En el año electoral, el 75% del gasto nacional irá a ayuda social

De los $ 190.544 millones pautados para el año que viene, $ 132.250 millones se volcarán al pago de jubilaciones, pensiones y beneficios sociales. Otros $ 10.440 millones se destinarán a planes alimentarios. En el proyecto se observan fondos para iniciar obras de infraestructura.

24 Sep 2020 Por Marcelo Aguaysol
7

Con los fondos que el Gobierno nacional volcará el año que viene en Tucumán se podrían cubrir al menos el pago de 27 planillas salariales de los 101.00 estatales provinciales. O construir un megaemprendimiento habitacional que contengan 76.000 casas tipo Fonavi. Sin embargo, los $ 190.544 millones ($ 60.000 millones más que lo pautado para este año) proyectados en el Presupuesto Nacional 2021 tendrán dos destinos específicos: reforzar la asistencia social en un distrito en el que la pobreza alcanza a más del 30% de la población y, además, comenzar a poner en marcha las máquinas para apuntalar la obra pública en un año electoral. La iniciativa, elevada al Congreso por el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, contempla para el caso tucumano que el 75% de las partidas asignadas serán destinadas a la ayuda social, entre jubilaciones, pensiones, planes sociales y programas alimentarios, entre otros, con un universo de beneficiarios que roza los 700.000 casos, de acuerdo con las estimaciones oficiales.

En los sucesivos viajes a Buenos Aires, el gobernador Juan Manzur ha planteado no sólo al presidente Alberto Fernández, sino también a los ministros del gabinete nacional la necesidad de que Tucumán recupere el tiempo perdido en cuanto a las transferencias discrecionales para la ejecución de obras públicas. El mandatario argumenta que no fue beneficiado por la gestión de Mauricio Macri y que la Provincia requiere una suerte de fondo de reparación en el marco de una mayor equidad entre los distritos menos beneficiados por el reparto de recursos, los del norte. Según proyectan algunos funcionarios provinciales, más allá de las necesidades financieras de coyuntura, la Provincia requerirá entre $ 15.000 millones y $ 20.000 millones para poder sostener el ritmo de los trabajos públicos que reactiven el mercado de trabajo. 

Al observar el proyecto, el diputado tucumano José Cano advirtió que el Gobierno nacional se guardó una partida equivalente al 1,5% del PNI para aumentar el gasto con fines electorales (sostener las tarifas congeladas y el Ingreso Familiar de Emergencia, así como un esquema de financiamiento de obras para las provincias). “Si la situación financiera o monetaria lo obliga, el Gobierno nacional destinará esos fondos a reducir el déficit fiscal”, apuntó.


$ 132.249 millones
Jubilación, pensión y asistencialismo

El Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación es el área que más fondos aporta a Tucumán, casi el 70% del total de erogaciones federales previstas para el año que viene. De acuerdo con el proyecto elevado por el Poder Ejecutivo al Congreso, las prestaciones previsionales implican una partida de $ 85.695 millones anuales para atender a un universo cercano a los 370.000 jubilados y pensionados que residen en la provincia. A su vez, las asignaciones familiares requerirán de un financiamiento cercano a los $ 19.278 millones. Según se desprende de la planilla vinculada con el gasto en Tucumán, se estima que $ 4.959 millones se volcarán a las pensiones no contributivas. Una de las incógnitas para el año que viene es si se sostendrá el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), que este año asistió a 393.132 personas residentes en Tucumán, según la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses).


$ 10.470 millones
La cobertura alimentaria

Con una elevada vulnerabilidad para niños y adolescentes, el proyecto de presupuesto afianza los programas alimentarios. En el caso tucumano, por ejemplo, se ha proyectado un gasto de $ 4.717 millones para políticas alimentarias, particularmente con la continuidad de la Tarjeta Alimentar. La inclusión social es central para esta Administración por motivos muy claros: el 35,5% de la población se encontraba en situación de pobreza al segundo semestre de 2019 mientras que el 52,3% de las y los niños vive en un hogar pobre. La emergencia social es un fenómeno inaceptable que debe incomodar, preocupar y ocupar al conjunto de la sociedad, sin distinciones políticas o ideológicas, dice el proyecto presentado en el Congreso. La Nación, a su vez, ha destinado otros $ 5.704 millones para Acciones del Programa Nacional de Inclusión Socio-Productiva y Desarrollo Local - Potenciar Trabajo.


