Urge un diálogo amplio, para cambiar la realidad - LA GACETA Tucumán

Urge un diálogo amplio, para cambiar la realidad

Por Rafael Bulacio y José Manuel García González. Club del 81.

25 Oct 2020

Este grupo de ciudadanos, con distintas experiencias en la vida política, empresarial y profesional de la provincia, frente a la profunda crisis que vive el país, considera que teniendo reclamos y denuncias para formular, la República requiere hoy, un esfuerzo de convivencia que se caracteriza por la necesidad de diálogo de todos los factores políticos y sociales. Debemos priorizar una decisión colectiva de respetarnos unos a otros, adoptando como principio innegociable la libertad. Queremos expresar nuestra conciencia crítica, nuestros deseos, y asumir nuestra responsabilidad que nos eleva a un rol activo, ya que no debemos comprometer el futuro de nuestros hijos y nietos. Los datos objetivos de la realidad muestran que este año el PBI caerá un 12%, la pobreza en el 50 %, desocupación, inseguridad, usurpación de terrenos y campos, inflación contenida, Banco Central sin reservas, Justicia paralizada, contrabando, disparadas del dólar blue que acrecientan los rumores de una devaluación, sanidad colapsada, chicos sin educación, falta de plan y de rumbo, y un Presidente que no ejerce su autoridad que como tal se le concedió legítimamente en las urnas. Estamos ante una situación inédita, en medio de una pandemia con pésimos resultados, que nos coloca entre los países con más contagios; no obstante la cuarentena más larga del mundo. La pandemia no es el factor exclusivo de la crisis económica y social, circunscribirse a ella es buscar justificación al fracaso, lo cual parecería eximir la responsabilidad del gobierno sobre la crisis. Pero sus errores no deben arrinconarnos en la pasividad. Los argentinos sufrimos el “no te metás”, pero hoy los banderazos demuestran que ya no se acepta esa actitud. Nunca como hoy, se ha tenido mayor conciencia de la crisis. Nunca como ahora se percibe el enorme desafío de cambiar abruptamente la realidad. Nunca como ahora se espera la decisión de la Corte, la continuidad de los juicios por corrupción y el rechazo a la impunidad. Cada vez hay más argentinos que apuestan al esfuerzo, la seriedad, al conocimiento y la organización. Avancemos hacia el sinceramiento. Nuestra propuesta es que urgente se inicie un diálogo amplio entre el presidente con las fuerzas políticas de la oposición, empresarios, organizaciones obreras, academias nacionales y la Iglesia, para que, en un ámbito de mutuo respeto, se encuentren las soluciones que hoy el país requiere para afrontar esta situación inédita y nunca vivida en la Nación. Para crecer en democracia es necesario que tengamos una auténtica República.

Comentarios