita vender en el horario que es más redituable. “Cada comerciante puede optar por el mejor horario que crea para vender. No va en detrimento de nadie, sino que estamos tratando de mantener los puestos de trabajo en las pymes”, dijo. Consideró que el horario cortado puede traccionar más gente a las calles. “Esta semana se vio mayor consulta de precios. Está demostrado que este horario en el microcentro y en las peatonales es el más redituable”, dijo.

Viñuales, a su vez, aseguró: “tenemos certificados día por día, de distintas horas de la siesta, cuando no hay nadie en peatonales y galerías, que no hay ventas”.

La otra cara

La visión de los comerciantes, sin embargo, difiere de la que tienen los empleados. Por eso ayer hubo una nueva protesta de los autoconvocados que reclaman que se mantenga el horario corrido. Sostienen que en los meses pasados ganaron calidad de vida, tiempo con sus familias, se ahorraron la mitad de los boletos y que estaban menos expuestos a la inseguridad ya que podían regresar a sus casas de día. “Estamos en una lucha para mejorar las condiciones de vida”, dijo Carolina Montenegro, una referente del grupo. Afirmó que el secretario de Gobierno y Justicia, Agustín Fernández, los recibió ayer y se comprometió a convocar a una reunión con todas las partes. “(Con el horario cortado) el empleado vive para trabajar, no trabaja para vivir”, señaló. Expresó su desacuerdo con el gremio y afirmó que la resolución del COE más que beneficiarlos los perjudica. “Dentro de ese horario no hay un control de que se respeten las ocho horas, y hay empleadores que se están aprovechando. No hay sindicato que controle”, protestó.

El titular de la Sociedad de Empleados y Obreros de Comercio (SEOC), Roque Brito, aseguró que ellos también piden horario corrido. Afirmó que ellos se encargarán de que se respete las jornadas de ocho horas hasta que la Secretaría de Trabajo disponga inspectores para hacer los controles. Adelantó, a su vez, que el martes a las 12 harán una movilización por todo el microcentro para luego ir a Casa de Gobierno a pedir que el horario de atención sea de 10 a 18 para todos los sectores. “Queremos horario corrido por el bien de los trabajadores, porque ganan calidad de vida”, manifestó Brito.

Más allá de los horarios, el COE remarcó en su resolución que se deberán respetar los protocolos habituales: atención con capacidad reducida, distanciamiento, uso de barbijo y limpieza de manos y calzados.

Comentarios