Manzur denuncia una campaña de desprestigio - LA GACETA Tucumán

Manzur denuncia una campaña de desprestigio

El gobernador prefiere no hablar de plan de desestabilización, pero avanza con pedidos de investigaciones judiciales.

28 Oct 2020 Por Marcelo Aguaysol
2

EN BANDA DEL RÍO SALÍ. Manzur encabezó un acto en el que se entregaron libros sobre la vida de Néstor Kirchner.

El silencio se apoderó del gobernador Juan Manzur. Durante los últimos días, analizó la difícil situación que atraviesa su gestión a las puertas del primer aniversario de su segundo mandato, el quinto año desde que fue proclamado como gobernador de Tucumán. La inseguridad sigue siendo su talón de Aquiles. Pero el mandatario, cada día que pasa, se convence de que hay una campaña de desprestigio contra su administración, en el marco de una movida que también golpea al presidente Alberto Fernández. Lo deslizó ayer entre dirigentes que asistieron al acto de homenaje por el décimo aniversario del fallecimiento del ex presidente Néstor Kirchner, en Banda del Río Salí. Públicamente no habla del tema. Lo hizo este domingo el vicegobernador Osvaldo Jaldo, cuando se refirió a un plan de desestabilización del que participaba un sector de la oposición. Ese fue otro de los argumentos analizados entre los referentes del PJ.

“Quien habla junto con Juan Manzur vamos a gobernar la provincia hasta 2023. Sabemos que tuvimos aciertos y también que tenemos que solucionar los problemas. Hacemos autocrítica y estamos a la altura de la circunstancia. Ahora que sepa la oposición que las elecciones se ganan en las urnas”, había señalado a nuestro diario el presidente de la Legislatura. Al día siguiente, el diputado nacional José Cano (Juntos por el Cambio) desestimó aquella “campaña de desestabilización” denunciada por Jaldo y acusó al vicegobernador de “conspirar contra Manzur”. En el mismo sentido se expresó otro diputado de la oposición, Domingo Amaya. “La desestabilización de la que habla el vicegobernador es la que sufre Tucumán, al no respetarse la independencia de poderes y tener un Estado ausente”, escribió en su cuenta en Twitter. Las respuestas a esas críticas fueron realizadas por legisladores oficialistas, pero no por ministros del Poder Ejecutivo. Algunos de ellos comentaron a nuestro diario que fue el propio gobernador que les sugirió que no contestaran públicamente a los referentes de la oposición.

EN EL CCK. Fernández rindió tributo e inauguró una estatua de Kirchner.

De todas maneras, el gobernador avanza en dos denuncias formuladas en la Justicia Federal y en la provincia para que se investigue la presunta comisión de una serie de delitos de orden público. Esto fue confirmado por cuatro dirigentes cercanos al mandatario. A diferencia de Jaldo, en sus charlas con la dirigencia, Manzur no utiliza la palabra desestabilización, pero sí alude a una campaña de desprestigio contra su gestión de gobierno. Menciona un audio por el que se cita a una convocatoria espontánea frente a la Casa de Gobierno para el próximo sábado y a la viralización de una serie de imágenes contra la gestión provincial en las redes sociales. La situación, incluso, ha llevado a que el propio titular del Poder Ejecutivo provincial mantuviera contactos telefónicos con la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, con el fin de ponerla en conocimiento de la situación e intercambiar ideas. En el Palacio de Gobierno tucumano creen que, detrás de la campaña, hay “trolls” (usuarios con identidad desconocida que publican mensajes provocadores en las redes) que responden a la oposición y que no necesariamente están radicados en territorio provincial. De allí la denuncia en sede federal.

Acto bandeño

Manzur participó ayer de un homenaje a Néstor Kirchner, en el que entregó a dirigentes el libro “Néstor: el hombre que lo cambió todo”, de Jorge “Topo” Devoto, un publicista y amigo de la familia Kirchner. El acto fue organizado por el intendente bandeño Darío Monteros, al que asistieron además, Jaldo, el presidente subrogante de la Legislatura, Regino Amado, y los principales referentes del kirchnerismo en tucumán. “Muchos de sus ideales y sus visiones siguen vigentes, generando una Argentina Federal que incluye a todos y con igualdad de oportunidades”, dijo Manzur del ex presidente de la Nación.

En Buenos Aires, en tanto, también hubo homenajes oficiales, sin la presencia de la vicepresidenta Cristina Fernández. “Siento que mi deber es terminar con la tarea que empezó Néstor y que siguió Cristina (Kirchner). Y así lo voy a hacer y así lo vamos a hacer. Cada una de las promesas que hicimos en campaña las voy a cumplir”, dijo Alberto Fernández en el discurso que pronunció en el Centro Cultural Kirchner (CCK). La ceremonia llegó precedida de una polémica a raíz de una carta pública en la que la titular del Senado resaltó la elección de su compañero de fórmula con el que se impusieron en las elecciones. “Hoy maltratan a un Presidente que, más allá de funcionarios o funcionarias que no funcionan y más allá de aciertos o desaciertos, no tiene ninguno de los “defectos” que me atribuían y que según no pocos, eran los problemas centrales de mi gestión”, indicó. Negó que sea un títere y afirmó : “(el Presidente) es el que saca, pone o mantiene funcionarios. Es el que fija las políticas públicas”. También fustigó a la gestión de Mauricio Macri y hubo críticas a la política económica (“el freno a la economía y la incertidumbre generalizada sobre qué va a pasar con nuestra vida son agobiantes”).

“Yo leí la carta y me gustó, la sentí como un respaldo. Ha sido muy generosa en muchos conceptos y la valoré así. Tiene conceptos elogiosos, generosos y afectuosos”, resaltó el Presidente sobre la carta.

Comentarios