Robaron 25 ovejas en una finca de El Timbó - LA GACETA Tucumán

Robaron 25 ovejas en una finca de El Timbó

El dueño dijo que ya lo asaltaron 12 veces y que la pérdida fue de $ 300.000.

07 Sep 2020
1

El fiscal Diego López Ávila.

“Antes no quería hacerlo público por miedo, pero la verdad ya me cansé, es la decimosegunda vez que entran a robar y que rompen el alambrado”, le contó el productor ganadero Miguel Slame a LA GACETA. El ruralista de El Timbó reiteró varias veces su hartazgo ante la situación. “Me quitaron 25 padrillos de ovejas de la mejor estirpe, se las conoce como Caras Negras, pero la raza es Hampshire. En total, esos animales podían venderse en $ 300.000”, añadió.

Frustración e impotencia, con esas palabras Slame definió la sensación de haber sufrido tantos hurtos. “Todas las veces es lo mismo, viene la Policía en sus Toyota Hilux, revisan mi finca y después no pasa más nada. Mi hijo se cansó y publicó en Facebook que ofrecemos una recompensa para quien pueda aportarnos algún dato, porque sabemos que, si no, después no aparecerán los animales”, describió. También mostró su preocupación por la inseguridad sufrida: “en la comisaría de El Timbó ya me reciben como a un cliente habitué, después del noveno asalto ya no quise denunciar porque sentí que era en vano; me siento totalmente desprotegido aquí. No soy el único; al vecino se le meten a la finca en carros, en autos y en motos para robarle de a kilos las frutas. Este año tuvo que adelantar la cosecha y malvender la mercadería porque sabía que, si no, le iba a pasar lo mismo que en años anteriores. Otro caso: en Las Salinas a otro productor le robaron las vacas y lo dejaron sin nada”.

El productor ganadero señaló que habló también con el jefe de Investigaciones, Jorge Dib, y con el fiscal Diego López Ávila sobre el problema. “Nos atendieron muy bien y están trabajando en el caso, pero, la verdad, no tengo muchas esperanzas de que aparezcan; el fiscal nos dice que todos los días está recibiendo denuncias de este tipo”, completó. Además consideró que puede tratarse de delincuentes que contaban con algún conocimiento sobre los animales. “Eligieron las mejores ovejas; no sé cómo lo hicieron en medio de la oscuridad, pero las seleccionaron de entre las comunes”, lamentó.

“Antes me sacaron fumigadoras, herramientas de motor, un grupo electrógeno, de todo; hasta me rompieron el portón en una ocasión”, describió el ruralista, que adelantó que se contactará con Apronor, y con la Sociedad Rural para transmitirles su inquietud y acompañar un reclamo conjunto. “En Burruyacu están matando personas, estamos asustados y no sabemos qué hacer ya; lamentablemente hay más ladrones que policías. Hoy estamos todos armados, pero igual tememos, no queremos llegar al punto de tener que usar armas porque el mejor ejemplo es lo que pasó en Las Talitas hace unos días. La inseguridad no es una sensación, es real y va en aumento; yo doy gracias a Dios de que después de tantos ataques seguimos vivos”, concluyó.

Comentarios