Se habría burlado de su vecino y murió apuñalado

El acusado fue detenido por la Policía cuando intentaba escapar del barrio.

TRABAJANDO. Los peritos del Ecif revisan la escena del crimen, que ocurrió en un barrio de Lastenia.  TRABAJANDO. Los peritos del Ecif revisan la escena del crimen, que ocurrió en un barrio de Lastenia.

Una nueva disputa entre vecino tuvo un trágico final. Un hombre falleció luego de que otro le aplicara una puñalada en el pecho. El agresor no soportó una broma que le habría hecho la víctima. De los 16 homicidios que se registraron en lo que va del mes, 15 fueron por peleas intravecinales.

El sangriento episodio se produjo ayer, pasado el mediodía, en el barrio de La Rivera, ubicado en Lastenia. Emanuel Alfredo Mansilla, de 27 años, se encontraba consumiendo bebidas alcohólicas junto a una prima en la galería de su casa.

De repente, David “Tibu” Galván de 24 años, pasó por el frente de ellos. Mansilla, al descubrirlo, comenzó a burlarse de él por una supuesta infidelidad que había sufrido. El joven, molesto, se dio vuelta e ingresó al domicilio.

“Tibu”, según las primeras averiguaciones, sacó un cuchillo y le aplicó un certera puñalada en el centro del pecho a Mansilla. Los parientes intentaron auxiliarlo y lo trasladaron hasta el Caps Santa Rita, de esa localidad, pero fue tarde. El joven ya había perdido la vida en el trayecto.

El agresor, de acuerdo a la investigación realizada por personal de la división Homicidios al mando de los comisarios Diego Bernachi y Juana Estequiño, huyó rápidamente del lugar y se dirigió hacia su casa. Allí se cambió y después intentó escapar, pero fue detenido por los investigadores.

Por orden de la fiscala Adriana Giannoni, los hombres de Homicidios, realizaron ayer por la tarde un allanamiento en la casa del acusado. En la medida, que fue supervisada por el prosecretario Marcelo Sallas, fue hallado un cuchillo tipo carnicero con una hoja de unos 20 centímetros, que será examinado para determinar si se trata del arma homicida. También se incautó una camiseta de fútbol con manchas pardo rojizas que coincidiría con la descripción de testigos respecto a las prendas que habría vestido el agresor.

Mansilla y Galván se conocían desde hace mucho tiempo, pero estaban separados por una profunda enemistad. Mantenían una diferencia que habría provocado que protagonizaran varios incidentes. El último, según fuentes policiales, se produjo el sábado. Varios testigos dijeron que por ese duelo, el acusado del crimen sufrió un corte en su cuerpo, lesión que fue confirmada por un médico forense.

CON CUSTODIA. Los policías vigilaron para evitar incidentes.  CON CUSTODIA. Los policías vigilaron para evitar incidentes.

Fuentes policiales indicaron además que, tanto la víctima como el agresor, habían sido detenidos en varias oportunidades por desórdenes en la vía pública y por delitos contra la propiedad.

“Se llevaban muy mal, donde se veían se decían de todo y comenzaban a pelear. La verdad es que sabíamos que esto terminaría mal en el algún momento. Y esa situación, lamentablemente, llegó”, comentó Mariana Fernández, una de las personas que se arrimó a observar el trabajo de los investigadores.

Mario Pedraza agregó: “desde el sábado que se venían ‘toreando’. La víctima se burlaba porque él habría tenido una relación con la mujer del matador. Pareciera que eso hizo enfurecer al ‘chango’, que lo terminó matando como a un perro. Pero quiero aclarar que ninguno de los dos eran muy queridos en el barrio”.

En lo que va del año se registraron 99 homicidios. En este mes, ya son 16 (el mismo número de agosto 2019), de los cuales 14 fueron en el marco de conflictos intravecinales.

Comentarios