¿Cuál es el trabajo ideal para los argentinos?

Según la consultora Randstad, hay seis ideas fuerza que deben reunir las empresas para captar al talento.

02 Sep 2020 Por Marcelo Aguaysol
1

TÉLAM

¿Qué es lo que hace que una empresa sea ideal para trabajar? Naturalmente que muchos postulantes pensarán que lo primero es el salario, con el que se busca aspirar un bienestar económico y personal, más allá de la coyuntura. Pero en período especiales como los que está viviendo el mundo, con una pandemia de covid-19 que ha cambiado los usos y las costumbres tradicionales, hay situaciones que superan lo económico. Por ejemplo, la seguridad en el empleo y también un buen clima en la oficina, en caso de aquellos sectores que, más allá de la cuarentena, van o deben ir a la empresa, de manera pesencial. En ese sentido, Randstad, una consultora especialidad en gestión del Capital Humano, ha desarrollado un estudio sobre las preferencias y expectativas de los trabajadores sobre desarrollo profesional, clima laboral, cultura organizacional, salario y beneficios, trabajo flexible, work & life balance y otros factores que dan forma a la percepción que tienen sobre el trabajo ideal.

Según la consultora, estos son algunos de los nuevos paradigmas que se imponen en tiempos de pandemia.

1. Un buen salario es solo el principio

Si bien salario y beneficios sigue siendo uno de los drivers más importantes a la hora de elegir un empleador, definitivamente ya no es el único. Si hablamos de atraer, retener y comprometer al talento, vemos que factores como el ambiente laboral, las oportunidades de desarrollo profesional y las opciones de trabajo flexible pesan cada vez más en las decisiones. El estudio muestra un aumento significativo en el atractivo de los beneficios laborales no monetarios como parte integral de la propuesta de valor de las organizaciones, por su impacto directo en el balance entre vida profesional y personal.

2. El clima, un intangible con peso propio

Comparando la evolución de las preferencias a lo largo de los últimos años, surge que el ambiente de trabajo agradable ha crecido en relevancia para los argentinos, situándose dentro del top 3 de los factores más valorados a la hora de priorizar los atributos que buscan en el empleador ideal. Existen múltiples elementos que inciden en la conformación de este intangible en la percepción de los colaboradores, desde la relación con colegas y jefes, al efecto motivación que se genera a través del reconocimiento y valoración por los resultados alcanzados, pasando por la comunicación y la cultura y valores que promueve la organización.

3. Sectores atractivos, imán para el talento

A la hora de optar por un empleador, los encuestados se inclinan por empresas pertenecientes a sectores de buena reputación, que les brinden confianza y seguridad laboral. En este sentido, surge que banca y finanzas, laboratorios, salud y cuidado personal, industria automotriz, software & IT, consumo masivo y gobierno son los sectores percibidos como más atractivos entre una lista de 21 industrias y mercados verticales representativos del perfil la de actividad económica y el empleo del país.

4. La crisis potencia el combo seguridad y flexibilidad

El estudio de Randstad revela que la prueba ácida de la coyuntura Covid y las perspectivas de inestabilidad económica potencian el rol de la seguridad laboral y la flexibilidad a la hora de identificar los factores más relevantes para los argentinos a la hora de elegir un empleador. Tal ha sido la consolidación que la coyuntura generó en la valoración de la seguridad laboral, que se destaca tanto entre quienes están trabajando actualmente, como entre quienes se encuentran en búsqueda activa de un nuevo empleo. Asimismo, la posibilidad de establecer esquemas de trabajo flexibles, tanto en horarios como en formatos, adquieren mayor relevancia de cara a la post cuarentena.

5. Formación y desarrollo de profesional en ascenso

Consolidado como uno de los tres factores más importantes para el talento, las organizaciones que ofrecen oportunidades de desarrollo profesional corren con ventaja en términos de atractivo empleador. El avance de la economía digital ya venía planteando enormes desafíos de formación por la cada vez más corta vida útil de las habilidades laborales y la pandemia global está siendo un acelerador de esos cambios. En ese contexto, la capacidad que desarrollen las empresas para formar y ofrecer posibilidades de desarrollo de carrera será uno de los factores de atracción y retención que se hará aún más relevante para el talento en el futuro cercano.

6. El rol de la cultura y ese “plus” que hace la diferencia

El estudio Randstad Employer Brand Research también avanza sobre las razones emocionales que hacen que los argentinos prefieran a un empleador. Así, la fortaleza de la cultura de una organización es un factor cada vez más importante a la hora de determinar el atractivo de su marca empleadora. En el mismo sentido, uno de los factores emocionales más destacado que caracteriza al empleador ideal es el sentido de propósito que puede ofrecer un trabajo. Esto es especialmente importante en el caso de centennials y millennials, dado que se caracterizan por buscar un propósito en sus tareas para poder sostenerlas en el tiempo y realizarse profesionalmente.

“El talento será el activo principal de las organizaciones para enfrentar los desafíos del día después de la pandemia. Con eso en mente, la gestión de la marca empleadora en las compañías tiene que tener en cuenta la sensibilidad del momento. Ya sea que necesiten contratar rápidamente, enfrentar una reducción de su dotación o algo intermedio, mantener sus valores y sus promesas de marca, de manera transparente y honesta, será clave para administrar su reputación en momentos de incertidumbre”, afirmó Andrea Ávila, CEO de Randstad para Argentina y Uruguay.

Comentarios