Se desbordó una acequia y anegó barrios en Concepción

El ingenio La Corona paralizó la molienda a la espera de los trabajos de la Municipalidad. La inundación comenzó en la tarde del lunes y ayer se logró superar el problema. “Malos olores, hollín y ahora el agua”.

23 Sep 2020 Por Rodolfo Casen

Barrios de la zona sur de Concepción permanecieron anegados desde la tarde del lunes hasta anoche al desbordar una acequia del ingenio La Corona. El problema se suscitó durante los trabajos de limpieza del viaducto que el personal de la fábrica realizaba con maquinarias. Los sedimentos y residuos removidos obstruyeron un tramo cubierto del canal.

Eso generó el desmadre y el inmediato anegamiento de las calles de los barrios Gelsi, Yocavil y Concepción II, entre otros, según explicó el intendente, Roberto Sánchez.

La masa líquida amenazó con ingresar a algunas viviendas, pero finalmente eso no ocurrió.

La acequia sale desde la fábrica y evacua el agua con cachaza que emerge desde el sector de caldera. Recorre varios barrios de la ciudad, atraviesa la ruta 38 y desemboca en el río Gastona.

En estos días de producción plena drenaba al límite de su capacidad. Por esta situación, el ingenio La Corona se vio obligado a paralizar la molienda a fin de que los trabajadores de la municipalidad pudieran realizar las obras de desobstrucción.

Relieve inusual

“La fábrica libera tres millones de litros de líquido por hora. Entonces tenía que dejar de producir para facilitar que se solucione el problema. Es lo que sucedió alrededor de las 14 de hoy (por ayer)”, dijo Fernando Molina, director de Medio Ambiente del municipio.

El desborde había comenzado alrededor de las 18 del lunes. En pleno período de sequía los barrios del sur de la ciudad ofrecían un relieve inusual: las calles estaban cubiertas por un espejo de agua.

DESASTRE. Por fortuna para los vecinos de tres barrios, las aguas que se desbordaron de una acequia del ingenio La Corona no ingresaron a sus casas. En cambio, anegaron varias calles. la gaceta / fotos de osvaldo ripoll

“Este problema se incorpora a otros a los que ya nos tiene acostumbrado ese ingenio. Los malos olores, a veces la lluvia de hollín y ahora el desborde de la acequia. Hacen lo que quieren en nombre de la fuente de trabajo”, expresó indignada María Figueroa, vecina del barrio Gelsi. “Particularmente pienso que esta fábrica, con los inconvenientes que genera a los habitantes, debería ser reubicada en otra zona despoblada. Son ingenios obsoletos, con escasa inversión”, planteó por su parte Luis Díaz.

Según Molina, hace unos días la planta fabril fue multada a causa precisamente de las malas condiciones en que se encontraba la acequia. Y eso se advertía al venir drenando al límite. “A partir de la sanción la empresa mandó a operarios a trabajar en el cauce. Pero las obras de limpieza en vez de ser abordadas desde aguas abajo hacia arriba, lo hicieron al revés. De ahí el problema”, expuso Molina.

Los vecinos del Gelsi pusieron en conocimiento de lo sucedido a la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia.

Temas

Concepción
Comentarios