Pese a la baja de hoy, las altas temperaturas volverán a sentirse en los próximos días - LA GACETA Tucumán

Pese a la baja de hoy, las altas temperaturas volverán a sentirse en los próximos días

Prevenir los golpes de calor es fundamental. La máxima para hoy será de 26°.

20 Oct 2020
3

REFRESCARSE. Una familia, incluida la mascota, busca combatir el agobiante calor tucumano con la ayuda del agua en una plaza. LA GACETA / FOTOs DE JOSé NUNo LA GACETA / FOTOS DE JOSÉ NUNO

Con la lluvia que se espera para hoy, el calor nos dará un respiro durante algunos días a los tucumanos, pero volverá con fuerza el fin de semana y el resto del mes, con todos los males que eso implica. 

Cortes de agua y luz, típicos de los tiempos calurosos en Tucumán, más mosquitos y los problemas de salud que devienen de las altas temperaturas podrían hacerse presentes.

La buena noticia de la baja de la temperatura de hoy y mañana la confirmó el meteorólogo Leónidas Minetti, miembro del Laboratorio Climatológico Sudamericano: “hay una masa de aire cálido e inestable estacionada al norte del país y un frente frío que ingresó al territorio nacional y se encuentra en el centro del país. Este desplazamiento hacia el norte generaría tormentas dispersas con un posterior descenso de temperaturas”.

Aunque esa disminución del calor no se producirá por mucho tiempo. Por el contrario, se espera que la primavera sea más calurosa y seca de lo que nos tiene acostumbrados, dijo Minetti.

BAJO EL SOL. Un hombre carga su niño en brazos en busca de alguna sombra que apacigüe el calor.

Las elevadas temperaturas no suelen estar emparejadas a las buenas noticias en la provincia, ya que usualmente le siguen corte de luz y de agua en diferentes zonas. Además, los mosquitos ya volvieron a acechar por las noches y las altas temperaturas sólo los favorecen. Estas condiciones, sin embargos, no son las únicas consecuencias del aumento del calor, sino también se eleva el potencial riesgo de que aparezcan ciertos problemas físicos.

“El tiempo con elevadas temperaturas que persiste durante varios días, se considera una ola de calor, y es en ese momento en que se pueden producir golpes de calor, que es un trastorno ocasionado por el exceso de calor en el cuerpo, ya sea por exposición prolongada o por esfuerzo físico durante altas temperaturas”, explicó Federico Caillou, médico pediatra.

Y advirtió que los síntomas de un golpe de calor son: temperatura corporal de 40 grados o más, alteración del estado mental o comportamiento, alteración de la sudoración, náuseas y vómitos, piel enrojecida, respiración acelerada, frecuencia cardíaca acelerada y dolor de cabeza.

Cómo cuidarse

Respecto de quiénes se ven más afectados por el incremento del calor, el especialista aseguró que quienes sufren patologías crónicas, como diabetes o renales, podrían no percibir y, por lo tanto, ni siquiera responder a esos cambios de temperatura. “Lo mismo pasa con los que toman medicamentos que afectan la sudoración y el control de la temperatura (diuréticos, antihistamínicos o bloqueadores beta, por ejemplo)”.

HIDRATARSE. Tomar líquidos para mantenerse hidratado es fundamental para evitar los golpes de calor.

En este sentido, son los mayores de 60 años los que tienen más chances de sufrir golpes de calor y padecer sus consecuencias, aunque no se debe dejar de lado a niños y embarazadas. “Los que trabajan aumentan el riesgo de sufrir un accidente laboral en días de temperaturas extremas”, advirtió.

Aurora Rueda, presidenta de la Sociedad de Geriatría y Gerontología de Tucumán, afirmó que si bien los efectos del calor son perjudiciales para toda la población, es aún más nocivo para los adultos mayores. “Son los que se ven más afectados y son más vulnerables a sufrir los riesgos de deshidratación y de fallas en el mecanismo de regulación de la temperatura corporal”.

“Una persona mayor puede sufrir un desmayo o síncope, por lo que uno debe estar preparado para ayudar a la persona en esta situación” dijo, y sugirió ciertas acciones que un ciudadano común puede llevar a cabo para aliviar la situación.

Esas recomendaciones son: enfriar el cuerpo con paños fríos en la frente, axilas, abdomen e ingle, llevar a la persona a un lugar fresco y rehidratar. (Producción periodística: Homero Terán Nougués)

Comentarios