Bayern Munich demostró un poder que avasalla y se metió en la final

Los alemanes llegaron al último partido tras una goleada y otra muestra de efectividad.

LETALES. Los alemanes festejan uno de los goles ante los franceses. reuters LETALES. Los alemanes festejan uno de los goles ante los franceses. reuters
19 Agosto 2020

De 1963 a la fecha Bayern Munich fue 29 veces campeón de la Bundesliga (desde 2013 viene obteniendo el título de forma consecutiva) y fue segundo 10 veces. Si trasladamos las estadísticas a la Champions League, suma cinco conquistas (la última en 2013) y cinco subcampeonatos.

Fundado hace 120 años, el club bávaro es, decirlo resulta casi una obviedad, una potencia del fútbol mundial.

Hasta en apodos no está corto: “El gigante de Baviera”: “Los bávaros”; “FCB”, “La Estrella del Sur”; “Los Rojos,”, “El campeón récord”; “La Bestia Negra”. Visto el fútbol que está desplegando en la actual Champions (y que Olympique de Lyon sufrió ayer con un lapidario 3-0) se podrían agregar varios más.

¿Podrá el domingo el equipo muniqués plasmar este presente con otra conquista rutilante cuando enfrente a París Saint Germain en la final?

Para encontrar la última derrota de Bayern Munich hay que remontarse al 7 de diciembre de 2019, cuando cayó 2-1 contra Borussia Mönchengladbach. Desde entonces disputó 29 partidos oficiales y ganó 28. El restante fue un empate sin goles contra Leipzig, otro de los cuartofinalistas de la Champions. Hizo en este lapso 97 goles y recibió 22.

}INDICACIONES. Hans-Dieter Flick conduce al equipo con acierto. reuters }INDICACIONES. Hans-Dieter Flick conduce al equipo con acierto. reuters

En la actual Champions ganó sus 10 partidos, incluyendo dos goleadas a Chelsea (global de 7-1) en octavos de final, y un 8-2 a Barcelona en cuartos de final. Más aún, el campeón alemán llega a la definición con su goleador en llamas: Robert Lewandowski suma la increíble cifra de 15 goles en apenas nueve presentaciones. El tanque polaco ayer hizo uno; los otros fueron marcados por Serge Gnabry.

Afirmado en el aporte de estos dos hombres, más lo que brindan Manuel Neuer, Joshua Kimmich, Alphonso Davies, Ivan Perisic y Thomas Müller, entre otros, el sólido equipo de Hans-Dieter Flick se postula a rey de Europa. Parece estar en el mejor momento para lograrlo.

Comentarios