Cuatro diputados tucumanos optaron por abstenerse - LA GACETA Tucumán

Cuatro diputados tucumanos optaron por abstenerse

En la votación en particular los opositores alternaron con aprobaciones, mientras que fue unánime el apoyo de los cinco oficialistas.

30 Oct 2020 Por Daniel Salvador
1

OTRA FISONOMÍA. Ayer el recinto tuvo más presencia de diputados.

Dos de los tres bloques de diputados tucumanos optaron por abstenerse en la votación del Presupuesto 2021, en la sesión de ayer. De los nueve legisladores coterráneos, los cinco oficialistas del Frente de Todos apoyaron unánimemente el proyecto del Gobierno nacional. Así votaron en general y en particular Pablo Yedlin, Gladys Medina, Nilda Carrizo, Mario Leito y Carlos Cisneros.

Por su parte, en el bloque de Juntos por el Cambio, José Cano, Lidia Ascárate y Domingo Amaya se abstuvieron de votar en general, pero en particular alternaron con aprobaciones. Igual criterio ejerció la diputada Beatriz Ávila (Partido por la Justicia Social), cuando por su exposición en el recinto se pensó que era negativo.

Al momento de evaluar el Presupuesto, Yedlin consideró que es una herramienta útil para sortear una situación económica difícil por la pandemia, y que a diferencia de los postulados del gobierno de Mauricio Macri, “no se votó para refinanciar la deuda” sino a favor de la producción y el desarrollo, y de contratos más federalistas que reactiven el consumo y se atienda la salud en el país.

Puso acento en recordar que los presupuestos en salud del macrismo decrecieron desde 2016 hasta 2019, cuando se llegó a tocar un piso de U$S 1.600 millones, y que ahora, en este primero de Alberto Fernández, se hicieron previsiones por U$S 2.400 millones.

Admitió que aún hay reclamos históricos, como la redefinición de los subsidios al transporte público entre el AMBA y el interior (hoy es 80% y 20%), y apuntó que se refleja una visión federal para atender la obra pública de las provincias que, como en el caso de Tucumán, no llegaron durante el gobierno de Juntos por el Cambio, y otras se paralizaron.

La diputada Ávila, por su lado, enfatizó que “este presupuesto es solamente voluntarista”, y afirmó que no es real porque no se encuadra dentro de un programa económico. “Ya lo dijo el Presidente, a él no le gusta, y no cree en los programas económicos”. Consideró durante su intervención que la “ley de leyes” no establece pautas monetarias, fiscales o cambiarias claras. “La economía se maneja por expectativas. Las proyecciones indican que la caída será de un 12% aproximadamente, acompañado de un abultado déficit fiscal entre el 8% y el 10% del PBI, una inflación elevada, una aguda recesión; y se espera una recuperación económica en la medida en que la situación sanitaria vaya mejorando”.

También la esposa del intendente Germán Alfaro le fustigó que se vea “poco o nada, desde la perspectiva federalista”. “Manejar un país con un sistema de premios y castigos, es una práctica repudiable; más en este contexto”, dijo. Y subrayó: “la distribución de recursos en este presupuesto me llevan a deducir que hay provincias de primera, segunda, tercera, y cuarta categoría; y ni que hablar de los municipios a lo largo y ancho de todo el país. En el interior, los efectos de la crisis son devastadores”.

También Cano cuestionó que el Gobierno “dibuje” algunos números y proyecciones y “no entienda que la crisis económica recién comienza”.

“Durante los cuatro años de Gobierno de Macri se logró bajar el déficit fiscal más de 4 puntos del PBI, y ahora proyectan reducir el mismo número pero en un año”. Agregó que en general, desde el artículo 1 al 10 del proyecto, “son números irreales, ficticios, y que casi desapercibido se le devuelven los poderes discrecionales al jefe de Gabinete, para la reasignación de partidas”.

También el referente radical en el Congreso destacó el “pequeño avance” que logró como miembro de la comisión de Presupuesto, al insistir con la redistribución de los subsidios al transporte público del interior, que pasaron de los actuales $ 13.500 millones a $ 20.000 millones, y criticó que no se aclare el final del IFE y de otras ayudas sociales de emergencia por la pandemia, para diciembre próximo.

Comentarios