$ 7.710 millones
Obras públicas y planes de viviendas

De los $ 5.510 millones que destinará el Ministerio de Obras Públicas de la Nación, el Presupuesto 2021 contiene el financiamiento del Programa de Inversiones Municipales (como la puesta a punto de la plaza Independencia o las mejoras en otros municipios del interior) por $ 1.664 millones, mientras que otros $ 1.342 millones se volcarán a obras hídricas, en particular para el inicio de trabajos de Infraestructura de Agua potable y Saneamiento. A su vez, el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa) ha proyectado una inversión en la provincia cercana a los $ 1.863 millones en proyectos ejecutivos que ya cuentan con el visto bueno para su ejecución. En tanto, el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat ha estimado que en Tucumán se financiarán proyectos por unos $ 2.200 millones, tanto para la construcción de unidades habitacionales, como refacción y mejoras en barrios.


$ 13.347 millones
Educación, en todos sus niveles

“En 2021 el Gobierno Nacional consolidará el comienzo de la recuperación de la inversión en educación tal como dictan la Ley de Financiamiento Educativo y la Ley de Educación Técnica Superior. Por supuesto, este trabajo se realizará de manera mancomunada con las Administraciones Provinciales, responsables de una porción muy importante de la inversión en educación”. Ese es el compromiso que la gestión del presidente Alberto Fernández ha asumido en el proyecto de gastos e ingresos para el año que viene. En el caso de Tucumán, ha destinado $ 9.923 millones al desarrollo de la educación superior. Otra de las partidas más importantes dentro del gasto nacional en la provincia es el Fondo Nacional de Incentivo Docente que significará $ 1.169 millones para el año que viene. En tanto, el Ministerio de Ciencia destinará $ 60 millones para Promoción, Investigación, Financiamiento, Innovación y Divulgación.


$ 4.953 millones
El complejo esquema de los subsidios

Los subsidios al transporte público de pasajeros constituyen un verdadero dolor de cabeza para gran parte de las provincias, entre ellas Tucumán. Durante los últimos años, el esquema de aportes ha sido reducido y, por ende, ha resentido la ecuación de las empresas prestatarias del servicio. Para el año que viene, sin embargo, el Ministerio de Transporte de la Nación ha presupuestado $ 4.649 millones para la Ejecución de Planes, Programas y Proyectos para el Mejoramiento del Transporte.

Durante el primer semestre de este año, el Gobierno nacional ha realizado una Compensación al transporte automotor de pasajeros a través del Fondo Fiduciario Sistema de Infraestructura de Transporte por unos $7.625,6 millones, según lo detalló en la iniciativa que el Poder Ejecutivo Nacional ha presentado en el Congreso. Las discusiones por los subsidios a provincias aún no están cerradas.


$ 1.436 millones
La salud, más allá de la pandemia

El fortalecimiento del sistema de salud pública y los programas de Prevención y Control de Enfermedades Crónicas no Transmisibles ocupan gran parte del presupuesto en salud. Si bien la Nación ha destinado $ 1.436 millones, la ejecución de gastos estará sujeta al desarrollo de la pandemia del coronavirus. “La perspectiva de la pos‐pandemia obliga a profundizar y acelerar políticas impostergables y a concebir, consensuar e impulsar reformas estructurales sobre la base de la rectoría construida, pero entendiendo claramente que es mucho más lo que falta que lo que se ha logrado. La pandemia ha demostrado el riesgo que implica para toda la población la existencia de áreas y regiones con una enorme fragilidad en el sistema de salud”, indica el proyecto del Ejecutivo nacional. A partir de ese concepto, la provincia aspira a contar con más financiamiento para el desarrollo de políticas de prevención y atención hospitalaria.


Las partidas para el NOA
$ 86.017 millones es el total de erogaciones que se destinará para Jujuy.
$ 150.375 millones es lo presupuestado como gasto para Salta en 2021.
$ 190.544 millones se destinarán para Tucumán el año que viene.
$ 101.428 millones le corresponderán a Santiago del Estero.
$ 49.704 millones se volcarán como gastos en Catamarca.
$ 56.912 millones gastará el Gobierno nacional en La Rioja.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios