Barbijo y calor: que la protección no sea una pesadilla - LA GACETA Tucumán

Barbijo y calor: que la protección no sea una pesadilla

El tapaboca ideal es de algodón y fiselina y se lo debe usar suelto. Llevá siempre uno de repuesto. Cómo cuidar la piel de la cara para prevenir irritaciones.

21 Oct 2020 Por Lucía Lozano
2

LEYENDA. dfasdf asdfasdas fasdf asdf asdfasdfasdfasdfasdfabzjn N NAJSN JNALJN jnahIUhHUIHIUHuisqhiuh la gaceta / fotos de analia jaramillo

Durante el otoño y el invierno fue una molestia. Muchos lo usaban debajo de la nariz y renegaban porque no podían respirar bien. La mala noticia es que el pico de coronavirus llega con el calor y justo ahora no podemos aflojar con el uso del barbijo. ¿Será una tortura? Es lo que se preguntan los tucumanos. ¿Podría causar algún problema en la piel del rostro?

El uso del tapaboca seguirá siendo obligatorio hasta el verano. Aunque no hay contraindicaciones para la población en general, podría traer algunas complicaciones, explica Silvia Molina, jefa del departamento de dermatología del hospital Avellaneda.

“Habrá que buscar un barbijo que cumpla con su función de barrera filtrante; pero a la vez, que sea respirable: que tenga telas suaves y delgadas. Evitar las telas de poliéster y preferir siempre el tapaboca de algodón”, indica la especialista. Y agrega que no es necesario utilizar los cubrebocas que usan los médicos.

“En la calle se venden barbijos de distintos colores y con diseños llamativos. El problema es que a veces son de telas muy gruesas, no óptimas para nuestro clima”, precisa. Además, otro problema de las altas temperaturas es que este accesorio se humedece con mayor frecuencia. Y cuando eso ocurre hay que llevar uno de repuesto para cambiarlo: “cuando se moja puede provocar afecciones en la piel que pueden ir desde infecciones bacterianas, micóticas; o pueden ocasionar una dermatitis de contacto, sobre todo en pacientes que tienen piel sensible”, remarca.

Quizás muchos hayan notado con el calor de los últimos días cuadros de irritación en su cara. Otros síntomas que se han evidenciado son ardor, granitos y hasta dolor en esa parte de la cara.

“Es muy importante a la hora de elegir el tapaboca que la persona tenga en cuenta si es alérgica, si tiene dermatitis de contacto o si está en tratamiento por algún tipo de patología en el rostro. Lo ideal es que en esos casos elija un barbijo de tela hipoalergénica”, recomienda.

Quienes sufren enfermedades inflamatorias (las más frecuentes son rosácea y acné) pueden verse más afectadas con el barbijo: la mascarilla genera más calor y hace una microcirculación del propio aire que está contaminado. Los procesos inflamatorios pueden, entonces, agravarse. “Lo más importante es no automedicarse. Hay cremas que tienen corticoides y podrían agravar un cuadro. En la cara la piel es muy fina y delicada. Por esta razón, los pacientes deben hacer una consulta con un médico o videoconsulta para controlar la patología”, apunta.

Y otro consejo importante: hay que cuidar la piel cada día con una crema hidratante, colocarse protector solar en todo el rostro -porque el barbijo no protege de la radiación solar- y mantener una rutina de limpieza. Además,n lavar el tapaboca todos los días.

Más simple, mejor

Con la llegada de los calores no tardaron en aparecer los prometedores barbijos con tecnología Dri-Fit (por ahora disponibles para comprar por internet, desde $500). Este tipo de tela es la que principalmente usan los deportistas: absorbe el sudor del cuerpo y lo traslada hacia el exterior, lo que ayuda a la persona a permanecer más fresca, seca y cómoda.

Fernanda Saravia, diseñadora de indumentaria deportiva y también de barbijos, sostuvo que durante el verano el tapaboca ideal debe ser de telas claras y livianas. Todavía no probó hacer mascarillas utilizando materiales Dri-Fit. Y opina que lo más recomendable según su criterio es usar fiselina, porque es más fresca y segura.

“En el otoño e invierno usamos para nuestros diseños doble capa de la fiselina gruesa y tela impermeable por fuera. Pienso que ya en esta época del año eso va a ser muy sofocante, al igual que los de neopreno, que se utilizaron bastante con las bajas temperaturas”, opinó.

LEYENDA. dfasdf asdfasdas fasdf asdf asdfasdfasdfasdfasdfabzjn N NAJSN JNALJN jnahIUhHUIHIUHuisqhiuh

El Centro de Profesionales Farmacéuticos (Ceprofar), en su sitio web, da algunas recomendaciones sobre cómo elegir bien un barbijo veraniego. En primer lugar, aconseja usar un tapaboca más suelto, que no esté tan adherido a la nariz y a la boca. Pero, a la vez, que sea más ajustable en los contornos de la cara, para que no permita filtraciones. Asimismo, sugiere elegir telas más adecuadas para el verano. No optar por el de una sola tela gruesa, sino las mascarillas de varias capas superpuestas.

Según describen, el barbijo más adecuado sería de algodón en la cara interna - porque es la tela que irrita menos y absorbe más humedad-, una capa intermedia de fiselina, y una capa externa un poco más impermeable.

Para los días de mucho calor

- Cambiar el tapaboca con mayor frecuencia. Un barbijo húmedo implica la retención de gérmenes del ambiente cerca de nuestras vías respiratorias.

- Para que no se irrite la piel conviene usar una crema hidratante en la zona donde nos roza el barbijo.

- Evitar el maquillaje.

- Los barbijos con válvulas de exhalación no son recomendables. No evitan la eliminación de partículas virales y, por lo tanto, no protegen al otro si estamos enfermos.

- Elegir un tapaboca cómodo y fresco; de otra forma estaremos llevando las manos frecuentemente a la cara y eso es lo que queremos evitar.

- Preferir telas que no sean gruesas ni rígidas.

- Lavar el tapaboca todos los días, porque son contaminantes permanentes

- Tener una rutina de limpieza habitual del rostro.

Comentarios