Las alegrías también llegan con la "nueva normalidad"

Gracias a las aplicaciones se puede competir contra deportistas de otras provincias y países o compartir cartelera con un referente olímpico y ganarle.

27 Sep 2020 Por Mariana Apud
2

Antonio “Tony” Quesada, Lain Fagalde (juntos en la foto) y Luciano Gay (foto de abajo) pueden decir que le ganaron a un atleta olímpico. Ellos conformaron el podio de la “Tucumán Epic Challenge” virtual superando a Darío Gasco, representante argentino en los Juegos Olímpicos de 2008. “No podía creerlo cuando vi mi nombre por encima del suyo. No se puede expresar con palabras”, reconoció Fagalde. Su admiración por el “Mono” lo llevaba de pequeño a ver cada entrevista para poner en práctica lo que él hace. “Gasco fue mi nutricionista y mi entrenador. Es un referente para mí”, explicó Gay su satisfacción por haber superado al concepcionense.

Quesada, el ganador que además es instructor de mountain bike, conoce la calidad de Gasco, pero destaca un detalle. “Al ser una carrera de regularidad, nivelaba las condiciones con los corredores de la talla de Gasco”, diagnosticó “Tony”. Su gusto por las carreras de larga duración lo motivó a anotarse, pero más lo motivaba el premio. “La inscripción para la carrera de Las Yungas, de tres días por etapas. Su costo es elevado por la logística”, contó.

El premio se lo llevaba el biker que lograba acumular 10.837 metros de desnivel positivo, es decir en subida, más 509 kilómetros en el menor tiempo posible. “Traducido sería: 15 subidas y bajadas a San Javier, más 223 kilómetros”, pone claridad Quesada al desarrollo de la competencia que él completó en menos de 48 horas. Para completar la carrera virtual, Fagalde se encontró con todos los estados de la jornada: luz y oscuridad. “El primer día terminamos alrededor de las 23, subiendo por décima vez San Javier con mi papá en el auto detrás de mí alumbrando”, recordó el ciclista de 20 años.

“Fue mi primera experiencia en una competencia tan larga y sin rivales ‘en vivo’. Creo que cuando podamos volver a palpitar las carreras de manera ‘presencial’ este tipo de modalidad perderá fuerza”, anticipó Quesada.

Faltó la emoción de la gente, pero alcanzó

La propuesta virtual se generó en Buenos Aires. El matrimonio de atletas formado por Fabián Manrique y Caterina Peralta organizaron los “5K Águilas del Oeste”. En el parque 9 de Julio Aldo Gordillo, Fabiana Vivanco, Graciela Zurita, e Ingrid Villalba (las tres en la foto) coincidieron un domingo a la mañana para correrla. El caballero fue por su cuenta y las damas, que forman parte del grupo de entrenamiento de Lucas Santillán, coordinaron para hacerlo en simultáneo. “El parque 9 de Julio es llano y lo conocemos a la perfección. Aparte, por cuestiones de protocolo, no podemos alejarnos tanto de nuestros domicilios”, explicó Santillán.

“La condición era largar desde las 10, realizando partidas de a dos o tres y al finalizar enviar la foto de la aplicación o el reloj usado donde conste la distancia y el tiempo”, explicó Villalba el modo en que se enviaron los registros. Después los organizadores controlaron, clasificaron y publicaron los resultados (ver aparte).

Gordillo, que de manera presencial completó 23 maratones, vivió lo que esperaba. “La diferencia estuvo en correr solo, sin esa multitud en la largada que te llena de energía y adrenalina”, reconoció algo nostálgico. “El corredor promedio, y me incluyo, siempre va a preferir la carrera tradicional”, vaticinó el atleta.

Zurita quedó muy conforme por el trato recibido. “Los organizadores en esta ‘nueva normalidad’ tuvieron presente todos los detalles: enviaron dorsales, hubo premiación, podios virtuales, sorteos, transmisión en vivo”, destacó.

Las sensaciones de Vivanco coinciden con las de Gordillo. “Fue muy distinta a las competencias que estábamos acostumbrados. Estas carreras virtuales son muy motivadoras para el contexto que vivimos. Pero quizás sí, en el momento que se vuelva a competir como antes, puede llegar a desaparecer. La magia que tiene la modalidad a la que estábamos acostumbrados, no tiene igual”, afirmó “Faby”.

Miles se unieron para concientizar

La “[email protected]” reunió a miles de corredores de manera virtual en todo el mundo. Por estas latitudes, a la voz la corrió Luis Elizalde, triatlonista diabético. “Fue para concientizar a las personas, con y sin diabetes, sobre la importancia de la actividad física”, explicó. La iniciativa fue organizada por la “European Association for the Study of Diabetes” que en conjunto con Novo Nordisk, una farmacéutica dedicada a combatir el trastorno, se dispusieron a hacer donaciones en nombre de los primeros 10.000 inscriptos de forma gratuita. Kirguistán, país ubicado en Asia Central fue el destino de lo recaudado. Hasta el último día habilitado fueron 5.943 corredores los que completaron los 5K.

Motivado por Elizalde, Osvaldo Fonio disfrutó la prueba que le presentó su amigo. “Volvés a tener esas ganas de correr. Está bueno que se haga así, con el cuidado necesario de no cruzarte con mucha gente”, explicó. “Nada le gana a esa sensación de correr contra otros en la misma pista”, afirmó Guido Matteuci que participó con gusto para ayudar. Él pronostica que la modalidad adquirirá otro sentido cuando la vacuna aparezca. “Quedará como un modo simbólico de poder competir contra otros corredores de cualquier parte del mundo”, estimó Matteuci que según su cronómetro (foto) completó los 5K en 18’44”8/100 ocupando el cuarto puesto en su categoría y el 26° en la general.

Comentarios