El agradecimiento de la familia Amenábar: "es increíble el amor que ha despertado"

El médico falleció por coronavirus en el Centro de Salud y sus restos fueron acompañados por una multitud.

12 Sep 2020

Un dolor inconmensurable se mezcla con palabras de gratitud y el recuerdo de una anécdota. Entre lágrimas, la familia del reconocido médico Jesús María Amenábar agradeció a las puertas del cementerio San Agustín, ubicado en Yerba Buena, el acompañamiento brindado por una importante cantidad de tucumanos.

El profesional, que tenía 64 años, había sido internado en el Centro de Salud días atrás por un cuadro respiratorio grave, producido por el coronavirus covid-19. Amenábar era integrante del Área de Cirugía de ese hospital. Además, era profesor de la Cátedra de dicha especialidad en la Facultad de Medicina de la UNT.

Su deceso se produjo hoy, y conmocionó a colegas, alumnos y amigos, quienes escoltaron los restos de Amenábar en una extensa caravana desde el centro médico hasta la necrópolis de la "Ciudad Jardín".

Tras el sepelio, la familia brindó unas sentidas palabras a quienes se habían acercado hasta allí.

"Les agradecemos que hayan venido y nos hayan acompañado todo este tiempo", expresó María Emilia Caram, esposa del médico.

"Hemos sentido la fuerza de sus mensajes", agregó, emocionada, la médica pediatra.

Relató luego con una sonrisa una anécdota que tuvo lugar en la sala de internación del Centro de Salud. El médico decía que, cuando leía los mensajes de sus amigos, le subía "la saturación" de oxígeno, como una señal de lo bien que le hacía recibir esas muestras de afecto. Incluso, Caram reveló una tierna infidencia: dijo que su esposo se hacía pasar por ella cuando contestaba los WhatsApp. "Él ha recibido todos los mensajes de ustedes", contó Caram.

"Es increíble el amor que ha despertado", valoró luego.

Comentarios