La Unión Europea suspendió el ingreso de limones y naranjas de Argentina

La Federación que agrupa a productores citrícolas de todo el país se pronunció sobre la medida que afecta al sector.

14 Ago 2020
1

Los empresarios del sector citrícola nacional se notificaron hoy de que la Unión Europea (UE) suspendió las importaciones de limones y naranjas provenientes de Argentina. 

Cabe recordar que las exportaciones de limones a Europa habían sido suspendidas voluntariamente por el propio sector exportador argentino a partir del 1 de julio pasado. Esa fue una decisión acordada con el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

La suspensión por parte de la Unión Europea llega en momentos en que internamente se está realizando una investigación exhaustiva sobre las causas de las intercepciones que han tenido lugar y se han reforzado los controles de la fruta destinada a este mercado, en relación con esta plaga de preocupación cuarentenaria de la Unión Europea. 

Las causas invocadas aluden a la cantidad de detecciones de "manchas negras" en envíos de limones y algunas pocas de naranja. Es muy llamativo que la mayoría de tales detecciones se hayan dado en puertos españoles, y que muchas de ellas han sido inscriptas en el sistema informático de la UE -señalaron las autoridades de la Federación Argentina del Citrus-. Pero aún hoy no se encuentran documentadas debidamente -plantearon los productores-. Es de destacar que al momento de la voluntaria suspensión del limón quedaba aun un 20 % del programa de exportaciones por cumplir, pero la actual decisión de la Comisión Ejecutiva de la UE deja a la naranja con más de un 50 % de su volumen exportable, impedido de llegar a su principal destino.

En la piel del fruto

La "Mancha Negra" (Phyllosticta Citricarpa) es una fungosis que se manifiesta por pequeñas manchas negras en la piel del fruto, muchas veces imperceptibles en el empaque. Si bien es considerada cuarentenaria por el protocolo fitosanitario de la Unión Europea, es totalmente inocua para el consumo humano, es cuestionable su trasmisión por los frutos a las fincas y no causa daños en las plantas, más allá de sí misma. 

Los productores y exportadores de citrus, las entidades de asesoramiento técnico del país y el Senasa vienen trabajando intensamente y con altos costos a fin de brindar a la UE las seguridades necesarias que minimicen el riesgo de aparición de esta mancha en los envíos a nuestros clientes en todo el mundo.

A los citricultores argentinos les llamó la atención la actitud asumida por las asociaciones de productores y exportadores de citrus y del gobierno de España, que han propiciado una inusitada y arbitraria agresividad en los puertos españoles, en particular el de Cartagena, que fuera hasta el año pasado el principal destino de los citrus. "La invocación de la mancha negra, en muchos casos no demostrada técnicamente, es una barrera eficaz para frenar las exportaciones de limones y naranjas argentinos, con el consiguiente beneficio para su producción doméstica", afirmaron en un comunicado desde Federcitrus, que es la Federación que agrupa a productores citrícolas de Argentina.

Adicionalmente han logrado que la Comunidad Europea tome esta medida de enorme perjuicio para la actividad -dijeron-, para la economía de las regiones involucradas en la producción de cítricos y para miles de personas que dependen de ella en Argentina.

España parece olvidar su historia con Argentina. En particular ante la evidencia con los cítricos de nuestro país, que exporta a toda la Unión Europea desde hace 49 años, no habiendo ninguna evidencia de contagio de la denominada mancha negra en esta larga y rica historia en común.

"Hay otros actores españoles y europeos, que verán dañados sus intereses -advirtieron en ese documento-. El daño inmediato a la citricultura nacional es difícil de mensurar, dado que solo en la no exportación de naranjas están en juego alrededor de 40 millones de dólares y otro tanto por la suspensión anticipada de los envíos de limones. Pero hacia el mediano plazo, el perjuicio es mayor ya que se cierra hasta mayo del 2021 el principal mercado externo de los cítricos de Argentina que es la Unión Europea", insistieron.

Esfuerzo conjunto

"Los productores y exportadores de citrus argentinos y sus instituciones, junto con las entidades de asesoramiento e investigación -resaltaron-, continuaremos haciendo nuestro mayor empeño, trabajando y redoblando esfuerzos junto a la Cancillería, el Ministerio de Agricultura de la Nación y el Senasa, organismos que ya están abocados a reabrir el mercado comunitario para los limones y naranjas de Argentina", concluyeron en el comunicado oficial.

Comentarios