La “Ruta Mochilera” invita a crear historias

Viajar hasta la orilla del lago Titicaca vía terrestre es una experiencia atrapante. Un lugar sagrado, a 1.570 kilómetros de Tucumán.

18 Oct 2020 Por Franco Vera

Leandro calienta agua en su jarro azul, prepara su mate, agita la yerba, saca el polvillo restante, coloca la bombilla, arranca el primer amargo, lee en su celular que se “habilitaron aviones y colectivos de largas distancias”.

Las redes sociales muestran recuerdos de años atrás, momentos que se transformaron en historias de viajes, amistades y amores. Sentados en un bar con café o pinta en mesa, es uno de los temas más conversados. Son las expectativas de poder volver a transitar las rutas del mundo, nuevos protocolos sanitarios, diferentes para cada país, ciudad o pueblo que quiera visitar,

Celina es una mujer chola de la ciudad de La Paz, Bolivia, su casa queda en el municipio El Alto. Es la ciudad más poblada de ese departamento, y la segunda más poblada del país andino.

UNA VISTA PRIVILEGIADA. Desde la altura de La Paz se puede mirar en forma panorámica la inmensidad del cordón montañoso Intillimani, que significa águila dorada en lengua quechua-aymara.

El Alto se ubica sobre los 4.000 metros de altitud; desde sus avenidas podemos observar los cerros nevados huayna Potosí y una vista del impactante cordón montañoso Intillimani (águila dorada en quechua-aymara).

Comerciante de profesión, viaja a la ciudad de Copacabana, una de las tantas que bordean el mundialmente famoso Lago Titicaca, lugar considerado sagrado por las culturas originarias.

Bolivia es uno de los países de la popular “Ruta Mochilera” que arranca cruzando La Quiaca, en Argentina, continúa por el altiplano hasta llegar a Machu Picchu, en el Perú; y, si hay recursos económicos, terminar en las playas de Ecuador o de Colombia.

EL PICADITO ESPERA. Junto al azul profundo del cielo y del lago podemos encontrar verdes campos de fútbol.

Son 1.570 los kilómetros que separan Tucumán de Copacabana. Su recorrido en tiempos normales por vía terrestre insume 21 horas. Se transitan grandes montañas hasta llegar al estrecho de Tiquina, separación de las dos masas de agua que conforman el lago Titicaca, la parte más grande en el norte llamada Chucuito y la más pequeña, en el sur, Huiñaymarca.

Con un ancho menor a los 800 metros, es cruzado fácilmente en un barco de motor fuera de borda. Un servicio de balsas de pasajeros lo atraviesa permanentemente, y para llevar los vehículos se utilizan potones (embarcaciones para colectivos o autos). Esta ruta es parte de la carretera que une esa ciudad costera con la capital del país.

COSTUMBRE ANCESTRAL. Las cholas son las mujeres del altiplano que conservan vestimentas y tradiciones.

Según la leyenda, la pareja Manco Capac (hijo del dios Sol) y su esposa Mama Ocllo emergieron de una roca situada en el lago para, tras un largo viaje por el altiplano, fundar el imperio incaico en Cuzco. Por este motivo, fue un punto religioso ceremonial muy importante, respetado y reservado.

Hoy su cultura se mantiene viva por el relato hablado, y muchas veces las y los lugareños ven con malos ojos cuando los turistas utilizan sus playas para tomar sol o bañarse en sus aguas.

La activación del turismo mundial demanda sumar nuevos requisitos burocráticos: permisos sanitarios, declaraciones juradas, tests, seguros de salud que contemplen el covid-19, mascaras faciales, alcohol en gel, tapabocas...

Todo esto nos lleva a programar con mucha más anticipación nuestros destinos antes de armar la mochila y arrancar en busca de nuevas emociones, de esos momentos que se transformarán en historias.

Comentarios