Faltan materiales de construcción, denuncian empresarios - LA GACETA Tucumán

Faltan materiales de construcción, denuncian empresarios

En medio de tensiones cambiarias, especulación y escalada de precios, el mayor problema es la reposición del stock.

09 Nov 2020 Por Juan Martín de Chazal
1

La falta de diversos materiales de la construcción se hace sentir en Tucumán. Empresarios del sector denuncian que ya existe desabastecimiento y temen por la continuidad de algunos proyectos. Entre las tensiones cambiarias y la continudad de los programas nacionales de Precios Máximos y Cuidados, las obras en curso se encuentran con dificultades cada vez mayores para acceder a insumos clave. Hierros, chapas, cañería, ladrillos y grifería son algunos de los principales faltantes este mes.

“Hay malestar generalizado por muchos abusos. Algunos proveedores establecieron aumentos inusitados en las últimas semanas. Esto no sólo afecta a las empresas constructoras que tenemos contratos con precios de la prepandemia, sino también a la demanda minorista que no puede ser cubierta”, protestó Jorge Garber, titular de la Cámara Tucumana de la Construcción (CTC).

El empresario consideró que hay especulación entre los fabricantes y los proveedores ante los vaivenes del dólar. “Entendemos que la brecha cambiaria es importante y que varios bienes están dolarizados, pero muchos se abusan esperando una posible devaluación”, acusó. Y comparó: “¿cómo puede ser que el ladrillo común cueste en Tucumán $ 14.000 más IVA y en Santiago del Estero, $ 9.000? Es una incoherencia. Es imposible sostener la situación si no hay una concientización por parte de los corralones”.

Según Garber, se ha formado una “bola de nieve” que estanca la cadena productiva. “Muchos especuladores intentan blindarse ante la necesidad de reponer sus productos. Si no podemos comprar, no podemos seguir con las obras ni generar trabajo. Mientras, ellos tampoco venden y así perdemos todos. Hay que confiar más; esto no es un sálvese quien pueda”, dijo desde Buenos Aires, adonde viajó con funcionarios provinciales -contó- para interiorizarse en acciones que promueve la Nación para el sector.

¿Qué efectos inmediatos acarrea esta situación? El titular de la CTC está convencido de que el desabastecimiento y la escalada de los precios “atentan contra la estrategia provincial de generar muchas obras públicas para salir de la recesión”. “Nuestro sector puede absorber unos 20.000 trabajadores que se han desocupado de la zafra y el limón, y que no podrán trasladarse a otras provincias. Si faltan materiales, esto no podrá suceder”, anticipó Garber.

Edgardo Lichtmajer, presidente de la Cámara de Empresas de la Construcción Privada de Tucumán (Cecoprit), dijo que existe un “combo explosivo” que ha causado faltantes de materiales. “En algunos rubros las fábricas estuvieron mucho tiempo cerradas o han producido con menos capacidad. En las últimas semanas, la inestabilidad cambiaria ha ocasionado que muchos no quieran vender porque no saben si podrán reponer sus stocks o han puesto cotizaciones disparatadas. La distorsión es grande”, observó.

Si bien en Cecoprit han estado trabajando “igual o más que antes de la pandemia”, la crisis con los insumos representa un golpe más a una actividad que ya enfrenta desafíos. “Venimos un poco desordenados porque trabajamos con menor personal por el coronavirus. Ahora las demoras en la provisión nos provocan otro desajuste con los tiempos”, se lamentó Lichtmajer. “Creo que esta incertidumbre va a durar más tiempo; los formadores de precios esperan que esta pax cambiaria se mantenga”, añadió.

Problemas de importación

Con sus negocios, Miguel Reginato participa en las tres ramas de la Federación Económica de Tucumán (FET) -industria, producción y comercio-, y conoce de cerca la problemática expuesta por los empresarios de la construcción. “En la bulonería el 80% de los productos que se comercializan son traídos del exterior. Tenemos serios problemas porque los importadores no largan toda la mercadería dado que no saben cuál será el precio final del dólar. Sólo nos salva el hecho de tener mucho stock”, explicó.

El empresario también indicó que los proveedores nacionales de acero y hierros están vendiendo en porcentajes reducidos, por lo que la fabricación de tuercas y bulones se encuentra en baja. “Lo que tenemos sí lo vendemos a las constructoras, pero el problema es la reposición de los materiales. La situación es muy difícil”, describió.

Además de ser secretaria de la rama industrial de la FET, Sonia Mochón integra la dirección de la Asociación de Fabricantes de Insumos para la Construcción de Tucumán (Afinco). “Tenemos diversos inconvenientes por la pandemia y la crisis económica. Hay atrasos en la fabricación porque muchas empresas están cerradas y, en otras, gran parte del personal está afectado por la covid. Eso se suma a las restricciones de circulación entre provincias y al encarecimiento de los fletes, que afectan la distribución. Todo esto lleva a problemas con la provisión de stocks”, ahondó la empresaria.

Además, la referente del parque industrial provincial expresó que varios insumos son importados y que sus valores se han duplicado. “Los grandes concentradores venden por cupos y, más que por especulación, argumentan que tienen inconvenientes con la fabricación y la distribución. El mercado viene a la baja en el retorno de utilidades y esos fabricantes no congelan precios, por lo que no podés hacer una reserva de acopios”, se explayó Mochón. Entre los materiales más afectados en sus entregas, mencionó acero inoxidable, hierros, chapas, aluminios, ladrillos, grifería y revestimientos.

Comentarios