Cuidando los cerros: un especialista explica cómo prevenir los incendios

Alejandro Brown, presidente de la Fundación Proyungas, aseguró que fue un incendio intencionado y apuntó a la prevención.

HUMAREDA. El humo se desprendía de los árboles y podía verse casi desde cualquier punto de Yerba Buena. HUMAREDA. El humo se desprendía de los árboles y podía verse casi desde cualquier punto de Yerba Buena.
07 Octubre 2020

El incendio en el cerro San Javier que mantuvo preocupados a todos los tucumanos parece haberse superado luego de un fin de semana de mucho trabajo por parte de bomberos, guardaparques, pilotos, y los demás miembros que participaron del operativo para apagar el incendio. Ahora cabe preguntarse por qué ocurrió y, especialmente, cómo evitarlo.

“En principio la sierra de San Javier es un lugar susceptible a incendios en esta época, es un sector de las yungas, sobre todo al lado de la ruta y los senderos, bastante seco. Todos los años, y en uno especialmente seco como este, la combustibilidad es muy alta”, explicó, como punto de partida, Alejandro Brown, presidente de la Fundación Proyungas.

Para el experto, esta situación de sequía no es rara, y se condice con algo que está sucediendo a nivel mundial: el cambio climático. “Fuegos ocurren todos los años y en todos lados. Este año en particular fue tremendamente seco en Sudamérica, aunque también en África, Australia y en sectores de Estados Unidos. El clima es dinámico, es cambiante. Vinculado con el cambio climático, se asume que esto va a ser más recurrente e intenso. Esto es un escenario y hay que adaptarse para evitar que ocurran los desastres”.

El fuego que se vio en el cerro, según aseguró Brown (en coincidencia con todos los involucrados en sofocarlo), fue producido por alguien.

“En nuestro país no hay condiciones para que se den fuegos de origen natural. Entonces es intencionado por dos razones: el que lo hace por desidia y el que va con intenciones. No me imagino que alguien vaya al cerro con la idea de comenzar un fuego”, dijo, por lo que se inclinó a que se haya dado por simple negligencia.

Es por eso que el especialista pone el énfasis en la prevención de este tipo de problemas, y piensa que la mejor forma de evitar que suceda es la concientización de la gente. “Se puede y se debe prevenir. Hay que tratar de minimizar el costo ecológico y económico y eso se hace con difusión, cartelería, con presencia de guardaparques para que acompañen y den una idea de cómo usar el espacio”.

Además, Brown dijo que desde la fundación está la idea de generar la concientización. A través no sólo de la puesta en valor de los espacios verdes, sino también con la difusión de cómo hacer un correcto uso de la montaña.

Recuperación

Liliana Fortini, directora de Flora, Fauna y Suelo de la Provincia, ya pone su atención en la recuperación de los espacios dañados. “Ya el domingo, cuando empezaron a disminuir las acciones de los bomberos, entramos y empezamos a hacer una evaluación superficial del daño”, indicó.

Se espera que hoy, con gente que conozca las sendas, puedan ingresar a los lugares más altos, en donde el fuego fue más severo según las imágenes satelitales.

“El daño habría afectado unas 30 o 35 hectáreas. Habría que ver si eso es cierto o si el daño es más profundo”. (Producción periodística: Homero Terán Nougués)

Temas Yerba Buena
Tamaño texto
Comentarios
Comentarios