Schwartzman no encontró la respuesta: ¿cómo se le gana a Djokovic?

“Peque” perdió ante el N° 1que, en lo que va del año, ganó 32 de los 33 partidos que jugó.

22 Sep 2020 Por Mariana Apud
1

FELIZ. “Peque” en la premiación no se mostró decepcionado. Agradeció al público que bajo protocolo sanitario pudo ingresar.

El cierre ideal no se dio: Diego Schwarztman cayó en la final de uno de los mejores torneos de su carrera. La derrota ante Novak Djokovic por 7-5 y 6-3 en el Masters 1.000 de Roma, aunque es un torneo de menor rango, está en el mismo plano que los tres cuartos de final en Grand Slam que “Peque” logró en su carrera.

Así como “Peque” se planteaba el interrogante de cómo se le gana al actual número uno, el mundo del tenis también lo hace. La pregunta tiene respuesta, pero… “Salvo que le pegue a un juez de línea, no hay quién le gane”, responde Roberto Barraquero, entrenador en el Club Único Sports de Yerba Buena, que aclara el tinte bromista de su declaración. “Es la pregunta que todos se están haciendo: perdió una sola vez en el año y por la descalificación en el Us Open”, refirió Gonzalo Álvarez, director de la escuela de San Martín, con el mismo ejemplo que su colega. Entre risas, Agustín Koch, profesor en el Tucumán Lawn Tennis, dijo: “no es fácil ganarle”. De entre los tres se desprende una sensación: “Nole” solo puede ser derrotado por “Nole”. “Es como si compitiera contra él mismo en la búsqueda de la mejor versión de su propio tenis”, también coincidió Augusto Árquez, presidente de la Asociación Tucumana.

Hay que esforzarse para encontrar tácticas, estrategias, efectos que puedan vulnerar el juego del serbio. El desafío fue tomado por más duro que sea. “Hay que mantener un ritmo alto y constante durante tres horas. Aprovechar las oportunidades porque da pocas. Variar el juego y tratar de sacarlo de foco”, sugirió Árquez. Koch consideró que hay factores que no son posibles de gobernar por los rivales. “Hay chances de ganarle, pero tienen que pasar varias cosas: no tiene que ser el mejor de sus días y no tiene que estar bien con su saque o movilidad”, aportó el entrenador. Desde el complejo Natalio Mirkin, Álvarez pone en la cancha una estrategia exacta. “Hay que jugar ‘sobre el pique’. Cuando la pelota sube, impactarla. ‘Peque’ debería haber jugado dentro de la cancha, golpeando fuerte, tratando de generar ángulos y espacios para siempre mantener la presión”, detalló Álvarez. “Hacer eso, requiere una concentración muy grande y una precisión aun mayor, por eso es que hasta el momento ningún tenista lo pudo lograr”, reconoció.

En el repertorio que mostró Schwarztman durante la final estuvieron presentes varios de los elementos que los cuatro sugirieron, pero no con la regularidad necesaria. “Hay que jugar a un altísimo nivel para ganarle, lo tenés que exigir muchísimo”, remarcó Barraquero. “Peque” y compañía seguirán buscándole respuesta a la pregunta, en París, cuando Roland Garros empiece a jugarse desde el domingo.

Comentarios