Rechazaron más permisos de salida para “El Mono” Ale

Fuerte cruce de palabras entre el abogado defensor y el fiscal federal durante el debate. Ángel Ale gozará de tres salidas semanales para que pueda trabajar en sus campos.

01 Oct 2020
1

EXPLICACIONES. El condenado Ángel “El Mono” Ale argumenta personalmente por qué pedía que se le otorguen más beneficios.

A fines de 2019, la Justicia Federal había determinado que Adolfo Ángel “El Mono” Ale, quien ya cumplió seis de los 10 años que recibió de condena por una causa de lavado de activos, podría gozar de tres salidas transitorias a la semana con fines laborales. Ese beneficio fue apelado en la Cámara de Casaciones por una Fiscalía Federal, que consideró que no estaban dadas las condiciones ni se había brindado un argumento sólido que justificara estas salidas transitorias. Casación entonces anuló la resolución y pactó una nueva audiencia que se celebró ayer.

Ayer en el Tribunal Oral Federal, el defensor Ricardo Fanlo y el fiscal federal Pablo Camuña esgrimieron sus argumentos sobre qué medida debería tomarse con respecto al futuro de Ale. A pesar de que un tribunal lo halló culpable hace casi seis años, la Corte Suprema de Justicia todavía no dejó firme su sentencia. El abogado y su defendido fundamentaron que las salidas serían utilizadas para que Ale pudiera trabajar en la manutención de sus campos de caña de azúcar durante los tiempos de siembra y cosecha, alegando que se trata de una actividad esencial que requiere de supervisión constante para obtener buenos resultados en la zafra; recordaron además “El Mono” ya gozaba del beneficio de prisión domiciliaria, que además ya había cumplido con más de la mitad de la condena impuesta (lo cual habilita a solicitar algunos beneficios en caso de buena conducta); aseguraron que, mientras pudo gozar de salidas transitorias con rastreo de GPS, Ale no causó problemas, avisó en cada ocasión al centro de monitoreo y respetó los horarios impuestos; y finalmente desmintieron categóricamente que estuviera imputado o contara con pedido de captura por otra causa.

Un duro cruce

“Eso es una mentira de la fiscalía, por la causa ‘Point Limits’ mi defendido ya fue sobreseído”, señaló Fanlo, que además pidió que el beneficio de salidas transitorias se otorgara por cinco días a la semana y que se le permitiera visitar ocho domicilios que presentó por escrito. Camuña no dejó pasar el golpe. “Es temeraria la refutación de apuntar a decir que la Fiscalía miente; me parece llamativo que un abogado defensor dé una declaración de tal magnitud”, disparó el fiscal luego de pedir que se rechace el planteo.

El funcionario argumentó que no había una razón convincente para justificar el pedido; recordó que las salidas deben ser controladas por el Patronato y resaltó que las propiedades de Ale, algunas de las cuales estaba solicitando visitar, fueron uno de los bienes que no habría podido justificar durante su juicio oral.

El tribunal, encabezado por el juez Gabriel Casas, analizó las posturas y determinó que Ángel Ale siga contando con tres días de salidas laborales a los tres domicilios que tenía habilitados, que las mismas sean controladas por el Patronato y que en tres meses se analice su comportamiento de acuerdo a las normas disciplinarias.


La situación debatida

1- En 2014, Adolfo Ángel “El Mono” Ale fue condenado a 10 años de prisión luego de que se lo encontrara culpable en una causa federal de lavado de activos.

2- A fines de 2019, cuando ya había cumplido más de la mitad de su condena, solicitó el beneficio de salidas transitorias accediendo a usar un rastreador GPS.

3- Su solicitud fue apelada por una Fiscalía Federal en la Cámara de Casaciones, planteo que se consideró y por el cual se anuló una resolución favorable a Ale.

4- Ayer en el debate, la defensa del “Mono” pidió cinco días de salidas laborales a la semana para su cliente. La Fiscalía pidió que la solicitud fuera rechazada.

5- Tras evaluar los argumentos, el tribunal restableció el beneficio de tres días de salidas para Ale, bajo la evaluación del Patronato por los próximos tres meses.

Comentarios