“Otro virus recorre el mundo, el del descrédito”

Sánchez llamó a los líderes del mundo a respetar compromisos asumidos.

26 Sep 2020
1

PEDRO SÁNCHEZ. “Creció la desconfianza hacia la gobernanza”, dijo. Europa Press

El presidente español, Pedro Sánchez, ante la Asamblea General de Naciones Unidas, hizo un nuevo llamamiento a la unidad, un concepto que reclama desde hace meses a los partidos políticos en España pero que, esta vez, ha aplicado a la comunidad internacional. En un discurso marcado por la pandemia de covid-19, Sánchez advirtió que “otro virus recorre el mundo: el de la decepción, del hastío, del descrédito, incluso de la indiferencia”, sobre todo entre los jóvenes, un virus que han “estado inoculando los propios gobernantes”. “Con cada nuevo desacuerdo nuestro, con cada incumplimiento de lo previamente acordado, con cada deserción de nuestros compromisos, de nuestras responsabilidades hacia el resto de los países”, dijo.

Así, cree que “por inacción o por omisión”, han permitido que “el desafecto y la desconfianza hacia la gobernanza se extiendan por el mundo” y “por indiferencia o por cobardía”, han ignorado amenazas que “hoy afectan seriamente” a todos. Lo ha vinculado al “retorno de nacionalismos excluyentes”, que se creían acabados, “de la xenofobia, de fantasías autárquicas, de autoritarismos impúdicos” y al “auge de liderazgos basados en la demagogia, en la mentira, en el fomento del odio, la confrontación”.

Por ello, hizo un llamamiento a la comunidad internacional para que entienda la urgencia del momento histórico y vaya más allá de invocar la unidad en abstracto”. “Tenemos el deber histórico, moral, urgente, ineludible de actuar unidos para dar al mundo el nuevo horizonte de crecimiento y de progreso que merece”, ha afirmado y de “ofrecer un horizonte de esperanza a los jóvenes”, unos jóvenes que hoy no “escuchan” porque consideran que los políticos no son “útiles”.

Sánchez ha expuesto los que a su juicio son, junto a la pandemia, los grandes desafíos: la emergencia climática, la digitalización y sus consecuencias, la “superación de las desigualdades lacerantes y la pobreza” y la “plena igualdad entre hombres y mujeres y la extirpación de cualquier forma de discriminación en razón de género, raza o procedencia”. (Europa Press)

Comentarios