El oficialismo ratificó una designación judicializada por carecer de “perspectiva de género” - LA GACETA Tucumán

El oficialismo ratificó una designación judicializada por carecer de “perspectiva de género”

La candidatura de Galletta como defensor público de la Nación en Tucumán quedó en condiciones de ser votada en la Cámara Alta. Lucero, quien interpuso un amparo contra el nombramiento, dijo que el postulante mintió a los senadores y cuestionó que en los últimos dos años aquel sólo haya hecho la capacitación de la Ley Micaela.

29 Oct 2020 Por Irene Benito
1

MARIANO GALLETTA / CAPTURA DE VIDEO

La decisión política está tomada: el bloque oficialista del Senado “acompañará” la decisión del presidente Alberto Fernández de enviar a Mariano Galletta a la Defensoría Pública de la Nación ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal (TOF) de Tucumán. El titular de la bancada del Frente de Todos, José Mayans (Formosa), informó que había voluntad de dar el acuerdo a Galletta este lunes, luego de que el funcionario judicial fuese entrevistado con la modalidad virtual en la comisión de Acuerdos que preside la kirchnerista Anabel Fernández Sagasti (Mendoza). Se trata de un nombramiento judicializado por carecer de “perspectiva de género”: Vanessa Lucero, la amparista y ganadora del concurso para la Defensoría, había pedido a los senadores que suspendan el tratamiento del pliego hasta tanto el Juzgado Federal Nº2 tucumano se pronuncie sobre su petición de que el nombramiento sea evaluado de nuevo.

Durante la audiencia con la comisión de Acuerdos, Galletta expresó que había ingresado al Ministerio Público de la Defensa de la Nación en 1993, y concursado en ocho ocasiones y logrado entrar en cuatro ternas. “Conozco la Defensoría ante el TOF de Tucumán: sé que tiene seis empleadas mujeres y a mí sólo me falta conocer a una de ellas”, expresó luego de corregir a Fernández Sagasti, a quien aclaró que su apellido se pronunciaba “galeta” y no “galleta”. Además, comentó que le interesaba desterrar la “obsoleta estructura patriarcal” y aplicar la perspectiva de género, y dijo que entre 2017, fecha de inicio del concurso y el presente, había concluido una capacitación: la formación obligatoria sobre violencia contra la mujer de la Ley Micaela.

La exposición generó objeciones de parte de la senadora tucumana Silvia Elías de Pérez (UCR) y de la propia Lucero, quien reprochó que Galletta haya leído un texto en vez de manifestarse de manera espontánea como el resto de los aspirantes entrevistados y que sólo pueda exhibir un perfeccionamiento en tres años. “Lo escuché hablar de género y de cultura patriarcal, pero usted buscó un camino para justificar la propuesta de su pliego. Lo que ha hecho es tratar de confundirnos e hizo observaciones que no son la verdad. En mi provincia todos los defensores son hombres, todos los fiscales son hombres y todos los jueces son hombres: debemos irnos a la Cámara Federal para encontrar a una mujer (Marina Cossio). Para mí la discrecionalidad dada al Presidente no puede ser arbitrariedad. Y quiero que esto quede bien visibilizado en la comisión porque nos llenamos la boca hablando de género”, apuntó Elías de Pérez.

“Entiendo lo que acaba de referir y la situación de Tucumán. Pero esa jurisdicción federal también comprende a Catamarca y a Santiago del Estero. El Presidente elige: estar tercero en la terna no es excluyente. No puedo opinar sobre la facultad discrecional. Hay otros cargos vacantes en Tucumán y es mi deseo que haya acciones positivas para que se integren más mujeres”, contestó Galletta.

Defensoras que no defienden

“Siento que hay un desprecio absoluto hacia la mujer tucumana y esperaba que se retractara”, replicó Elías de Pérez. A continuación, el justicialista Guillermo Snopek (Jujuy) tomó la palabra y destacó que dos de las tres bancas de Tucumán en el Senado estaban ocupadas por senadoras: Elías de Pérez y Beatriz Mirkin. Esta última luego avaló el discurso de Galletta. “Comparto que la Justicia Federal de la provincia tiene muchos varones y que correspondería que haya más mujeres. También comparto que hay mujeres que no defienden los derechos de sus comprovincianas. Hubo defensoras en la Justicia provincial que hicieron tener familia a niñas”, afirmó Mirkin sin dar nombres.

En un escrito que envió a LA GACETA, Lucero afirmó que Galletta mintió sobre la presencia de mujeres en la jurisdicción que depende de la Cámara Federal: “las dos únicas que hay (en Santiago del Estero) son funcionarias designadas por la Defensoría General de la Nación, que sí respeta la paridad de género. Pero aquellas no son magistradas nombradas por el Poder Ejecutivo con acuerdo del Senado”. En su acción de amparo, Lucero esgrimió que Fernández se había inclinado para el cargo tucumano por un abogado (Galletta) con residencia en Buenos Aires calificado con 106 puntos en el concurso mientras que ella, que era oriunda de la provincia y trabajaba allí, había sido vetada pese a lograr 133,75 unidades (la aspirante Natalia Eloísa Castro logró el segundo puesto con 131,5). Según su criterio, este nombramiento no sólo contraviene las disposiciones de los pactos internacionales, sino también la propia política de promoción de la mujer anunciada por la administración de Fernández.

Aunque la amparista había solicitado una medida cautelar para frenar el trámite del acuerdo de Galletta y el juez Fernando Luis Poviña ordenó al Estado Nacional que produzca los informes, esos escritos podrían llegar después de que el Senado otorgue el visto bueno a la designación impugnada. “Ello implicará que todos los cargos de defensores públicos de la Nación en Tucumán estén ocupados por varones”, advirtió Lucero. El 21 de mayo de 2019, el ex presidente Mauricio Macri había elegido a la amparista, pero el peronismo bloqueó el trámite en el Senado y en febrero el mandatario en funciones retiró esta designación junto a otras 200. El orden jurídico estipula que el Presidente puede elegir a cualquiera de los ternados y no establece un plazo para definir el nombramiento. El Gobierno acumula otros cinco tercetos para cubrir igual número de cargos de la Justicia Federal de Tucumán.

Comentarios