Aguará Guazú avanza sin prisa, pero sin pausa - LA GACETA Tucumán

Aguará Guazú avanza sin prisa, pero sin pausa

Los planes 2020 del “Zorro” quedaron en stand by, salvo el del nuevo salón-gimnasio.

26 Ago 2020
2

OBJETIVO. La nueva estructura (arriba) contará con un salón multiusos, un gimnasio y una sala para dirigentes visitantes.

Cuando llegue el brindis de fin año, la gran mayoría no querrá ni acordarse de lo que fue 2020: una pasarela de sueños truncos y proyectos que no llegaron a ver la luz, o que quedaron boyando en la mitad de su desarrollo. Quizá sea por tratarse de una cifra redonda, el inicio de una nueva década; lo cierto es que había muchas expectativas y deseos de renovación puestas en este año.

Aguará Guazú, por caso, le apuntaba a un objetivo competitivo (afianzarse en la nueva categoría regional, el Ascenso), uno humano (fortalecer su franja de juveniles para garantizar la sustentabilidad deportiva del club) y otro edilicio (concretar su nuevo salón multiusos con gimnasio y otras prestaciones).

Por culpa de la pandemia, es probable que para el primero deba esperar hasta 2021. El incremento sostenido de casos confirmados de contagio en Tucumán sigue alejando el comienzo de la competencia, que en un momento se había previsto para septiembre, pero que hoy se encuentra postergada por plazo indefinido.

En cuanto al segundo, la situación obligó a interrumpir lo que venía siendo un buen trabajo de captación de juveniles, según lo calificó Sebastián Ávila, vicepresidente del club de Aguilares. “Estamos apenados por todo esto. Se nos truncaron varias cosas. En lo respectivo a los juveniles, tenemos un staff tremendo, que venía trabajando muy bien en la captación de chicos para reforzar las juveniles, una materia pendiente de los últimos años. Veníamos teniendo dos divisiones, pero queríamos completar las cuatro para entrar a competir. Y antes de que pasara todo esto, rondábamos los 90 chicos, un muy buen número”, cuenta el directivo, sin saber aún hasta qué punto impactará en esa población tanto tiempo de inactividad. “En el equipo femenino también había mucho entusiasmo, con un staff nuevo. Es un año atípico, pero esta pausa debe servirnos para recargar energías y volver con fuerza”, espera Ávila.

EXTRAÑANDO EL JUEGO. Por protocolo, los infantiles no pueden asistir al club.

Donde sí pudo avanzar el “Zorro” de Aguilares es en la construcción de la nueva estructura que combinará un salón multiusos con gimnasio. “Actualmente tenemos en la parte sur del predio un salón donde hacemos el tercer tiempo. La idea es mejorarlo, con una buena iluminación, poner el cielorraso, hacer el asador y una galería. A continuación, queremos comenzar las obras del gimnasio, con aberturas vidriadas, baños y vestuarios. Y entre el gimnasio y el salón multiusos, una salita para recibir a dirigentes de otros clubes”, detalla Ávila.

Pero hay más: también figuran la construcción de la secretaría y una sala de reuniones. “Queremos que el club esté lindo, para que quienes formamos parte de la familia de Aguará nos sintamos cómodos”, explica el vicepresidente, aunque admite que la suspensión de la actividad ha conspirado contra la celeridad de la construcción. “Ha disminuido el cobro de la cuota, que es lo que nos mantiene vivos. Lo que estamos haciendo es gracias a una plata que teníamos ahorrada, el aporte que llegó de la UAR, el de algunos socios y el del municipio, que siempre nos ayuda. Por supuesto, bienvenido sea el que quiera colaborar, donando cemento o ladrillos”, invita.

Panel coronavirus Tucuman

Estadísticas actualizadas de nuestra provincia Ver panel covid

Comentarios