Según Alfaro, el Gobierno de Manzur profundizó el "deterioro institucional" que dejó Alperovich

El intendente se refirió al femicidio de Abigaíl y al posterior linchamiento del principal acusado.

22 Oct 2020
1

INTENDENTE. Germán Alfaro, jefe municipal de la Capital. Foto: Archivo de Prensa Municipal

El intendente de San Miguel de Tucumán, Germán Alfaro (PJS), reflexionó hoy sobre la crisis que atraviesa la provincia tras el femicidio Abigaíl Riquel, y el posterior linchamiento y homicidio del principal acusado, José "Culón" Guaymás, a manos de vecinos indignados por el crimen de la niña de nueve años. Desde la óptica del jefe municipal, la gestión del gobernador Juan Manzur ha profundizado el "deterioro institucional" generado por la administración de José Alperovich (2003-2015).

"Ayer hemos visto (la denominada 'justicia por mano propia') en nuestra sociedad. Cuando hablamos del quiebre de las instituciones, hablamos de esto. La gente no cree en la Justicia, no cree en la Policía, no cree en los políticos. Ayer no funcionó el Estado, estuvo totalmente ausente, doblemente ausente, por Abigail y por el delincuente. El Estado estuvo totalmente ausente", aseveró el intendente en una conferencia de prensa brindada tras la presentación del libro “Mercedes Sosa, Una canción en el viento”, escrito por el periodista Roberto Espinosa y editado por el sello editorial “Ciudad Histórica".

El mandatario le reclamó "autocrítica" a la Casa de Gobierno para superar esta situación.

"¿Tiene que renunciar (el ministro de Seguridad, Claudio) Maley?", se preguntó a sí mismo Alfaro. Y consideró que, en este contexto, "Maley es una anécdota en la provincia". "No se soluciona nada (con su dimisión). El Gobierno (de Manzur) se tiene que hacer cargo de esta situación. Tiene que cambiar su impronta, su actitud frente a los hechos. Tiene que actuar. Si el Gobierno no actúa, es una respuesta también a la gente; y la gente no quiere esa respuesta. El problema de la inseguridad ya no es un problema del Gobierno, ha sido excedido. Es un problema de nuestra sociedad, donde nuestro Gobierno primero tiene que hacer una autocrítica y convocar a todas los sectores, a los legisladores, a los partidos políticos, a la Iglesia, a la Federación Económica, a la Unión Industrial, al Colegio de Profesionales, a todas las instituciones. Pero previamente tiene que hacer su autocrítica, porque de esta situación vamos a salir todos juntos", afirmó.

Además, enumeró una serie de hechos trágicos registrados en Tucumán durante la pandemia que tuvieron un grave impacto desde lo institucional.

"Primero nos asombrábamos por lo de (el trabajador rural Luis) Espinoza, quien en plena democracia fue secuestrado; se trata de un ciudadano tucumano, muerto por la Policía y triado en Catamarca. En plena democracia. Luego, creíamos que lo de Ana Dominé era el techo, que una ciudadana había sido matada de un tiro en la cabeza en pleno centro de la ciudad. Pero parece ser que los tucumanos todavía tenemos cosas. Ahora pasó lo de esta niña, Abigaíl, y puede haber sido cualquiera de nuestros hijos. Entonces, con este tema no se hace política. Pero la política es la que tiene que dar solución a estos temas, es la política la que está en deuda con los ciudadanos", consideró Alfaro.

Además, sostuvo que el Ministerio de Seguridad debería responder los pedidos de informes elevados por los legisladores de la oposición ante el caso de Abigaíl, ya que la familia de la víctima reveló que en la comisaría local no les tomaron la denuncia tras la desaparición. "Que la Policía explique lo que pasó, que quede claro lo que sucedió", indicó.

Luego, analizó el aspecto político de la crisis actual. "Esto es lo que nos dejó el deterioro de las instituciones (de la gestión de) Alperovich, y este Gobierno las está profundizando", remarcó el intendente.

Por su parte, dijo, siente que "también" tiene responsabilidad ante la situación actual. "La familia más grande de la provincia es la que vive en la ciudad de San Miguel de Tucumán. Y siento que podría haber hecho más de lo que hice, porque tenemos un concejal de nuestro espacio, Cristian Petersen, vecino del lugar; yo le dije que estábamos a disposición de lo que necesitara esa familia, pero siento que podríamos haber hecho más docencia, más educación con los vecinos. Acá no está exento nadie. De esto nadie puede hacer política, pero somos nosotros, la política, la que tiene que dar las soluciones", insistió Alfaro.

Comentarios