Cartas de lectores

13 Sep 2020 Por LA GACETA

Momento actual

Estos días se están produciendo hechos muy delicados y trascendentes en el país. La Justicia mandó a Lázaro Báez a su casa en un country de Pilar y los vecinos, interpretando el sentir de la mayoría de los argentinos, le impidieron entrar, considerando que el único domicilio posible para Lázaro es el penal de Ezeiza. Porque es el ladrón más grande de la Argentina, que transformó pavimento en estancias, con el dinero de los argentinos. También estamos viviendo la lamentable situación de la policía bonaerense. La demanda policial es porque ganan poco, pero el argumento es que como no hay fútbol ni recitales por la cuarentena,  dejan de percibir dinero extra que les mejora el ingreso. Los ciudadanos pagamos impuestos para tener una Policía eficiente y bien paga. Otra queja son los móviles y el equipamiento. Hay una solución a esto, si Báez tiene cerca de mil vehículos,  que la Justicia los venda y se compren patrulleros y equipamiento para la policía, nafta y rueda de auxilio para los patrulleros que aún pueden prestar servicio. Pero nada justifica una rebelión y la falta de acatamiento a la autoridad legalmente constituida. Sin duda la fuerza de seguridad es un servicio esencial como los trabajadores de la salud. Gracias al aporte privado que ha fabricado miles de barbijos, camisolines y botas para los médicos,  se ha cubierto una función del Estado para cuidar a quienes nos cuidan hoy con vocación y patriotismo. Sin duda, el presupuesto de ingresos de la Nación no alcanza. La quita de una parte de la coparticipación a la ciudad autónoma de Buenos Aires, de un día para otro en plena pandemia, sin un diálogo y consenso previo, es un hecho autoritario, aberrante y anticonstitucional. Además se dan hechos curiosos. Cinco mil bolivianos, entre ellos una concejala de Bolivia, cruzan el río a cobrar el IFE y AUH, ya que tienen ciudadanía argentina para votar. Lo mismo paraguayos a Formosa,  donde votan al legendario gobernador. La toma de tierras es un delito grave. Si hay déficit habitacional es porque se roba la plata, no hay estímulo al trabajo y a la inversión. Y nada puede atentar contra el inviolable derecho de propiedad. Es un repudiable negocio de punteros y quién sabe con qué propósito. ¿Dónde está la Justicia de nuestro país? Sin duda que hay jueces capaces y honestos que cumplen con su deber, habrá otros que no se juegan por temor al “cogotazo” -como definió un alto magistrado-, y un número considerable y jerarquizado que no responde a los intereses de la República. El Ejecutivo quiere hacer una reforma judicial, pero en favor de su propia agenda que es la impunidad. Ojalá tuviéramos una reforma que agilice procedimientos, sentencias rápidas y eficiencia en bien de la ciudadanía. El camino por delante es arduo; la corrupción destruye pueblos como destruyó Imperios. Hoy es una necesidad imperiosa que la oposición se una en un gran acuerdo patriótico para lograr la unión nacional y salvar la República.

José Manuel García González

[email protected]

Protesta policial

La protesta reciente de la policía bonaerense, que incluyó prácticamente un sitio a la residencia presidencial de Olivos, generó un impacto en la conciencia democrática de los ciudadanos en todo el país. Se trata de una acción de contenido violento direccionada nada menos que hacia el Presidente de la Nación, quien se ha visto obligado a prometer recursos para salir rápidamente del apuro, aún a costa de infligir normas constitucionales e institucionales, como la ley de Coparticipación Federal. Desde otro punto de vista, las autoridades del Estado nacional deberían explicar las razones de un problema de raíces crónicas, como es la manifiesta falta de proporcionalidad y equidad de los ingresos salariales del sector público. Porque es difícil explicar que haya sueldos y jubilaciones con privilegios de $ 900.000 o mayores, como es el caso de acumulación de beneficios, especialmente en el segmento de los altos cargos en los tres poderes del Estado -como jueces y ex presidentes-, y al mismo tiempo que un empleado de seguridad, como es el caso del policía que protesta, perciba un haber mensual de $ 34.000. Es decir, 15 o 20 veces menos que un haber con privilegio. Es curioso que este proceso de distanciamiento entre los sueldos del personal del Estado  empezara a hacerse ostensible desde la restauración de la democracia, cuando lo apropiado era lo contrario, como ocurre en otras democracias del mundo, donde no es concebible tamaña desigualdad. Esta desproporción, que en Argentina se ha naturalizado, lleva al escenario que estamos presenciando. Es oportuno entonces que los que nos gobiernan empiecen a mostrar soluciones duraderas, pensando en el futuro, y no decisiones para apagar un incendio pasajero, como el echar mano a los recursos de una jurisdicción -CABA en este caso- para calmar los enojos de una policía provincial. Tal vez achicando la altura de esa pirámide alcancen mejor los recursos del Estado para lograr, en un clima de paz, una realidad que valga la pena  por medio de una mejor prestación de un servicio público esencial.

José Luis Díaz Robín

[email protected]

Mademoiselle Amanda, merci

Por el Día del Maestro, queremos recordar a una profesora que marcó toda una infancia de aprendizajes en lenguas extranjeras. Al ritmo de sus canciones, hizo ingresar la lengua francesa a las mentes y corazones de cientos de niños y niñas de la Escuela Normal. Su legado vive en cada clase, en cada baile, en cada sonrisa de docentes y alumnos a los que marcó con su pasión por la enseñanza. Recordamos afectuosamente su creatividad, su energía, su buen trato y su icónica melena rojiza. Tomamos esta oportunidad para reconocerle sus grandes contribuciones a nuestra formación, de la mano de inolvidables personajes como Tatou le chat, Alex, Zoé et compagnie. Esperamos honrar su memoria en toda nuestra trayectoria como docentes y como personas. Mademoiselle Amanda, merci.

