¿Se puede prevenir el Mal de Alzheimer?

Hoy es el Día Mundial de la Lucha contra la enfermedad de Azheimer y la Sociedad de Neurología de Tucumán decidió conmemorarla con información.

21 Sep 2020
1

ARCHIVO

El Mal de Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa y progresiva y es la causa más común de demencia, entre el 60 y el 70% de los casos. Puede presentarse, habitualmente, después de los 65 años, pero ahora los casos han comenzado a aumentar a partir de los 60 años y alcanza al 3,9% de la población mundial, alerta la Sociedad de Neurología de Tucumán, que hoy está recordando el Día Mundial de la Lucha contra la Enfermedad de Alzheimer.

Según la OMS, las demencias afectan a 50 millones de personas en el mundo, de las cuales alrededor del 60% viven en países de ingresos bajos y medios. Cada año aparecen cerca de 10 millones nuevos de casos. Y para 2030 se calcula que 83 millones de personas padecerán demencias, con lo que al 2050 serán más de 125 millones las personas que padezcan enfermedades de este tipo en todo el mundo.

La pregunta del millón es si se puede prevenir el Alzheimer. Y la respuesta es que, lamentablemente, no. Pero está comprobado que el control de los factores de riesgo cardiovasculares, como la hipertensión arterial, la diabetes, la obesidad y el sedentarismo llevan a una menor posibilidad de desarrollar síntomas, al igual que mantener una dieta saludable que incluya frutas y verduras frescas, frutos secos y  pescados.

Hacer trabajar la mente todo lo que sea posible también ayuda al menos a retardar los síntomas, al menos eso se ha comprobado. Por ejemplo alcanzar un mayor nivel de instrucción educativa y mantenerse activo/a en aprender cosas nuevas funcionan como protección para el desarrollo de la enfermedad, señala el doctor Daniel López de la Sociedad de Neurología.  

Los síntomas

El principal síntoma es que empieza a fallar la memoria, lo que dificulta las actividades de la vida diaria del paciente. Además, existe una alteración de otras funciones mentales aparte de la memoria  como por ejemplo el lenguaje, la pérdida de la capacidad para reconocer objetos, la capacidad para realizar tareas ya aprendidas, y la dificultad para aprender nuevas tareas; lo que afecta a los sistemas de pensamiento y de la conducta.

En el Día Mundial de la Lucha Contra la Enfermedad de Alzheimer, la Sociedad de Neurología de Tucumán recuerda que no existe una forma de prevenir la enfermedad en el caso de que se trate de una fuerte presión genética y hereditaria. Sin embargo, las últimas investigaciones realizadas demostraron que la actividad física, realizada de forma frecuente, retrasa de forma marcada (pero no elimina) el proceso de neurodegeneración y con ello la progresión de la enfermedad.

¿Cómo se diagnostica?

Si bien hay diferentes test que se usan principalmente en investigación, actualmente el diagnóstico se realiza en base al examen clínico neurológico y a evaluaciones neurocognitivas. Por lo tanto su diagnóstico debe ser realizado por un especialista en neurología, es decir, un neurólogo o neuróloga.

¿Tiene cura?

Por el momento la enfermedad no tiene cura, pero sí un tratamiento basado en medicamentos, estimulación cognitiva, actividad física y contención que permiten mejorar los síntomas y la calidad de vida de los pacientes. Es el neurólogo quien debe dirigir y coordinar las estrategias terapéuticas. Una consulta temprana ayuda a controlar los síntomas y a tener una mejor evolución de la enfermedad.

Comentarios