Los estudiantes terminan el secundario sin poder ver a sus amigos y sin viaje de egresados - LA GACETA Tucumán

Los estudiantes terminan el secundario sin poder ver a sus amigos y sin viaje de egresados

Entre la bronca y la resignación, los alumnos comparten sus emociones y sentimientos a través de las redes sociales.

15 Oct 2020
3

UNA IMAGEN IMPOSIBLE PARA ESTE AÑO. Estudiantes juntos en el colegio.

Están cansados de la situación; dolidos y tristes. Algunos pasan muchas horas con el celular en la mano viendo videos de tik tok; otros se encierran en su habitación y no quieren hablar con nadie. Los estudiantes del último año del secundario parecen resignados a la nueva realidad que les dejó la pandemia de coronavirus.

No poder ver a sus amigos cara a cara, compartir horas de clases, recreos, sueños, proyectos, conversaciones, bromas, empujones como cualquier adolescente de su edad es complejo. Hay días en que les gustaría tirar todo por la ventana y otros en los que mejora el humor. No saber qué pasará con el viaje de egresados suena a frustración para los estudiantes.

Sin embargo, siguen remando la situación con un poco optimismo. Las redes sociales son el canal preferido para compartir con los amigos. Es la única manera de "estar cerca" y hablar sobre el tema. 

Estos son algunos testimonios de estudiantes que extrañan a sus amigas y esperan un cambio en la "nueva normalidad", aunque admiten que no será fácil sobrellevar esta situación por el coronavirus.

Ellos responden a estos cuatro interrogantes en medio de una pandemia que les cambió radicalmente la vida como estudiantes del último año del secundario.

1- ¿Qué piensan del aislamiento obligatorio que no les permite ir a clases?

2- Cómo hacen para sobrellevar este tiempo sin ver a las amigas y demás en el colegio? 

3- ¿Qué pasará con el viaje de egresados?

4- ¿Qué es lo que más les molesta de lo que pasó este año con la pandemia?

En sus respuestas, los alumnos dejan en claro una parte de la resignación por la nueva realidad, muestran la sorpresa por la llegada del coronavirus, y no bajan los brazos por mantener un vínculo con los amigos, aunque más no sea a través de la pantalla del celular.

Constanza Lago.

Sexto Año. Instituto Concepcionista San Cayetano.

1) Pienso que el aislamiento obligatorio es por el bien de los alumnos, pero al mismo tiempo es muy triste para nosotros pasar de esta forma nuestro último año de secundaria, ya que no tuvimos la oportunidad de disfrutar como nos hubiera gustado.

2) Teníamos pensado pasarla muy bien este año junto a nuestros compañeros, pero las cosas no se dieron así, no poder ver a nuestros compañeros en clases, reírnos y pasar un buen momento es muy triste por las expectativas que teníamos sobre nuestro último año, extraño mucho a mis amigas pero nos tenemos que conformar haciendo videollamadas y pensar que todo esto ya va a pasar y nos podremos volver a ver.

Constanza Lago y sus amigas del Instituto Concepcionista San Cayetano.

3) El viaje de egresados no se cancela, pero se posterga, aunque muchos de mis compañeros ya perdieron el entusiasmo y no va a ser lo mismo viajar después, cada uno ya va a estar en la facultad y con sus proyectos, no creo que quieran viajar.

4) Lo que más nos molesta es que teníamos planeado hacer muchas cosas lindas en nuestro último año, queríamos pasarla bien y disfrutarnos entre nosotros, disfrutar a los profesores, disfrutar nuestro último paso por el colegio, estábamos muy emocionados por presentar nuestra campera pero no pudimos, pensar que no pudimos tener nuestro viaje de egresados, nuestra cena, que no pudimos disfrutar de nada es muy doloroso, teníamos muchas expectativas porque era nuestro año, nunca nos habríamos imaginado que íbamos a pasar por esto.

Lourdes Florencia Guaymás

Sexto Año. Colegio Santo Tomás, Las Talitas

1) El aislamiento obligatorio me parece bien, reduce gradualmente el número de contagios en jóvenes y niños y por lo tanto que los mismos sean quienes lo transmiten.

2) A mis amigos los veo a través de las redes sociales y hace que sea menos difícil el estar lejos de ellos.

3) Por el momento no sabemos nada con respecto al viaje de egresados; teníamos mucho entusiasmo por un viaje tan esperado pero lamentablemente es algo que entendemos que no se pueda; suponemos que pasará el otro año y muchos lo sabrán aprovechar.

4) Lo que más me molestó fue que las personas sean tan poco empáticas con otros: considero que podría haber sido evitable si no fuera por la irresponsabilidad de la gente.

Francisco Gómez López

Sexto Año. Gymnasium.

1) Al principio fue duro saber que no tendríamos clases presenciales por un tiempo largo, pero hoy en día ya tengo aceptada la realidad que nos tocó vivir en nuestro último año. Con respecto a lo académico, la virtualidad en mi caso no me ayudó recuperar las clases perdidas, la primera mitad del año tuvimos una dinámica que no funcionó por lo que las clases en vivo las comenzamos a tener muy tarde, llegando a tener asignaturas en las cuales no pudimos avanzar nada.

2) A pesar de que no verlos todos los días, sigo teniendo contacto directo con mis compañeros y amigos, diariamente hablamos a través de algunas aplicaciones para jugar algo, estudiar, hacer alguna tarea y gran parte para pasar el rato. Obviamente mi rutina como la de todos cambió completamente, pero con el tiempo uno se va acostumbrando.

Francisco Gómez López y sus compañeros, en un viaje de estudiantes en 2019.

3) Lamentablemente no será posible. En nuestro caso el viaje de egresados como los viajes que hacemos durante los años de secundaria están organizados por el colegio, por lo que es imposible hacerlo en otro momento que no fuese este año.

4) Hablando del colegio lo que más me molestó fue perder todo lo que corresponde al último año, en especial la organización y la coordinación de actividades extracurriculares, como la semana y el octubre cultural del colegio, el campamento con todo el esfuerzo que conlleva, entre otras cosas. Siento que la experiencia que se vive en el último año es muy diferente comparada a la de los otros cursos, y el hecho de no poder tenerla es verdaderamente triste. De igual manera uno ya se va acostumbrando a la realidad que nos tocó vivir y perder todo esto no tiene importancia en comparación con lo que perdieron otras personas.

Comentarios