La muerte de "Chalo" Fanjul: conciencia frente al dolor

El caso del jugador de Jockey Club es una señal de alerta a toda la sociedad, en medio de la pandemia.

01 Oct 2020 Por Federico Espósito
2

UNA SONRISA QUE SERÁ RECORDADA. Gonzalo Fanjul tenía 23 años. Estuvo entrenándose hasta el mes pasado.

El rugby tucumano todavía se encuentra profundamente conmovido por el fallecimiento de Gonzalo Fanjul, primera línea de Jockey Club, que el martes ingresó a la lista de víctimas fatales por covid-19 en Tucumán. La noticia fue recibida no sólo con inmensa tristeza en el ambiente rugbístico y deportivo en general, sino también con estupor y preocupación: “Chalo” era un joven deportista de 23 años, un perfil que dista de lo que el común de la gente asocia como paciente de riesgo.

El caso de Gonzalo viene entonces a ponernos de nuevo los pies sobre la tierra. A alertarnos de que, en mayor o menor medida, el riesgo existe para todos, y que por eso no debemos bajar la guardia ni caer en el error de confundir juventud con inmunidad o invulnerabilidad. Subestimar el problema es en gran parte la causa de que cada día el número de casos de contagios y decesos informados por el Ministerio de Salud vaya en aumento. Con el correr de los meses, se fue observando una relajación en el cumplimiento de las medidas de seguridad, por un desgaste lógico, pero es necesario tener presente que el virus sigue ahí fuera, circulando como no lo hacía en marzo o abril, cuando sí se tomaban todas las precauciones.

“Hay que asumir la responsabilidad de advertir a los jóvenes que este no es un tema para tomarlo a la ligera. Entre los adolescentes y jóvenes de hasta 30 años o un poco más se observa una tendencia a creer que no les puede pasar nada. Y ahí tenemos el trágico desenlace de Gonzalo para demostrarnos que no es así”, señala Marcelo Corbalán Costilla, presidente de la Unión de Rugby de Tucumán. La entidad, al igual que la gran mayoría de los clubes, emitió un comunicado de despedida para el jugador de Jockey, la primera víctima de la covid-19 (y ojalá que también la última) en el deporte tucumano.

Pablo Pérez Toranzos, manager de Universitario y licenciado en psicología, advierte que se debe tomar mayor consciencia a partir de lo que pasó y encarar la cuestión, por incómoda que resulte. “Es un tema importante, que debe servir para trabajar sobre los mecanismos defensivos que tiene la población en general ante estas situaciones. En especial, el de la negación, muy común entre los jóvenes, eso de creer que a uno no le va a pasar. Esto ha movilizado a mucha gente”, señala.

Ciertamente, las redes se inundaron de comentarios, la mayoría despidiendo a “Chalo” y otros señalando la falta de distancia y de cuidados que se observa a diario en las calles por parte de quienes se sienten más a salvo que el resto. De cualquier manera, y más allá de tratarse de una noticia trágica que nadie hubiese querido escuchar, puede servir como un necesario llamado de atención para que en los clubes y establecimientos deportivos en general se extremen las medidas de seguridad. “Servirá en la medida de que desde la dirigencia y de los medios se le meta pilas al tema. No hay que hacerse el distraído con estas cosas, es necesario que hablemos entre nosotros y nos ocupemos de poner la salud como prioridad”, propone Corbalán Costilla.


Repercusión nacional

El caso de Gonzalo Fanjul tomó trascendencia nacional. Medios de todo el país se hicieron eco de la triste noticia y enviaron sus condolencias a la familia y a los compañeros del joven jugador del club de Yerba Buena, quien falleció apenas un día después de haber sido internado y conectado a un respirador por problemas respiratorios. Hasta la Unión de Rugby de Buenos Aires (URBA) emitió un comunicado lamentando la partida de “Chalo”.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios