El Gobierno advierte que es difícil reabrir las paritarias

Los gremios consultados alertan por el impacto de la inflación.

16 Sep 2020 Por Martín Dzienczarski
1

MINISTRO DE ECONOMÍA. Eduardo Garvich FOTO ARCHIVO/ LA GACETA.

Mientras transcurre la mitad de septiembre, en los gremios estatales se repite una pregunta: ¿cuándo se abrirá la paritaria del 2020? La pandemia por covid-19 aplazó la mesa salarial de los trabajadores del Estado, que suele iniciar en marzo. Pasados seis meses, en algunos gremios esperan que sea antes de fin de año. Sin embargo, desde la Casa de Gobierno se atajan y dicen que no están en condiciones de reabrir las discusiones. El ministro de Economía, Eduardo Garvich, argumentó que los ingresos siguen cayendo en términos reales y que no hay fondos suficientes para reajustar los salarios. Expresó que hoy el gobernador Juan Manzur gestionará fondos nacionales para abonar los sueldos de este mes en tiempo y en forma. En el Poder Ejecutivo consideran que hubo una suerte de aumento automático del 20% a los estatales por efecto de varios ítems otorgados.

“Entendemos que nuestros derechos laborales han sido conculcados y no tan sólo durante la pandemia. El Gobierno ha echado por tierra el acuerdo paritario del año anterior, que derivó en protestas suspendidas por la conciliación obligatoria. En este panorama, hemos solicitado al Ministerio de Gobierno que se convoque a la paritaria para discutir nuestros salarios”, expresó a LA GACETA David Toledo, titular de la Agremiación de Tucumana de Educadores Provinciales (ATEP). “Es necesario que el Gobierno nos convoque porque nuestros salarios pierden poder adquisitivo contra la inflación, la canasta familiar sigue elevándose, al igual que los impuestos y servicios, y el salario pierde. Queremos que se abra la paritaria”, agregó.

Marcelo Sánchez, secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), coincidió con ATEP. “El golpe económico es importante, la inflación no cesa. Enviamos una carta al gobernador y a la ministra de Gobierno y Justicia, Carolina Vargas Aignasse, solicitando una audiencia para charlar sobre estos temas y para ver cuáles son las perspectivas que hay sobre el salario”, planteó Sánchez. “Entendemos que la inflación ya ronda el 20%, con un 2,5% mensual. Sobre esa base queremos charlar y ver qué dice el Gobierno, para trasladarlo a los compañeros de comisión directiva y a los delegados”, profundizó.


Sueldos depreciados

Lucinda Espeche, de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), coincidió en la necesidad de que se habilite la discusión salarial. “Presentamos notas porque en julio debíamos sentarnos a discutir salarios. Día a día aumenta todo, los sueldos de los trabajadores del estado alcanzan pero no para tirar manteca al techo. Nos preocupa la pérdida de poder adquisitivo, estamos yendo par abajo con nuestros sueldos”, sentó posición Espeche.

Adriana Bueno, secretaria general del Sindicato de Trabajadores Autoconvocados de la Salud (Sitas), cuestionó la falta de respuestas de la provincia para el sector: “los policías en Buenos Aires hacen una suerte de amotinamiento y les dan mejoras. Acá la respuesta provincial en espejo fue darles ascensos en la fuerza. ¿Y a los trabajadores de la salud y a los demás estatales? Ni un vaso de agua. Sólo tenemos más obligaciones como personal sanitario”. Y agregó: “la última actualización en blanco en nuestro sueldo fue en septiembre de 2019. Luego nos han pagado una cifra en negro que ha reemplazado a la cláusula gatillo pero mal, porque no tiene efecto multiplicador en la boleta. Se han incumplido otra serie de pactos del 2019. Es fundamental abrir la discusión salarial porque ni siquiera como esenciales hemos podido viajar a nuestros trabajos en colectivo por los paros y pronto se acabó eso de que viajemos gratis”, planteó Bueno.

Comentarios