Cartas de lectores

29 Sep 2020 Por LA GACETA
4

Inventores argentinos

Este 29 de septiembre se cumplen tres décadas de la creación del Día de los Inventores Argentinos. Se tomó como referencia esa fecha porque ese día nació Ladislao José Biró, el inventor nacional más importante, creador del bolígrafo. Había nacido en Budapest, Hungría, en 1899. También aprovecho esta fecha de los inventores nacionales para destacar a aquellos estudiantes tucumanos que allá por 2003 crearon, de Tucumán al mundo, con el nombre de “Tuquito”, un software libre. Ellos son Mauro Torres, Chris Arenas e Ignacio Díaz.

Andrés Valdés


Entre Ríos 1.214
 - San Miguel de Tucumán


Crematorios

- Crematorios

Instalada una controversia sobre “parques cinerarios” (lenguaje cuasi encriptado) o crematorios (lenguaje llano) y sabiendo que los mismos definen una área de información sensible que rechaza el sigilo y por el contrario recomienda manejarse con la mayor transparencia, con la más amplia y veraz información, resulta apropiado incorporar a la reflexión crítica de que Argentina firmó el primer Acuerdo Regional (América Latina y el Caribe) de Acceso a la Información, Participación Pública y Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales, llamado también “acuerdo Escazú”, aprobado con el más amplio consenso (en el Senado de la Nación por unanimidad el 23/08 y en Diputados por amplia mayoría el 25/09/2020), y además ya suscripto por 23 países de la región. La relevancia del acuerdo (de muy difícil reseña por su extensión) radica en que incorpora el principio de “la participación de todos los ciudadanos considerando que la mejor forma de tratamiento viene dada por tener en cuenta en las disposiciones y real práctica los llamados derechos de acceso a la información ambiental, a la participación en la toma de decisiones de incidencia ambiental y a la justicia”. Esto es incorporar: democracia ambiental, con nuevos derechos. Es bueno que revisemos nuestras prácticas ambientales a la luz de estos principios construyendo ciudadanía.

Miguel Ángel Villafañe


Júpiter 170
 - Yerba Buena


Centro de Salud

- Centro de Salud

En la esquina de Santa Fe y Balcarce (hospital Centro de Salud), en plena zona urbanizada, funciona un consultorio para febriles (presuntos enfermos de Covid-19). En el anteriormente mencionado lugar, se forman filas de personas (superando los 50 metros) bajo el rayo del sol y sin asientos (es decir, los presuntos enfermos de pie) mientras que al frente, los acompañantes buscan la sombra bajo los árboles. Por dicha zona transitan muchas personas (obras en construcción, bares, departamentos, verdulerías, etcétera) es decir, se produce una gran aglomeración de personas. Mientras tanto, el Siprosa recomienda evitar los conglomerados. Esto quiere decir, que es una pésima gestión. Es por tanto que sugiero que este consultorio, debido al funcionamiento dentro del hospital (que ocupa una manzana entera), funcione dentro de las instalaciones del mismo, protegiendo así a los posibles pacientes del sol, con asientos y protegiendo el distanciamiento social.

Eduardo Martínez


Balcarce 734
 - San Miguel de Tucumán


- Los “psicológicamente idos”

Todos los días vemos, leemos o escuchamos noticias sobre argentinos que se van, planifican irse o quisieran irse, pero no tienen posibilidades (psicológicamente idos). La mayoría son jóvenes desilusionados porque ven que, en este país, día tras día se achican las posibilidades y se agranda la desesperanza. En este país, donde se desprecia el esfuerzo y se deslegitima el mérito, con total coherencia por parte de quienes hacen esto, esos jóvenes no encuentran incentivos para quedarse. Hay que evitar el destierro, que, si bien parece más un exilio voluntario, es lisa y llanamente un destierro, porque se les roban día tras día la ilusión, y se los empuja a buscar otros países donde no se castigue al que quiere progresar en buena ley, y cumpliendo la ley. Hay también jóvenes desterrados dentro de este país; son los miles que ni estudian ni trabajan. Es un destierro aún más doloroso, que no se resuelve con planes; eso no solo los mantiene en el destierro, sino que, además, los hace esclavos de los que les dan el subsidio. Se necesitan líderes honestos, generosos, con una clara visión de una Argentina mejor, donde no se destierre a nadie, porque nadie sobra. Se necesitan verdaderos líderes.

Humberto Solá Cánepa

[email protected]


Juan Ameri

- Ameri

Ameri se llevará consigo todo su equipo asesor, conforme a la Ley, luego de su obligada renuncia. ¿Y sus “legados intelectuales” en favor de nuestro pueblo? ¿Y los estipendios de tales aportes a sus pobres ahorros de las nobles tareas realizadas antes, durante y hasta el momento del fatal “beso filial”? Según el señor Van Mameren, esta fue una semana ejemplar. Mostró con claridad abrumadora realidades, hechos que de tan infames, exigen en calidad rogatoria a cada persona despojarse de toda necedad, dejando en blanco el tiempo suficiente para luego razonar amablemente. Quizás, hoy esté ocurriendo lo peor de lo jamás imaginado. La exagerada importancia que le dimos a una equivocada y “facilonga” manera de vivir, exógena en exceso, como lo de anhelar vivir en una Europa o USA cinematográfica o en un Hawai moreno de tibias y coloridas aguas, nos hayan obnubilado, sin apreciar tanto de lo regalado por nuestra tierra. ¡Sí! Fue una semana ejemplar, justamente para ejemplificarnos y contemporáneamente, luego del manto blanco, aprender a vivir de nuevo con respeto y agradeciendo y cuidando lo que nos fue regalado..

Carlos Valdez 


[email protected]


- Un orgullo para Tucumán

Soy lector de toda la vida del diario LA GACETA y estaba acostumbrado a abrir el diario y leer malas noticias sobre todo por la falta de seguridad el cierre de negocios y actividades que dejó a muchas personas sin trabajo, los problemas en la Justicia, la alta inflación y sobre todo la gran circulación del virus covid19, que me parece que todas las familias tuvimos contagios. Fue muy grato cuando en la pagina 3 de LA GACETA del domingo 27 leo un título que me hizo enorgullecer como tucumano: “La alegría dijo presente, al fin, en el Cottolengo”. Seguramente un gran logro de las autoridades sanitarias, de la comisión que dirige la institución y sobre todo del personal, tanto médico como residentes, enfermeras y auxiliares que se brindaron por completo para atender a los 56 ancianos internados el 23 de agosto, que por la aparición de contagios tuvieron que activar el protocolo de aislamiento. La totalidad del personal cumplió estrictamente la normativa y logró que se cumplan los plazos para evitar un contagio generalizado, como ocurrió en gran parte de los geriátricos en otras provincias. Lamentablemente fallecieron cuatro personas, pero tratándose de pacientes de alto riesgo de comorbilidad, había probabilidad de algunas bajas. Como dijo la ministra, “ha sido un trabajo en familia. Fue extraordinario, con solidaridad, compromiso y pasión”. Esto es un claro ejemplo de que los tucumanos somos capaces de organizar con éxito lo que nos propongamos, dejando de lado mezquindades y pensando en el bienestar de la comunidad. Debemos hacer que este ejemplo trascienda en el país.

Luis Atilio Rodríguez


[email protected]

Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios