Ser más estrictos es la cuestión para volver a practicar deportes - LA GACETA Tucumán

Ser más estrictos es la cuestión para volver a practicar deportes

La flexibilización de algunas modalidades -mucho más monitoreadas- asoma en el horizonte.

12 Sep 2020
2

PRESENTES. Trabajadores y dueños de gimnasios asistieron a la reunión en el COE exhibiendo carteles. Piden la reapertura.

El lunes se cumplirán los 15 días de restricción de varias actividades que el Comité Operativo de Emergencia (COE) determinó. Al cierre de esta edición se producía el anuncio de las nuevas medidas. Atentos iban a estar los gimnasios, centros de entrenamiento, quienes practican deportes de contacto en instituciones públicas y privadas y los practicantes de fútbol 5, que también tuvieron freno en su actividad (que con el protocolo de “metegol humano” -sin contacto- habían logrado entrar en las flexibilizaciones). Mientras las reuniones se sucedían, la luz empezaba a brillar y la palabra “flexibilizar” volvió a hacerse presente. Pero habrá que ajustar los niveles de exigencia y cumplimiento de las medidas para contener el avance de la covid-19.

Nadie pone en discusión que la actividad física ayuda durante la pandemia, porque es una de las maneras de fortalecer el sistema inmunológico. El punto es siempre remarcado por quienes están afectados por las restricciones y se refuerza con el devastador factor económico. Ambos planteos son comprendidos por las autoridades de salud que, sea entendible o no, hacen caso a los números que establece la pandemia. Por estas horas se ve una curva ascendente de contagios y por ello reconocen que es el peor momento para exponerse.

La circulación de personas, en este caso para desplazarse a realizar una actividad deportiva, es lo que preocupa, antes que el ingreso a un lugar protocolizado. “Los protocolos son altamente conocidos”, sostuvo José Ardiles, subsecretario de Seguridad. Con la referencia del funcionario es que se desprende todo lo que habrá que reforzar para no retroceder. “Apelamos a la responsabilidad de cada uno”, exhortó Ardiles en la entrevista con LG Central. Él estuvo reunido con el sector de los gimnasios. Para ellos, por ejemplo, recomendó hacer cumplir los turnos. “Todos los alumnos tienen un usuario con el que entran a la plataforma, sacan turno según la disponibilidad sujeta siempre a los metros cuadrados. Si el cupo está completo, la aplicación del celular le prohibe el acceso y la persona debe elegir otro turno”, sintetiza el proceso de pedido en su box de crossfit Miguel Palou.

PROTESTA EN PAZ. Al aire libre, con distanciamiento social y con barbijo hicieron una clase de spinning pública en la peatonal.

“El turno asignado dura 50 minutos. En ese momento se corta la música, se pide que salgan, se sanitiza todo y si llega a haber disponibilidad para quien se quiera quedar puede volver a entrar luego de la sanitización”, precisó Nicolás Centurión. En los tres establecimientos que tiene explica que lleva en planillas el control de todos los turnos por hora de manera que se sabe el nombre de los usuarios que estuvieron al mismo tiempo. “Lunes, miércoles y viernes a las 19”, pone de ejemplo Carlos Cánepa, lo que sucede en su gimnasio de Lomas de Tafí. “A quien pidió ese turno se le da prioridad y si el cupo ya está lleno, se le pide que elija otro”, indicó el empresario, que además reconoció que a veces los socios no se van fácilmente.

Es ahí donde empieza a tallar el pedido de las autoridades de salud a todo sector que por su actividad genera un espacio de reunión social y que, de aquí hasta que la vacuna aparezca, deberá funcionar con medidas de prevención. “Les di la derecha en que somos una sociedad transgresora por naturaleza. Debemos cumplir todos con todo, sino no sirve”, opinó Palou en la misma línea que su colega.


Advertencia

La comunidad en la próxima época estival deberá estar muy  atenta. El uso del aire acondicionado está contraindicado durante la pandemia. Su empleo puede contagiar a quienes se reúnen en un lugar cerrado.

Más conciencia

“Hay que concientizar. El ciudadano es tan responsable como el Estado de llevar una política sanitaria estricta. Hubo un relajamiento. La gente está mucho más consciente de los resguardos a tomar”, analizó Carlos Canevaro, presidente de la Cámara de Gimnasios.

Comentarios