Tomás y Martín Urtubey

[email protected]

En nombre de Sarmiento

En la cartas sobre el maestro sanjuanino del Dr. Pérez de Nucci (“Las enfermedades de Sarmiento”, 11/09) se deslizó un error en cuanto al nombre del prócer al llamarlo “Juan” Domingo Faustino Sarmiento. Sarmiento nació en San Juan el 15 de febrero de 1811, hijo de José Clemente Sarmiento y Paula Albarracín, fue bautizado como Faustino Valentín. Con el tiempo “antepondría el nombre de Domingo en homenaje al santo patrono de la familia, mantendría el de Faustino, correspondiente en el santoral al 15 de febrero, y echaría al olvido el del mártir romano cuya festividad se celebraba el 14” (Miguel Ángel De Marco, Sarmiento, Emecé, 2016). Es decir, el nombre usado por el Maestro de América y con el que pasó a la Historia es el de Domingo Faustino Sarmiento.

Arturo D. Zelaya

Congreso 122

Monteros

Sarmiento, figura fascinante

En 1872, Sarmiento escribía a su amigo el periodista José Posse, cuenta el historiador Carlos Páez de Torre (h ), “Un opúsculo sobre educación, en cuya confección he tenido parte comparando datos y mirando cómo avanza, cual marea, la barbarie del pueblo al mismo tiempo que más se ufana se muestra la oligarquía docta a que tenemos el honor de pertenecer. Es uno de los hechos más notables y que vengo persiguiendo y estudiando en Chile y aquí el desdén, el odio secreto de las gentes cultas a la educación general” (LA GACETA). Era el “odio” a una escolarización “moderna” que apenas permitía acceder a los rudimentos de la lectura y escritura. ¿Para Sarmiento, la “civilización”, significó luchar por un desarrollo de las fuerzas productivas? “El siglo XIX y el siglo XVIII viven juntos: el uno dentro de las ciudades, el otro en la campaña” (Sarmiento). Manifiesta que el desarrollo económico argentino es de carácter desigual y combinado (el adelanto y el atraso conviven). Exigía el desarrollo de cierta superestructura educativa. La “oligarquía docta” fue hacienda y libre cambio. “El error fatal de la colonización española en la América del Sur, la llaga profunda que ha condenado a las generaciones actuales a la inmovilidad y el atraso viene de la manera de distribuir las tierras”. El sujeto histórico de aquel desarrollo, posteriormente, fue el capital extranjero junto a una clase trabajadora en formación. En el medio, una raquítica burguesía industrial. Sarmiento expresaba un estilo diferente de encarar el problema del poder. Hostilidad y encono con la otra parte a la que tiene “honor de pertenecer”. Una fracción propia. El proyecto concebido por Sarmiento era europeo y de Estados Unidos. Con un fuerte carácter pragmático frente a un modelo ideal, suficientemente maleable, se dio la tarea de desarrollar la educación (escuelas y docentes). Una tarea inmensa a la que agradecemos hasta el día de hoy.  No concibió, en realidad, el desarrollo argentino como industria. “La Europa no proveerá por largos siglos de sus artefactos a cambio de nuestras materias primas y ella y nosotros ganaremos con el cambio” (Idem). La “educación general” reflejó el desenvolvimiento del desarrollo capitalista como producto de fuerzas sociales externas. No fue el caso de Francia, Inglaterra y Estados Unidos con sus respectivos procesos revolucionarios. La figura fascinante de Sarmiento, con sus múltiples matices y contradicciones, es volver al proyecto inacabado de una nación y al núcleo de su historia.

Pedro Pablo Verasaluse

[email protected]

Septiembre Musical

Por este prestigioso medio quiero destacar la organización e implementación del “60º Septiembre Musical” y su gran trascendencia a través de las diferentes fuentes, por las que se transmite (Canal 10, Youtube, LA GACETA, etc.). Fundamentalmente deseo destacar lo siguiente: 1) Una programación muy coherente donde se abarcan prácticamente todos los géneros musicales y otras ramas del arte (gran diversidad de los mismos). 2) Gran jerarquía, tanto de artistas de nivel internacional, nacional y sobre todo altísima participación de artistas locales. 3)  Agradecer, tanto al presidente del Ente y todo su equipo, la oportunidad que tuve en la participación de este importantísimo festival, que cumple nada menos que 60 años. Quiero destacar el profesionalismo de todos, sin excepción, de los integrantes del mencionado Ente Cultural y el alto nivel de excelencia de sus tareas para que este evento tuviera el éxito que se merece en estos difíciles momentos que nos toca vivir. 4) destacar la enorme aceptación por parte del público, tanto el que asiste habitualmente a las salas de espectáculos, como aquel sector de la comunidad que no concurre sistemáticamente a dichas salas. Todo ello superando los límites de nuestra Provincia. 5) El incondicional apoyo de la Gobernación de esta Provincia, a través del señor gobernador, Juan Manzur. Felicitaciones, Ente Cultural de Tucumán.

Oscar Alberto Buriek

San Lorenzo 837 2º “E”

San Miguel de Tucumán

Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios