Manzur apelará a créditos para financiar el déficit del año electoral - LA GACETA Tucumán

Manzur apelará a créditos para financiar el déficit del año electoral

El gasto público se incrementará 38% respecto de este año.

29 Oct 2020 Por Marcelo Aguaysol
1

EN LA CÁMARA. Silvia Pérez, secretaria general, entrega a Jaldo el proyecto de Presupuesto para 2021. PRENSA LEGISLATURA

La necesidad de financiamiento es más profunda que en otros años. La gestión del gobernador Juan Manzur afrontará el año electoral con un déficit fiscal estimado en $ 9.782 millones, según se desprende el proyecto de Presupuesto Provincial 2021, presentado ayer por el Poder Ejecutivo en la Legislatura. De acuerdo con las cifras oficiales, el gasto público crecerá casi un 38%, en línea con la inflación, con un total de erogaciones de $ 205.217 millones, $ 58.785 millones más que lo proyectado originalmente para este año.

La iniciativa fue entregada, dentro del plazo previsto en la Constitución de la Provincia, por la secretaria general de la Gobernación, Silvia Pérez, al vicegobernador en ejercicio del Poder Ejecutivo, Osvaldo Jaldo, y al presidente subrogante de la Legislatura, Regino Amado. El peso del gasto en Personal sigue siendo elevado en el Presupuesto. Casi seis de cada $ 10 que se gastará en el año electoral será destinado al pago de salarios del sector público provincial, que ha declarado un total de 90.625 cargos en la planta de personal permanente. El incremento de la dotación será de 1.091 puestos comparados con los de este año. Desde el Poder Ejecutivo se indicó que gran parte de esas designaciones están relacionadas con el personal de la salud, por efecto de la pandemia del coronavirus. Los agentes sanitarios esperan una recomposición salarial por la labor que vienen desarrollando en la prevención y en la atención a pacientes que se infectaron con covid-19. Hasta ahora, en la Casa de Gobierno no se confirmó si habrá tal reconocimiento salarial, aunque no descartaron que se incorpore en función de una redistribución de partidas presupuestarias.

Desde que Manzur asumió como gobernador, el total de erogaciones de la provincia ha crecido cuatro veces y media, producto de la inflación acumulada durante los últimos cinco años y también por el reajuste de los salarios públicos, entre otras medidas. En el último lustro, además, el plantel permanente del sector público ha crecido en 7.119 cargos, comparando el ejercicio 2016 con el proyectado para el año que viene.

La mano nacional

Frente a un resultado deficitario, ¿cómo hará el Poder Ejecutivo para tratar de equilibrar las cuentas públicas? La primera respuesta surge del mismo proyecto de Presupuesto 2021.

• En el artículo 16, el Ejecutivo contempla un monto máximo de hasta un 7,4% del total de erogaciones pautadas para el año que viene para el uso transitorio del crédito a corto plazo. Esto implicaría un financiamiento de unos $ 15.000 millones para atender contingencias financieras. Este sistema ya había sido aplicado en ejercicios anteriores y equivale a dos planillas salariales mensuales del sector público provincial.

• El artículo 18 faculta al Poder Ejecutivo a tomar préstamos a mediano y a largo plazo de hasta $ 10.000 millones en el financiamiento que habitualmente dispone el Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial. De hecho, este año, el gobernador ha gestionado partidas para poder abonar los salarios públicos en varios meses del año. La cifra duplica a lo pautado para este año. Como el anterior, la garantía es la afectación de un porcentaje de los Fondos de Coparticipación Federal de Impuestos.

Una segunda vía de financiamiento es apelar a los fondos discrecionales que dispone la Nación para las provincias. En este caso, existe la posibilidad de conformar un fondo anticrisis con el fin de que los distritos subnacionales más comprometidos financieramente puedan alcanzar una ayuda extraordinaria para bajar el rojo fiscal.

Paralelamente, el proyecto de Presupuesto 2021 prevé, en su artículo 17, un aval para que el Ejecutivo tome préstamos subsidiarios, con garantía de coparticipación, por hasta U$S 200 millones. Para ese fin, Manzur debería firmar acuerdos con el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Viviendas de la Nación antes de avanzar en programas financiados por organismos multilaterales, como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En este aspecto, hay varios planes que ya están en proceso de licitación para ejecutar obras vinculadas con la red cloacal e hídrica que arrancarán el año que viene. Ayer, por caso, Manzur mantuvo un encuentro en Buenos Aires con el administrador del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa), Enrique Cresto. El propio mandatario informó que se ha previsto una inversión cercana a los $ 2.500 millones para esas obras.

Asimismo, el Presupuesto Nacional 2021 contempla una fuerte contención social para beneficiarios de la provincia. De los $ 190.544 millones, el 75% del gasto nacional volcado en Tucumán será destinado a ayuda social, incluyendo jubilaciones, pensiones y planes sociales.

2016 y 2017

Con leve superávit financiero

Para el año del Bicentenario de la Independencia, el Poder Ejecutivo había previsto un gasto público de $ 54.669 millones, con un resultado casi de equilibrio fiscal (leve superávit de $ 1,7 millón). El plantel estatal permanente fue estimado en 83.506 cargos. En 2016 no hubo grandes sobresaltos financieros. Al año siguiente, en 2017, el Ministerio de Economía proyectó erogaciones por un total de $ 67.505 millones, con un resultado financiero superavitario proyectado en unos $ 940.000. En ese ejercicio, el Gobierno provincial calculó en 87.141 la cantidad de cargos en la planta permanente del Estado.


2018

El peso del gasto en personal

La recomposición salarial en el sector público fue al ritmo de una inflación creciente en el país. Con esa situación, el gasto en Personal tuvo un fuerte peso dentro de la estructura de gastos del Estado. El 56,6% de las erogaciones fueron destinadas a pagar salarios. El Presupuesto provincial de ese año fue calculado en $ 67.505 millones para el nivel de gastos generales, con un superávit fiscal estimado en $ 46 millones. La iniciativa girada por el Poder Ejecutivo a la Legislatura en este año proyectaba un total de 89.402 cargos en la planta permanente del Estado provincial, poco más de 6.000 puestos respecto de 2016.


2020

Del superávit al déficit fiscal

El Presupuesto de este año estimó gastos por $ 156.214 millones, cuatro veces más de lo que se pautó en 2015 cuando Juan Manzur asumió como gobernador. La iniciativa, sancionada antes de la pandemia de la covid-19, preveía un incremento de las erogaciones del 62%, por encima de la inflación. El gasto en Personal fue de poco más de $ 94.000 millones, un aumento del 70% debido a las actualizaciones de las remuneraciones. Esa cifra equivale al 63% del total de erogaciones de la provincia. El plantel permanente es de 89.534 cargos. El superávit pasó de $ 9 millones a un déficit estimado en $ 8.000 millones.


2019

Sin inversión en obras

Para 2019, el Poder Ejecutivo calculó una erogación total de $ 96.363 millones para el año que viene (un 42,7% más que el año anterior, por efecto de la inflación), con un superávit que apenas superará los $ 46 millones. La planta de agentes públicos está casi congelada respecto de 2018, pero se faculta al Gobierno a titularizar a más empleados. Según la iniciativa que el Ejecutivo giró a la Legislatura para su tratamiento, la totalidad de cargos en la planta permanente del sector público fue calculada en 89.402 puestos. La inversión en obras públicas fue casi nula para el ejercicio de ese año.

Comentarios