Gracias a Maradona, siente que dejará su huella

Díaz aparece en un libro que reúne imágenes alusivas a la internación de “El 10” en 2004.

11 Ago 2020 Por Mariana Apud
3

ORGULLOSO. Díaz posa con su amada guitarra y el libro en el que aparece. También guarda recortes.

Al nombre de Víctor Díaz lo debe haber leído en las secciones de LA GACETA más vinculadas a lo artístico. Entre tantas facetas que desarrolla en su vida, las de cabecera son músico y compositor, pero es un tema deportivo el que, según él, ya lo hizo dejar evidencia de su paso por este mundo. “Quedé inmortalizado para toda la vida”, sentenció. Semejante sentimiento es porque aparece en el libro “Cosecharás tu siembra” de Valeria Weiss, una recopilación de 140 fotos que la fotógrafa tomó durante la internación de Diego Armando Maradona en 2004. En la noche del 18 de abril, Maradona estaba entre la vida y la muerte, a tal punto que en las páginas de este suplemento deportivo los antetítulos de las notas eran “En manos de Dios”.

Díaz estaba radicado en Buenos Aires desde los 90. Partió para desarrollar su carrera de músico (tuvo apariciones en varios programas de TV), se convirtió en florista y, como lo hace actualmente, dio clases de guitarra, el instrumento que más domina. “Un amigo me dice un día: ‘Víctor vení, te quiero contar algo. Resulta que tengo un sobrino que se casó en España y me pidió que lleve cosas de Maradona. Llevé camisetas, fotos y un libro que lo compré en el shopping de Martínez. Leí en el avión este libro que se llama ‘Cosecharás tu siembra’ y vi que estabas vos’”, relató el curioso hecho.

Ya habían pasado casi dos meses del gravísimo estado de “El 10”. A todo esto, Díaz ya le había compuesto una canción al jugador que admiraba y sigue admirando. ¿Cómo es que llegó a las páginas del libro? “Llevé un póster con la letra de la canción para darle ánimos y fuerza. Cuando llegué, había un montón de gente. Periodistas de Italia, Inglaterra, camarógrafos y se habían puesto vallas”, recordó Díaz el panorama que encontró en la clínica Suizo-Argentina, tanto lo avasalló el escenario que dudó en dejar el cartel. “Ya me estaba volviendo, pero después decidí pegarlo. Si lo querían sacar, que lo saquen”, recordó. En ese momento la cantidad de objetos que empezaba a dejar la gente, fanática de Maradona, ya hacía presagiar que el lugar iba a convertirse en algo como un santuario digno de ser inmortalizado en imágenes, tal como consideró la autora del libro. Entre tantas fotos que sacó Weiss con su cámara, seleccionó la del tucumano y la puso en la página 42 de “Cosecharás tu siembra”.

Vaya casualidad, años después la escritora y también periodista pasó por la florería que Díaz tenía en Vicente López que por cierto le valió una nota en Clarín ya que además de vender flores, daba las clases de guitarra en el mismo lugar. “Era una florería con conservatorio de música, je”, sintetizó. Al pasar por la esquina de la avenida Maipú y Vergara, Weiss reconoció el póster que había fotografiado en la clínica donde estuvo Maradona. “‘Yo hice el libro’, me dice. ‘No lo puedo creer’, le respondí. Me mostró el DNI”, siguió el relato con más risas. “Eso fue como hace 10 años y me contó que el libro ya se vendía en ocho países”, comentó Díaz lo que charló en ese breve tiempo con Weiss. El hombre que toca ocho instrumentos musicales, cuando su amigo le contó que lo había visto en el libro, se fue a almorzar a un lugar elegante, recordó. “Así festejé. Era tanta mi felicidad que mi mente estaba en otro mundo. A tal punto que casi me atropella un auto cuando estaba por cruzar la avenida Maipú”, reveló Díaz.

Comentarios