Los bomberos trabajaron todo el día para detener el incendio en San Javier

Las llamas comenzaron en la noche del miércoles y aún no pudieron detener el fuego. Si el clima favorece, se espera que hoy terminen de controlarlo.

HUMO. Por la humareda que se veía en la montaña, el incendio en el cerro de San Javier podía advertirse casi desde cualquier punto de Yerba Buena. HUMO. Por la humareda que se veía en la montaña, el incendio en el cerro de San Javier podía advertirse casi desde cualquier punto de Yerba Buena.
02 Octubre 2020

Una línea de fuego de alrededor de 600 metros arremetió contra las sierras de San Javier, en el sector de La Virgencita, y continúa produciendo daños en el ecosistema de la montaña tucumana. Si el clima no acompaña, y según las proyecciones meteorológicas no parece que vaya a hacerlo, la lucha por detener el incendio se prolongará por lo menos un día más. “Estamos haciendo unas cortadas para ingresar al lugar y hacer unos cortafuegos para detener el avance y que no se produzca ningún tipo de quema cerca de la ruta”, explicó Hernán Rodríguez, jefe de los Bomberos Voluntarios de Yerba Buena, que trabajaron incansablemente desde la primera hora del día.

Los Bomberos Voluntarios de Yerba Buena advirtieron el incendio la noche del miércoles e inmediatamente comenzaron a trabajar en la zona, pero aún no lograron contener las llamas. La sequedad del tiempo en la provincia no hace más que empeorar la situación del personal que trabaja en la zona y facilitar la propagación del fuego. “Estás apagando acá y el viento hace un remolino que cambia de lugar el fuego, es un peligro para nosotros”, contó Mabel López, guardaparque de la UNT. Además -agregó- por la tarde suele bajar el viento por la montaña, lo que genera aún más problemas, ya que el humo y el cambio de dirección del fuego impide trabajar con facilidad.

Los bomberos sólo se tomaron algunas horas para descansar y volvieron a presentar batalla contra las llamas a partir de las 6.30, en una lucha que se extendió durante todo el día de ayer.

Los bomberos no estuvieron solos, ya que desde la mañana de ayer recibieron ayuda de los guardaparques de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), de personal de la Municipalidad de Yerba Buena, de Defensa Civil, de la Comuna de San Javier, e incluso del Aéreo Club de Yerba Buena, que contribuyó con un avión hidrante para alivianar el trabajo.

Rodríguez, el jefe de los bomberos que trabajan en el lugar, comparó este incendio con el de 2013, aunque espera que puedan encontrar una solución más rápido que en aquel entonces, cuando debieron estar cinco días hasta que lograron aminorar las llamas y por fin detener el fuego.

MOTOBOMBA. Guardaparques usan una bomba para impulsar el agua. MOTOBOMBA. Guardaparques usan una bomba para impulsar el agua. FOTO: MATÍAS VIEITO

“Vamos a intentar controlarlo, por eso se lo ataca desde varios sectores, tanto del lado sur como del norte, para detener el avance. Si es que se llega controlar, seguramente en el día de mañana (por hoy) culminaremos el trabajo, pero eso depende de que los factores climáticos nos favorezcan”, aseveró Rodríguez a LA GACETA, mientras se preparaba para meterse cerro adentro y ver la forma y ubicación exacta en que se estaba propagando el fuego.

El secretario de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad de Yerba Buena, Mauricio Argiró, también se hizo presente y movilizó al personal de la Guardia Urbana Municipal para brindar ayuda a los bomberos y a los guardaparques que trabajaban en el lugar.

Origen

Aunque no se conoce el origen del fuego, todos los trabajadores de la zona coinciden en una cosa: intencional o no, fue originado por alguien. “El 90% o 95% de los incendios forestales son originados por personas, no se producen porque sí. Además, en este caso, comenzó en una zona de sendas”, expresó Rodríguez.

RUTA. Bomberos y Defensa Civil trabajaban para controlar el fuego. RUTA. Bomberos y Defensa Civil trabajaban para controlar el fuego. LA GACETA / FRANCO VERA

Por su parte, Argiró apuntó a la conciencia social para evitar que esto siga ocurriendo: “Es importante que la gente entienda que no se puede hacer fogatas de ningún tipo en esta época en Tucumán, entre agosto y septiembre que son meses de sequía. Incluso está absolutamente prohibido hacer fuego en el cerro, y eso hay que interiorizarlo en las personas porque puede generar catástrofes como esta”.

Tips para evitar más incendios

- No hacer fogatas ni fogones en el cerro en la época seca

- No tirar colillas de cigarrillos

- No dejar vidrios, el reflejo del sol puede ocasionar incendios

- Concientizar a la sociedad desde que son niños

- Plantar árboles

Comentarios