Venta de motos en Tucumán: entre la falta de stock y la suba de precios

Cómo afectó el dólar al rubro, cuáles son las tendencias del mercado, qué compran los tucumanos.

23 Oct 2020 Por Camila Carceller
2

ARCHIVO

Al igual que a la mayoría de los rubros, la venta de motos se vio totalmente afectada por la pandemia. Aunque los empresarios tuvieron que mantener cerradas sus puertas sólo las primeras semanas de cuarentena, una vez que reabrieron comenzó la lucha por mantener los números tan estables como fuera necesario para no perder la rentabilidad del negocio.

“Realmente la pandemia nos afectó mucho. Venimos de años de caída y esto fue un golpe duro. A nivel nacional, el 2017 fue un récord de ventas, pero a partir del 2018 cayeron exponencialmente; tanto que pasamos de 600.000 a 430.000 en 2019 y en 2020, mensual, de 35.000 pasamos a 4.500 en abril por ejemplo, que fue el peor mes”, explicó Antonio Mahtuk, dueño de Yuhmak e integrante de la Cámara Argentina de Concesionarios de Motos (Cadecom).

El empresario comentó que los patentamientos comenzaron a acomodarse a partir de mayo, de forma muy lenta y escalonada: “de 3.800 pasamos a 16.600 en mayo; a 23.700, en junio; casi 24.000 en julio; 27.000 en agosto y 29.000 en septiembre. Octubre viene más complicado”.

Al igual que pasa con los productos de artículos para el hogar o tecnología, las limitaciones en las importaciones afectan directamente al negocio. Es que la mayoría de los componentes de este tipo de vehículos vienen de afuera y, ante la complicación de ingresarlos al país y la incertidumbre futura, las fábricas decidieron limitar su producción: “entre el 10% y 12% de las piezas son importadas. Son pocos los componentes realmente nacionales aun cuando hablamos de marcas argentinas”.

“Esto impacta directamente en la oferta, lo que nos complica a la hora de reponer lo que vendemos, sumado a los aumentos que tenemos mes a mes. Actualmente la oferta es acotada y estaríamos entrando a una meseta de demanda”, mencionó.

En ese sentido, los impuestos y el incremento del valor del dólar, los afectó directamente e incentivó a los tucumanos que tenían ahorrados algunos pesos a invertir en algo que conserve su valor, como una moto. “Hoy hay dos tipos de demanda: una especulativa, de aquella gente que quiere desprenderse de los pesos y pasar a un bien para mantener el valor de su dinero; y la otra tiene que ver con la gente que tenía dólares y busca otras motos más caras, que las hacen valer en blue, por lo que les terminan saliendo más baratas que antes”, detalló.  

Incremento y financiación

El empresario menciona que las motos venían teniendo un aumento sostenido desde que comenzó la pandemia que rondaba en un 5% mensual, pero que los últimos tres meses ese porcentaje se duplicó –por la importación y la propia especulación del mercado- y que ahora ronda entre el 10% y el 11%.

Actualmente el precio final de los rodados arranca desde los $65.000. Y las concesionarias, en general, ofrecen financiaciones propias o con tarjetas de crédito, que hacen el vehículo más accesible.

En cuanto a la financiación para compra de motos anunciada por el Gobierno, el empresario recordó un antecedente de crédito que se planteó a principios de este año y nunca se concretó: “hubo un simulacro de financiación gubernamental en febrero-marzo y no funcionó. Lo único que hizo fue generar expectativas en la gente que comenzó a dilatar la compra a la espera de esta financiación”.

“Ahora veo algo parecido. Todo termina siendo publicidad porque no están dadas las condiciones: los proveedores no nos aseguran la reposición de la mercadería y eso significa que nosotros tendríamos que arriesgar nuestro stock a una financiación que aún no está reglamentada”, añadió.

El empresario es uno de los pocos del rubro que accedió a responder las preguntas de LAGACETA.com, los demás optaron por no contestar.  

En septiembre, el presidente Alberto Fernández, anunció el lanzamiento de una línea de créditos para comprar motos hasta en 48 cuotas fijas, con una tasa subsidiada del 28,5%. El beneficio alcanzaría solo a algunos modelos y de origen nacional, con el objetivo de reactivar la economía. 

Tendencias de demanda

“La moto es un vehículo tan noble que, dentro de todo, nos permite tener un año más o menos mejor que muchos otros rubros (afectados por la pandemia). Esto tiene que ver con la necesidad de movilidad, sobre todo ahora con el paro de transporte, ya que la gente no tiene medios para moverse”.

Mahtuk resaltó que no han cambiado las líneas de búsqueda de los clientes en general, ya que llegan a los negocios buscando un medio que les permita moverse y, a la vez, que sea económico: “eso representa un 80% de las ventas; el 20% restante son los que buscan alga gama”.

Comentarios