Robó un móvil policial en Concepción para buscar a una joven en Alberdi

El procesado fue detenido en Santa Ana, Aguilares. Tiene antecedentes. Una investigación en contra de los Policías. Revuelo Al acusado, que sustrajo una camioneta estacionada en la calle, le dictaron la prisión preventiva por 45 días.

25 Sep 2020 Por Gustavo Rodríguez
1

Hizo todo para permanecer un buen tiempo tras las rejas. Un joven robó una camioneta de la Policía Científica de la Unidad Regional Sur que estaba estacionada en la calle. Recorrió más de 50 kilómetros violando la prohibición de circulación entre las 23.30 y las 7 de la mañana. Fingió ser uniformado para poder realizar un allanamiento y buscar a una joven de su casa en Juan Bautista Alberdi. Se enfrentó con los vecinos y con los efectivos que lograron detenerlo en la localidad de Santa Ana, Aguilares. Al acusado ya le dictaron la prisión preventiva por 45 días.

El lunes, cerca de la madrugada, Mauricio Alberto, de 22 años, se presentó en la zona conocida como La Bajada, de Concepción, donde la fuerza deja estacionado sus vehículos, ya que no se les permite que lo hagan alrededor de la plaza, como ocurría tiempo atrás. Primero intentó abrir un patrullero, pero como no pudo hacerlo, hizo lo mismo con una camioneta Chevrolet S10 que es utilizada por la Policía Científica en el sur de la provincia. Al parecer, como el vehículo no tiene trabas, hizo puente, logró arrancar y se robó el móvil.

El joven, según consta en las actuaciones policiales, recorrió los más de 30 kilómetros que separan Concepción con Juan Bautista Alberdi y se presentó en el barrio Virgen del Carmen de esa ciudad. Los vecinos salieron a la calle a ver qué sucedía, ya que sentían bocinazos y que el sospechoso llamaba a gritos a una joven que vive en una de esas casas. Cuando se aproximaron, el joven les dijo que era un efectivo de la fuerza que estaba desarrollando un allanamiento y que debía llevarse a la chica, por lo que comenzó una discusión.

Alberto tuvo que escapar del lugar, ya que los habitantes del barrio le avisaron que habían llamado a la Policía para que aclare la situación. Al enterarse de la situación, personal de la comisaría de Alberdi comenzó a buscar el vehículo. Lo encontraron estacionado en una calle de esa localidad. Pero Alberto, al percatarse de la situación, huyó. Se inició una persecución que duró aproximadamente unos 20 kilómetros hasta que fue detenido en un barrio de Santa Ana, localidad de Aguilares.

En la Justicia

El caso quedó en manos del fiscal Enrique Rojas. En una audiencia, el investigador lo acusó de robo agravado de vehículo dejado en la vía pública, el delito más grave de todos los que habría cometido. El juez interviniente Hernán Aybar, constató la legalidad de las actuaciones e hizo lugar al pedido de prisión preventiva requerido desde el Ministerio Fiscal para el acusado, que permanecerá detenido 45 días mientras avanza la investigación.

En su resolución, el magistrado adhirió a los planteos del MPF en virtud de la gravedad de los hechos ya que, según su valoración, no sólo se trató del robo de un vehículo sino que además se trata de un bien del Estado que está afectado para el cuidado de la población.

El joven, según explicaron fuentes judiciales, tiene varias causas abiertas por delitos menores contra la propiedad. Tendría severos problemas de adicción. Pese al hermetismo oficial, se confirmó que el jefe de Policía Manuel Bernachi inició actuaciones en contra del personal que debía cuidar la camioneta y en contra del responsable de seguir los movimientos de los vehículos, ya que cuenta con sistema de GPS.

Comentarios