EDET prepara un plan de contingencia ante un incremento de la demanda en el verano - LA GACETA Tucumán

EDET prepara un plan de contingencia ante un incremento de la demanda en el verano

Las fallas del lunes pusieron en alerta a la distribuidora que diseñó un esquema hasta marzo.

21 Oct 2020 Por Marcelo Aguaysol
1

A OSCURAS. Miles de usuarios se quedaron sin el servicio por los problemas en líneas de alta tensión. LA GACETA / FOTO Juan Pablo Sánchez Noli (ARCHIVO)

El atípico calor de octubre ha puesto en vilo al sistema eléctrico. Con temperaturas de hasta 40° y con una saturación del sistema de Transporte en Alta Tensión entre El Bracho (Tucumán) y Cobos (Salta), la empresa distribuidora EDET apeló el lunes a cortes programados y por zonas del servicio por la elevada demanda de electricidad residencial. La situación fue tal que esa demanda trepó a 680 megavatios, muy cerca del récord de febrero de 2019 (720 mw). El secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, anticipó que este verano habrá muchos cortes de luz, particularmente porque gran parte de la población se quedará en casa en el período estival por efecto de la pandemia de la covid-19. ¿Qué pasará en Tucumán?

Voceros de EDET indicaron ayer a LA GACETA que la compañía ha establecido un esquema de funcionamiento excepcional hasta marzo del año que viene, de tal manera de atender la mayor cantidad de reclamos en el menor tiempo posible. Ese plan de contingencia cuenta con los siguientes lineamientos:

• Frente a un posible estrés del sistema energético durante el período estival, se planificó un sistema de funcionamiento especial con unos 1.100 operarios disponibles en toda la provincia para solucionar los problemas que se presenten en caso de desperfectos por efecto de un mayor consumo energético. Así, la compañía establecerá un esquema de cuadrillas en distintos horarios, siguiendo los lineamientos generales de cuidado de la salud para el personal de la empresa.

• La distribuidora reconoció que, producto de la pandemia y de la cuarentena por el coronavirus, el plan de inversión y de ejecución de obras sufrió algunos retrasos. Los trabajos se reanudaron a partir de junio pasado. Durante ese período, se acopiaron transformadores y fusibles, con los que se atenderán las eventuales fallas que pudieran surgir por el recalentamiento de las líneas durante el período estival.

• EDET ha previsto un operativo de contingencia también para zonas turísticas, tomando en cuenta que podría ser una de las actividades con mayor movimiento interno. Habrá cuadrillas que se establecerán entre diciembre y marzo próximo en localidades como Amaicha del Valle, San Pedro de Colalao, El Cadillal o Raco, entre otras. Así, se prevé duplicar las guardias.

Nuevo escenario

En el período de mayor calor en la provincia, el crecimiento de la demanda de electricidad se evidencia entre las 12 y las 16 de cada día. En una jornada normal, esto obedece a las actividades que se realizan en organismos públicos y en empresas privadas, en las que el uso de los equipos de aire acondicionado es masivo. La pandemia, no obstante, ha atomizado el consumo y ha llevado, por ejemplo, a que haya más actividades en los hogares, por lo que se prevé que esta tendencia se mantenga a lo largo del verano. “El lunes 19 fue el tercer día consecutivo de elevadas temperaturas lo que provoca el ingreso masivo de climatización, especialmente en el horario de la siesta”, dice un informe de la distribuidora.

Para evitar impactos de mayor envergadura, la transportista solicitó que se efectúen restricciones de la demanda mientras se transcurría por el período de mayor exigencia. En particular a partir de las 16 la transportista pidió restricciones por un valor inicial de 10 MW, incrementándose con el transcurso de las horas a 15 MW, en los horarios de máxima demanda. Las restricciones, en promedio, se dieron durante una hora, “rotándose en las áreas de influencia de abastecimiento de las instalaciones de transporte afectadas. Las restricciones indicadas producen en forma simultánea una afectación entre 10.000 y 15.000 usuarios”, expresa el reporte privado. La normalización, según EDET, comenzó a observarse a las 23.15 del lunes.

La falla se inició con el desenganche del Transformador N° 2 de Bracho y de la línea en 132 kV a Central Térmica Tucumán N°1, y derivó en al apagón del subsistema asociado provocando unos 600 MW de cortes a la demanda de Tucumán y Catamarca (parcial) y Santiago del Estero (casi total). El impacto en Tucumán fue de 260.000 clientes ubicados en la zona centro y sur de la provincia. A las 0,47 de ayer se inició la recuperación de los cortes. A las 2,40 entró en servicio el Transformador N° 2 de Bracho, normalizándose la totalidad de los cortes alrededor de las 3,30, detalla el informe elaborado por la empresa de distribución de electricidad.

Comentarios